Iniciativa Ciudadana de Ley: ¿Aprobando la asignatura pendiente?

Han pasado cinco años desde que diputados de todas las bancadas presentaron la primera propuesta para que Chile disponga de un mecanismo que permita a los ciudadanos proponer leyes al Congreso. La propuesta no prosperó y hoy sigue siendo una asignatura pendiente. No ha sido hasta este mes de abril que la cuestión se retomó tras la presentación de un nuevo proyecto de la mano de Amplitud.

De la mano de los diputados Pedro Browne y Joaquín Godoy, la propuesta busca poner a disposición de la ciudadanía herramientas de participación política que equiparen a Chile con Alemania, Argentina, Colombia o España, en esta materia.

firmas

En conversación con El Ciudadano, el diputado promotor de la iniciativa, Pedro Browne, destaca que aquello que diferencia a este proyecto del anterior Iniciativa Popular de Ley, presentado en 2011, es que «fija condiciones para la tramitación del proyecto ya que si a los seis meses de ingresar esta iniciativa no hay tramitación, el Gobierno tendría la obligación de ponerle discusión inmediata«. Y agrega: «Cuando una iniciativa ciudadana de ley cumplió todos los requisitos, sería muy frustrante que una vez ingresada al Congreso, nunca se tramite».

«Si se le pone una barrera alta, que es el certificado de garantía de firmas de los ciudadanos que defienden el proyecto, el Gobierno tiene la obligación de tramitarlo. Puede rechazarlo, puede no aprobarlo, pero que el proyecto se tramite», insiste Browne.

Otro aspecto que subraya del proyecto es que garantizará la representatividad porque «la cantidad de firmas que tenga que tener este proyecto sería la equivalente a los votos que sacó el último diputado en la última elección, es decir, entre 5.000 y 7.000 firmas».

El parlamentario considera que «muchas veces la ciudadanía no se siente representada por lo que pasa en el Congreso» y que hasta el momento la participación ciudadana en política en este país ha sido «un buen eslogan» pero no ha tenido medidas concretas.

Lo mismo opina sobre la participación ciudadana en el Proceso Constituyente: «De nuevo quedamos en un anunciado atractivo pero que en la bajada y en la realidad no será así». Y agrega: «Es una participación consultiva pero no vinculante y eso hace que al final, de nuevo, el resultado genere más frustración respecto a la participción que si se hubiera hecho una ley directamente desde el Gobierno».

Como es de esperar, la oposición no aplaudirá una iniciativa impulsada desde el Ejecutivo, por mucho que fomente la implicación de la ciudadanía en la política, un tema en que -por lo menos Amplitud- se ha mojado. Y es que, en lo que se refiere a mecanismos de participación directa de los chilenos y chilenas en la política, el centro-derecha está metiendo un golazo a la Nueva Mayoría, que sigue viéndolas pasar. La coalición espera que la participación ciudadana en el Proceso Constituyente que promueve sea masiva y exitosa, pero no ha hecho ningún esfuerzo para poner a disposición de los ciudadanos herramientas que fomenten el interés ciudadano para acercarse a la política ni tampoco para evidenciar cómo esa cuestión es de importante. ¿Es que la izquierda se olvidó de la participación?

Meritxell Freixas

4,223,414FansMe gusta
139,469SeguidoresSeguir
289,176SeguidoresSeguir
16,448SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Conmebol repartirá $ 70 millones en la Copa América

El torneo contará con 12 selecciones participantes, los diez miembros pertenecientes a la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL), más Japón y Catar.
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -