Escándalo de corrupción de Petrobras salpica al expresidente brasileño Fernando Collor de Mello

76

Fernando Collor de Mello

El caso de corrupción relacionado con la brasileña Petrobras se ha convertido en una gran tela de araña tejida cuidadosamente durante años que involucra a más personas de las imaginables. El último nombre que ha salido a la luz es el del ex presidente de la República Fernando Collor de Mello, acusado de recibir sobornos por valor de más de un millón de dólares por parte de BR Distribuidora, una empresa subsidiaria de la petrolera.

La acusación del que fuera presidente de Brasil entre 1990 y 1992 procede de Alberto Youssef, un contrabandista implicado en el desvío y blanqueo de miles de millones de dólares que, gracias a un acuerdo con la justicia brasileña, se ha convertido en el mayor delator de la trama de blanqueo de dinero y corrupción en la que se encuentra inmersa Petrobras.

Según las confesiones de Youssef publicadas por el diario Folha de S. Paulo, Fernando Collor de Mello habría recibido en 2012 sobornos a cambio de un contrato de más de cien millones de dólares entre una red de gasolineras y la empresa BR Distribuidora. Según esta versión, el mediador entre el ex mandatario y las empresas fue el consultor Pedro Paulo Leoni -ministro de asuntos estratégicos de Collor de Mello- y el dinero para el acuerdo fue recaudado en efectivo en estaciones de servicio  y pagado en tres cuotas.

Por su parte, el expresidente negó su relación con la trama así como con el delator, y aseguró que las informaciones que maneja la prensa proceden de testimonios «tomados en circustancias que bordean la tortura de un notable violador de la ley«.

Relacionado:  Venezuela: sector construcción será el primero en salir de la cuarentena

Desde el pasado 2014, la petrolera Petrobras se ha visto involucrada en un enorme entramado de corrupción relacionado con contratos amañados, cuentas bancarias vaciadas en repetidas ocasiones, maletines llenos de billetes, sobornos y envío de fondos para financiar campañas políticas; en el que se han visto involucrados hasta 28 miembros de varios partidos y altos cargos de la petrolera.