Duras críticas de organizaciones de la sociedad civil al actuar del Gobierno frente a crisis del VIH

526

Fuertes críticas a la ausencia de esfuerzos en la prevención del VIH/Sida efectuaron organizaciones de la sociedad civil que trabajan el tema -entre ellas MUMS, Vivo Positivo y Movilh-, las que acusaron ante la Comisión Investigadora que las campañas solo se estarían enfocado a realizar el examen o test rápido para detectar la enfermedad.

En ese sentido, el representante del Movimiento por la Diversidad Sexual (MUMS), Fernando Muñoz, apuntó que los esfuerzos no se dirigen a los grupos más afectados. Junto con ello, añadió que se está frente a una epidemia masculina, ya que el 84 % de los contagiados son hombres.

“Se ha centrado mucho el esfuerzo en compra de antivirales; se ha centrado mucho el esfuerzo, que era necesario, en dar atención a las personas que viven con el virus; pero el trabajo en materia de prevención ha sido muy bajo; la inversión pública es muy baja y, por lo tanto, entendemos que es necesario reforzar esa parte”, enfatizó el dirigente.

Muñoz estimó que, en términos generales, hay un conocimiento de la población sobre el tema, pero que al mismo tiempo hay muchas imprecisiones. «Necesitamos reforzar el conocimiento de las personas para que hagan una mejor prevención. Y, por otra parte, es necesario trabajar en la estructura educacional formal. Ahí es donde estamos muy al debe. La educación sexual en Chile es una materia pendiente como país y es un tema que hay que discutir con las autoridades correspondientes”, planteó.

Por su parte, Manuel Jorquera, de Vivo Positivo, sostuvo que desde 2008 la respuesta al VIH/Sida ha sido inoperante porque no se ha fortalecido la prevención. A su juicio, Chile se está muriendo de Sida y no se considera urgente el contagio de la enfermedad.

Añadió que la demanda actual de los pacientes es difícil de atender por falta de personal capacitado y por la ausencia de mediciones con exámenes en el sistema público. Respecto al tratamiento universal, lo consideró efectivo para erradicar la infección.

Jorquera dijo además que el Sida afecta mayormente a la juventud porque tienen una frecuencia sexual distinta, con fiestas y plataformas de encuentro sexual, por lo que las políticas públicas se deben dirigir a ese grupo.

En tanto, Diego Ríos, del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), destacó que Chile está entre los 10 países del mundo con mayor aumento de casos de VIH/Sida, principalmente en jóvenes. Por ello, llamó a coordinar esfuerzos entre distintos ministerios para abordar la prevención y la educación de la población.

Relacionado:  Santiago y Estación Central pasarán a Transición el próximo lunes : ¿Qué está permitido y qué está prohibido hacer?

El Movilh también señaló que debieran realizarse estudios sociales para analizar el comportamiento amoroso, sexual y erótico de la ciudadanía.

“Es necesario incluir al Ministerio de Educación en estos temas y no solo al Ministerio de la Educación; el de Mujer y Equidad de Género, el del Trabajo. Y uno dirá, ¿por qué? ¿Qué tiene que ver el Ministerio del Trabajo? Podemos fomentar la prevención desde lo laboral. Tenemos que pensar que hay un grupo generacional que quedó sin educación sexual y que hoy está trabajando. Y es, desde ahí, desde lo laboral, que podemos entrar con conciencia, con conocimiento, con capacitaciones”, señaló Ríos.

El dirigente estimó necesario igualmente trabajar en conjunto «con universidades, colegios, generar conversatorios masivos; donde los más jóvenes, quienes tienen prácticas sexuales de riesgo, sean de la edad que sea, puedan acercarse a la información y puedan compartir experiencias».

El diputado Patricio Rosas (PS) coincidió con las organizaciones en que la prevención es fundamental. “Creo que de verdad es importante, como creadora de alerta social, y se dejó de trabajar en forma activa por el Ministerio de Salud en los últimos diez años; es un hecho objetivo de la causa y que se tiene que corregir”, enfatizó.

En tanto, la presidenta de la instancia, Claudia Mix (Partido Comunes), enfatizó que al revisar el detalle del presupuesto destinado al VIH se concluye que es insuficiente. “Cuando tú vas a la letra chica y te das cuenta que para hacer el trabajo de prevención, dispones de cinco pesos por habitante en la región, obviamente no te alcanza ni siquiera para un preservativo. Es decir, obviamente el tema del presupuesto va de la mano de hacernos cargo de verdad de esta problemática, de esta epidemia que tenemos hoy día y que es parte de la motivación que tuvimos para levantar esta instancia investigadora», sentenció la parlamentaria.

En ese sentido, consideró que el tema del presupuesto necesita cifras concretas, reales, transparentes, que sean entendibles para la población y sostuvo que los pacientes con VIH debiesen ser prioridad en los centros de salud, que requieren contar con equipos médicos preparados y con recursos para su adecuada atención.

Fuente: Cámara de Diputados