EEUU

EEUU contrató a raperos para intentar impulsar cambios en Cuba

La estadounidense Associated Press ha hecho público un programa de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos cuyo objetivo era promover a raperos cubanos para convertirlos en activistas contrarios al gobierno de la isla.
Publicado en

Mundo / Política / Portada

0 0


Aldo y los aldeanos

Un nuevo escándalo sobre proyectos secretos ha sido descubierto por la agencia estadounidense Associated Press. Según la información publicada, la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos -la USAID- inició en 2009 una campaña para infiltrar músicos cubanos críticos con el gobierno para promover protestas juveniles; lo que la USAID llamaba ‘promoción de la democracia’.

Los documentos de la investigación llevada a cabo por la agencia de noticias recogen que en 2009 una entidad federal de Estados Unidos, la empresa Creative Associates International, envió a Cuba al serbio Rajko Bozic como supuesto promotor musical con el objetivo de reclutar a Aldo Rodríguez del grupo Los Aldeanos, uno de los raperos más conocidos en la isla.

Al parecer, Rajko Bozic, tras estudiar el hip hop cubano, comprobó que ofrecía un gran potencial para desarrollar el proyecto de la USAID destinado a desestabilizar el gobierno cubano creando confrontación entre su población más joven.

Cuando la empresa estadounidense contrató a Aldo y a otros músicos cubanos a través del contratista serbio Bozic, éste tuvo que mentirles porque se mostraban recelosos a trabajar para EEUU, según ha publicado AP. Para ocultar que Bozic recibía dinero de Creative, fue necesario crear una empresa pantalla en Panamá llamada Salida que encubriese el verdadero origen del salario de Rajko Bozic. «Todo giraba en torno a una estrategia de manipulación sutil» ha publicado al agencia.

Creative Associates International contrató entonces a Aldo y a otros músicos cubanos para proyectos aparentemente culturales pero que en realidad estaban dirigidos a impulsar su visibilidad y estimular a los fans a retar al gobierno cubano. «Para los raperos cubanos, la propuesta de Bozic de financiar un proyecto televisivo que mostrara el trabajo de los jóvenes músicos, sonaba sincero. La música se distribuiría en el entorno underground cubano en DVD y unidades de memoria. Era una propuesta atractiva y Aldo aceptó«, apunta la agencia.

El proyecto estadounidense trató de infiltrar festivales de música como el Festival Rotilla para «sembrar nuevas ideas en la mente de los organizadores y persuadirlos de enviar mensaje de alto impacto» a la audiencia, según un informe citado por AP.

En el año 2009 Aldo fue arrestado y Bozic fue sustituido por Adrián Monzón, un productor y presentador cubano que viajó por la isla en busca de jóvenes con conciencia social para conectarlos con una red llamada TalentoCubano.net. Los directivos de Creative esperaban que con esta red se pudiera crear un auténtico movimiento social.

En enero de 2010 Monzón, junto a un grupo de músicos jóvenes del proyecto ‘Talento Cubano’, viajó a Amserdam y a España para una supuesta capacitación de liderazgo que escondía una serie de actividades destinadas a preparar activistas. La agencia de noticias Associated Press ha relatado que durante su estancia en Europa, los jóvenes talentos aprendieron a realizar campañas y a pintar grafitos que destacaran temas políticos, entre otras actividades.

Ese mismo año un contratista de Creative advirtió de que las autoridades cubanas sabían que Bozic y otros colaboradores recibían dinero de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos y que su verdadero objetivo era socavar al gobierno cubano. Fue entonces cuando se dio por finalizado el proyecto ‘Promoción de la democracia’ de USAID.

En una declaración escrita, la USAID dijo que esos programas eran parte de un contrato de cuatro años que terminó en 2012 que en ningún momento fueron clandestinos, ni secretos.

Según Raúl Castro, Presidente de los Consejos de Estado y Mnistros de Cuba, estos hechos «confirma que dondequiera que haya un gobierno que no convenga a los intereses de los círculos del poder en EEUU y algunos de sus aliados europeos, se convierte en blanco de las campañas subversivas» en relación a lo acontecido recientemente en Ucrania y Venezuela.