El Congreso tendrá que ajustar su presupuesto para los nuevos parlamentarios sin generar más gasto

El nuevo sistema electoral que reemplazará en 2018 al sistema binominal aumentará el número de diputado de 120 a 155, y el número de senadores de 38 a 50, con el aumento de gastos parlamentarios que esto conlleva. El ministro de de Interior insiste en que el gobierno no destinará más recursos para sustentar el aumento de legisladores.
Publicado en

Chile / Política / Portada

0 0


Cámara Diputados Chile

En marzo de 2018, el Congreso sumará 47 nuevos parlamentarios (35 diputados y 12 senadores), lo que requiere un reajuste del presupuesto para afrontar el nuevo gasto parlamentario. El ministro de Interior, Rogrigo Peñalillo, ofrece un plazo de tres años al Congreso para que lleve a cabo un ajuste presupuestario, pues el Ejecutivo no destinará más recursos para el Parlamento.

El nuevo sistema electoral que se pondrá en práctica a partir de las elecciones de 2018 supondrá la llegada al Congreso de 35 nuevos diputados y 12 nuevos senadores. Esta ampliación demanda un esfuerzo financiero que requerirá, probablemente, la reducción de las dietas parlamentarias que, como ya han denunciado varios diputados, son excesivamente elevadas.

Las dietas de los parlamentarios ascienden a 9,1 millones de pesos brutos al mes, cifra que contrasta escandalosamente con los menos de 400 mil pesos que perciben siete trabajadores de cada diez.

En el caso del Senado, donde el número de diputados aumentará de 38 a 50, se presupone que el reajuste será sencillo, puesto que tras la eliminación de cargos en 2005 el presupuesto se mantuvo igual. “Siempre lo hemos dicho. No eroga gastos, porque hasta hace poco años había 49 senadores, entre vitalicios y designados, por las Fuerzas Armadas, y había Presidentes no electos democráticamente también en el Congreso. Ese presupuesto nunca se reingresó a las arcas para otros fines del Estado, sino que se mantuvo en el Congreso nacional. Así que en el senado no deberíamos tener problemas“, señaló el ministro Peñalillo.

El reajuste presupuestario en la Cámara de los Diputados se prevé más complejo, pues el número de parlamentarios aumentará de 120 a 155, lo que precisará el pago de 35 nuevas dietas parlamentarias. El presidente del Senado, Patricio Walker defendió: “Este proyecto tiene que ser financiado con recursos existentes. Si eso significa reducir dietas, asignaciones parlamentarias, gastos del Congreso, tenemos que buscar fórmulas“.

Hoy el presupuesto de la Cámara de los Diputados es de $ 61.814 millones y las 35 nuevas dietas sumarán $ 3.822 millones, lo que equivale a un 6,1% del marco presupuestario.

Parece que el cambio del sistema electoral binominal por uno más justo y representativo supondrá también el recorte en las dietas parlamentarias, decisión con la que deberían estar de acuerdo todos los parlamentarios teniendo en cuenta los millonarios sueldos que perciben.

A principio de este mes de abril un grupo de diputados liderado por Camila Vallejo, Gabriel Boric, Giorgio Jackson y Serguio Aguiló, presentaron un proyecto para disminuir la dieta parlamentaria a la mitad, proyecto que cuenta con el respaldo de más de 20 diputados. El gobierno justificó los altos sueldos de los parlamenatarios como arma para prevenir la corrupción, pero los últimos acontecimientos demuestran que esta iniciativa no ha sido precisamente efectiva.

Después de un año, nosotros con más de 20 parlamentarios que han firmado este proyecto de acuerdo, queremos pedirle a la Presidenta de la República que le ponga urgencia a este proyecto. Nosotros creemos que, sobre todo en este ambiente de crisis y de desconfianza en la política, hay que retomar el tema de cuál es el valor del trabajo y de las desigualdades que existen en nuestro país y cómo podemos atacarlas desde distintos frentes”, defendió Georgio Jackson.

Compártelo

Comentarios