Ecuador le «recomienda» a Assange que salga de la Embajada y se entregue

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, depende de un salvoconducto de las autoridades británicas para poder ir a un tercer país. Sin embargo, las posibilidades de que lo obtenga son escasas.

Sobre este tema habló el canciller de Ecuador, José Valencia, quien aseveró que la mejor opción para el ciberactivista es entregarse, algo que las autoridades británicas también le han hecho conocer a Assange y sus abogados.

“El señor Assange tiene básicamente dos opciones: quedarse indefinidamente, porque las autoridades británicas nos han dicho (…) que ellos nunca van a autorizar un salvoconducto para que él salga de la Embajada a un tercer país; y la otra alternativa es que se entregue, nosotros creemos que es la más positiva para él”, dijo el canciller en una entrevista con la emisora local FM Mundo.

El diplomático ecuatoriano reconoce que obtener el salvoconducto sería lo ideal, pero que «no se puede seguir insistiendo en algo que no va a suceder«.

“Que salga, que tengan un entendimiento él y sus abogados con las autoridades británicas, porque lo buscan a él (…) para que comparezca ante un tribunal por haber quebrantado las normas de libertad provisional que tenía; que llegue a un entendimiento, un acuerdo (…) y que sobre esa base pueda proseguir con sus actividades libremente”, enfatizó Valencia.

Respetar lo pactado

Salir de la Embajada en cualquier momento y por cualquier otra razón que no sea lo pactado, mientras Assange decida quedarse, sería un quebrantamiento de las normas, y esto implica  que Ecuador levante el asilo. Por tanto, él deberá sujetarse a las normas establecidas el año pasado en el protocolo especial de visitas, comunicaciones y atención médica.

Assange se refugió en la sede diplomática en junio de 2012 y desde entonces ha perdido algunas causas. En 2015, el Gobierno británico rechazó la petición de Ecuador de un «salvoconducto especial» para el creador de WikiLeaks. Por tanto, si abandona la embajada podría ser inmediatamente arrestado y entregado a Estados Unidos.

Actualmente, el protocolo especial exige al fundador de WikiLeaks no pronunciarse sobre temas que puedan afectar a otros Estados y establece un procedimiento para recibir visitas o atención médica, entre lo más importante.

Víctima de la difamación

Días atrás, WikiLeaks pidió a periodistas que no reportaran 140 declaraciones «falsas y difamatorias» sobre su fundador, quien se niega rotundamente a salir de la sede diplomática, al señalar que su vida corre peligro.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, expresó en diciembre pasado, cuando se llevó a cabo la audiencia de apelación presentada por los abogados de Assange para que Quito dejara sin efecto el protocolo especial, que «está hecho el camino para que el señor Assange tome la decisión de salir a una casi libertad».

Por su parte, Reino Unido le ha garantizado que el australiano no sería extraditado a un país donde «su vida corra peligro». Pese a esto, el también periodista teme por su seguridad.

Detención inminente

En este panorama, medios reconocidos señalan que Assange “ha manifestado un creciente temor de ser expulsado de la embajada”, donde se encuentra asilado desde 2012, por lo que ya se reúnen recursos financieros para su posible defensa.

Según el portal Actualidad RT, la recaudación fue emprendida este jueves por la fundación estadounidense Courage, a través de la plataforma de financiación participativa GoFundMe, luego de declarar que la detención de Assange puede ser inminente.

¡Liberen a Julian Assange!

Ecuador nacionaliza a Julian Assange

4,223,414FansMe gusta
139,469SeguidoresSeguir
289,176SeguidoresSeguir
16,448SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -