Críticas a la DC por bochornosa jornada: Apoyaron control de identidad de Chadwick, pero anunciaron interpelación en su contra

Se acusa un "lavado de imagen"

Con los votos de la Democracia Cristiana (DC) este miércoles el Gobierno logró aprobar en la Cámara de Diputados el proyecto de ley impulsado por el ministro del Interior Andrés Chadwick, que busca rebajar la edad de las personas que pueden ser objeto de un control de identidad preventivo.

El avance de la iniciativa se logró luego de que la DC llegara a un acuerdo con el Ejecutivo, en términos de que este control pueda ser aplicado desde los 16 años y no a partir de los 14 como buscaba la administración del Presidente Sebastián Piñera.

Un nuevo respaldo de ‘la falange’ a una iniciativa de la derecha que volvió a generar críticas en el resto de la oposición, las que se agudizaron durante la tarde cuando la DC -en una particular maniobra política- anunció una interpelación en contra de Chadwick por su gestión en materia de seguridad.

Foto: Sergio Jorquera

“No entiendo que la DC en la mañana vote con el Gobierno (…) respecto al control identidad en 16 años, y en la tarde venga y diga que va a interpelar al ministro del Interior que lleva adelante esta iniciativa. Nosotros no nos vamos a prestar para un juego de esa naturaleza sin previamente conversarlo con todas las bancadas de oposición”, sostuvo el jefe de bancada del PPD, Ricardo Celis, como consigna La Tercera.

Por su parte, el diputado humanista Tomás Hirsch declaró que “somos tontos hasta las 12 nomás. Acá no se puede ser al mismo tiempo de oposición y de gobierno. La bigamia está prohibida en Chile hasta donde lo que yo entiendo”.

“Si la DC insiste en este camino se está prestando para ser un partido que apoya al Gobierno”, agregó el humanista, quien acusó que en la interpelación a Chadwick hay una intención de “lavado de imagen” de los democratacristianos precisamente por su respaldo a las iniciativas oficialistas. “Ningún humanista se va a prestar para firmar esta interpelación. No se hace así la política. Es un lavado de imagen que no tiene presentación”, sostuvo Hirsch.

Compártelo

Comentarios