es Spanish

El acuerdo tiene que ser aprobado por el Congreso

El electo presidente de Guatemala anunció que modificará el acuerdo migratorio con EE.UU.

Alejandro Giammattei aseveró que el pacto “no le conviene al país” centroamericano ya que este no tiene capacidad de atender a migrantes


El presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammattei, afirma que el sellado acuerdo migratorio con EE.UU. no le conviene al país y busca modificarlo.

“(Veremos) qué es lo que podemos hacer para poder sacar de ese convenio las cosas que no convengan o cómo podemos hacer para llegar a un acuerdo con el Gobierno de Estados Unidos para poder tranquilizar las aguas”, señaló este domingo el médico derechista.

En una entrevista que concedió a la agencia de noticias británico Reuters poco antes de que se conociera que había ganado las elecciones presidenciales, Giammattei aseveró que el pacto “no le conviene al país” centroamericano ya que este no tiene capacidad de atender a migrantes.

Insistiendo en que el acuerdo tiene que ser aprobado por el Congreso guatemalteco, el veterano político indicó que es posible que el mismo EE.UU. haga cambios en lo acordado para frenar bloqueos de tribunales estadounidenses, pues, recordó que un juez federal de Washington (capital estadounidense) suspendió, en su día, un decreto presidencial para solicitantes de asilo en el país norteamericano.

Durante su campaña. Foto: EFE/ Esteban Biba.

Giammattei, que salió victorioso de los comicios tras una campaña marcada por promesas de combatir la pobreza y la violencia que disparan la migración, aseguró luchar contra los elementos que provocan la migración de sus compatriotas y puso en entredicho el polémico muro del presidente de EE.UU., Donald Trump, para impedir el flujo migratorio.

“Un muro físico no detiene la migración. Lo único que detiene la migración son muros de prosperidad. Si la gente tiene vivienda, salud, educación, seguridad y empleo, ¿quién se va?”, se preguntó.

Washington y el Gobierno saliente de Guatemala, presidido por Jimmy Morales, firmaron a finales de julio un acuerdo de cooperación respecto al examen de solicitudes de protección con Estados Unidos” para frenar la migración irregular, que la Casa Blanca definió como un convenio para convertir a la nación centroamericana en un tercer país seguro.

Las carencias de infraestructura y la falta de recursos económicos para cumplir compromisos adquiridos, así como la falta de transparencia en torno a la suscripción del polémico pacto, han provocado duras críticas en Guatemala al pacto migratorio con Estados Unidos.

El acuerdo permite al Gobierno de EE.UU. devolver al país centroamericano a migrantes que soliciten asilo en su territorio y tendrá una vigencia de dos años. 

De acuerdo con el procurador de los derechos humanos de Guatemala, Jordán Rodas, el pueblo guatemalteco fue engañado, pues mientras Morales negaba que se tratase de un acuerdo de un “tercer país seguro”, Trump lo celebraba como tal.

Vía Hispantv

Continúa leyendo…

Facebook Comments

4,236,865FansMe gusta
164,542SeguidoresSeguir
290,457SeguidoresSeguir
16,469SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -