Udicosas

El patético manifiesto del diputado UDI Ignacio Urrutia

El diputado gremialista parece encarnar lo más deleznable de nuestra clase política más conservadora. Declaración tras declaración enloda más su imagen que pretende ser un clásico hombre de campo de conducta intachable. Sin embargo, Urrutia ha demostrado que no tiene manejo y no intenta siquiera enmendar sus errores. Un espacio que pudo reivindicar su postura, se transforma en vitrina de valores obsoletos que no contribuyen a la sociedad.
Publicado en

Chile / Política

0 0


urrutia

A través de un manifiesto el diputado UDI, Ignacio Urrutia dio a conocer pasajes de su historia y el contexto de sus controversiales declaraciones sobre la homosexualidad. Urrutia, quien se ha hecho conocido por referirse a los homosexuales como «maricas», por hacer un homenaje al dictador el mismo día en que se conmemoraba el Día Internacional de los Derechos Humanos -a través de un minuto de silencio que generó el abandono de la sala por parte de la mayoría de los parlamentarios- y defender al cura O’Reilly, expresó a través de un espacio en  La Tercera facetas desconocidas con un tono bastante sencillo y que dan la impresión de que intentó argumentar los dichos y acciones que lo han posicionado como uno de los personeros de la UDI más cómicos, polémicos y nefasto símbolo de que todavía quienes legislan para el pueblo incurren en prácticas repudiables como han sido sus dichos.

Contó que debido a la dura formación que le dio su padre, está acostumbrado al orden y la firmeza. Que ve las teleseries turcas y que va al Club Hipico con otro servidor de la dictadura: Kike Morandé. Sobre los homosexuales expresó que lo han malinterpretado, pero reafirmó que  si el dice que ellos «son finos» es también porque así los caricaturizan en la televisión: «Bueno, no es tan hombre, porque si no, no lo caricaturizarían como lo hacen. Basta ver el programa de la Pituca sin Lucas. Ahí hay un actor que hace de homosexual. ¿Por qué lo caricaturizan de esa manera? Yo pienso que lo hacen porque consideran que son así. Más finos» afirmó el UDI.

 Se declaró llorón  y lector de novelas que lo empujan a leer con un pañuelo en mano para secar las lágrimas. Además, narró que después de hacer el homenaje a Pinochet en el Congreso y expresarse en contra de Allende -poniendo al ex presidente a la altura del tirano- recibió muchas críticas e incluso amenazas de muerte a través de la cuenta de Facebook que le maneja su esposa.

A partir de esta historia que pasa desde su vida como «huaso» a su carrera como político, se desprende una cuota de esa vieja versión del gremialista clásico, ese que contaba que comía en la misma mesa de sus peones y que por ello sabe lo que es la vida dura. El que hace alarde de ser un hombre de campo, pero no distingue que sus manos no trabajan como las del campesino obrero. Esta declaración naif del diputado pudo ser una tierna manifestación de un hombre que ha generado rechazo y nos ha recordado que por más renovados que se planteen algunos sectores, hay fracciones de estos que siguen defendiendo torpemente el conservadurismo que limita con el absurdo.

Sin embargo, sus declaraciones sobre los homosexuales tienen algo de verdad: la televisión insiste en las caricaturas. A pesar de estar en pleno siglo XXI y los avances en materias de igualdad de derechos, el rol educativo del medio de comunicación más masivo de todos no se ha actualizado para barrer con personajes que lamentablemente respaldan y suscitan impresiones como las de Urrutia. Lo que dijo está fuera de lugar, pero no sorprende. ¿Qué más podríamos esperar de un manifiesto tan pobre como anecdótico de la mano de un político de su talla?.

Luego de esta publicación, se generaron diversas reacciones que difícilmente disocian los episodios que lo han instalado en las portadas: homenajear a su «general», defender la inocencia de O’Reilly y atentar contra la dignidad de personas homosexuales . Es así como por ejemplo, el miembro del PRO, consejal de Providencia y activitista homosexuales Jaime Parada se refirió a este manifiesto publicado ayer domingo y dijo a través de su cuenta de Twitter: «Leo el manifiesto del Diputado Ignacio Urrutia, UDI, y confirmo lo que ya sabemos: es tonto como una puerta». Además agregó que «Desde el manifiesto de Felipe Ward que no leía tanta sandez. Sólo un UDI supera a otro UDI. Felicitaciones Diputado Urrutia!».

 Reacciones en Twitter:

 


Revisa también:

Ignacio Urrutia: El UDI que votó en contra de revocar la nacionalidad a O’Reilly y preparó homenaje a Pinochet.