La opción del uso de la fuerza militar en Venezuela enfrenta a Colombia y Rusia

1219

Rusia reiteró nuevamente esta semana su postura de rechazo a la opción del uso ilegítimo de la fuerza militar contra el Gobierno de Venezuela, por parte de las administraciones que apoyan a la oposición, entre ellas las de Estados Unidos y Colombia.

Sin embargo, esta vez se generó una disputa diplomática con Bogotá, porque el mensaje ruso iba escrito en una carta que envió el Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia (la Duma) al Congreso colombiano, a través de la Embajada del Kremlin en ese país.

«El uso ilegítimo de la fuerza militar contra Venezuela por parte de otros Estados que respaldan a la oposición será interpretado por el Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia como un acto de agresión contra un Estado soberano y una amenaza a la paz y seguridad internacionales», dice la misiva con fecha del 29 de marzo.

Los parlamentarios rusos enviaron el texto con el objetivo de dejar claro ante los congresistas colombianos su posición sobre el intento de distribuir la supuesta ayuda humanitaria en Caracas, reseñó Sputnik. 

El pasado 23 de febrero, el autoproclamado «presidente interino» de Venezuela, Juan Guaidó, intentó forzar la entrada de esos cargamentos por la frontera con Colombia, con el respaldo del presidente de esa nación, Iván Duque, y el patrocinio de Washington.

La respuesta de Colombia

Al Gobierno colombiano no le gustó que Rusia rechazara una intervención militar en Venezuela y respondió desde el enojo.

El canciller Carlos Holmes Trujillo dijo que «las acusaciones contenidas en dicha declaración no corresponden a la realidad y constituyen una distorsión de la posición de Colombia, compartida por varios países de la región, y de sus actuaciones concretas en relación con el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro en Venezuela».

Según él, «la transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos pacíficamente y en el marco de la Constitución y el derecho internacional, apoyada por medios políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza».

Para finalizar su respuesta, lanzó una amenaza a Moscú: «Cualquier despliegue o incursión militar en apoyo al régimen de Nicolás Maduro pone en riesgo la transición democrática y la normalización constitucional en Venezuela, y constituye una amenaza a la paz, la seguridad y la estabilidad en la región».

Relacionado:  Bancada PC por impuesto a los "súper ricos": El Congreso no puede dejarse intimidar por el gran empresariado

Una mala interpretación de Bogotá

Después de la polémica, una fuente de la embajada rusa en Colombia aclaró a Sputnik que el Gobierno colombiano interpretó erróneamente la carta y lamentó la respuesta del canciller.

«La carta lo que refleja es la posición del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación Rusa y la mala interpretación que ha hecho Colombia de la misma es una pena para nosotros», manifestó la fuente desde el anonimato.

Aclaró que se trata de un documento parlamentario y por eso la Embajada remitió la carta al Congreso y no a la Cancillería, «como intercambio de opiniones y no como una advertencia o una afrenta».

La Duma rusa no quiso incomodar al Gobierno colombiano. Foto: Web.

Asimismo, explicó que en ningún apartado del texto de la declaración se hace la mención específica, directa o indirecta, de la República de Colombia, de la posición expresa de su Gobierno sobre los sucesos dramáticos de Venezuela, ni de su respuesta a la crisis de ese país vecino.

“El diálogo directo entre los parlamentos es una práctica ampliamente reconocida y aceptada que constituye un formato legítimo de la diplomacia parlamentaria y no requiere intermediación alguna del Poder Ejecutivo», agregó.

La fuente diplomática también mencionó que la carta fue enviada, además de a Colombia, a «la Organización de las Naciones Unidas, la Unión Interparlamentaria, la Asamblea Interparlamentaria de los Estados-Parte de la Comunidad de Estados Independientes y a la Asamblea Parlamentaria de la Organización del Tratado sobre la Seguridad Colectiva».

Así como a la Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, el Parlamento Europeo, el Parlamento Latinoamericano, el Parlamento del Mercosur y al Parlamento Centroamericano.

Venezuela abre centro de entrenamiento militar con apoyo de Rusia

“Rusia no amenaza a nadie”: Lavrov dice que personal militar estará en Venezuela el tiempo necesario