Molestia causa negación de nacionalidad por gracia a Tompkins: Comparan su caso con el de Paulmann y O’Reilly

212

tompkins_wide-7de9f0918b6db74f9c084fdf87a822494641d048-s900-c85

Este jueves 1 de diciembre la Cámara de Diputados rechazó otorgar la nacionalidad chilena por gracia y en forma póstuma al ciudadano y ecologista estadounidense Douglas Tompkins. La iniciativa obtuvo 34 votos a favor, 12 en contra y 25 abstenciones, no consiguiendo el quórum necesario para ser aprobada.

La negación de la nacionalidad al activista, quien falleció abruptamente el pasado 8 de diciembre al accidentarse en kayak en Coyhaique, ha causado un masivo rechazo, el que se ha expresado, por ejemplo, a través de redes sociales. Allí los usuarios han puesto en la balanza los méritos que tendría el norteamericano frente a la carencia de éstos por parte de otros extranjeros a quienes sí se les ha otorgado el reconocimiento.

Paulmann y O’Reilly

Quienes han salido al baile han sido principalmente el empresario alemán y controlador de Cencosud, Horst Paulmann, y el sacerdote irlandés de Los Legionarios de Cristo, John O’Reilly.

Los cuestionamientos surgen principalmente por los méritos no reconocidos por el parlamento y que se le atribuyen a Tompkins como restaurador y conservador medioambiental, labor que tuvo su expresión más conocida en el Parque Pumalín. Tras el fallecimiento del activista, su viuda, Kristine McDivitt, ofreció al Estado chileno la donación de 410.000 hectáreas pertenecientes a esa reserva natural.

En la otra vereda está Horst Paulmann, quien en septiembre de 2005 recibió la nacionalidad chilena por gracia, tras la aprobación en el Congreso de un proyecto de ley impulsado por el entonces presidente Ricardo Lagos.

En mayo de 2011 fue enviada al parlamento una moción para revocar esta nacionalidad por gracia. Uno de los  argumentos de los diputados de la entonces Concertación fue el fraude aduanero llevado a cabo por ejecutivos de Cencosud tras el terremoto de 2010, cuando la empresa ingresó al país mercadería proveniente de Argentina haciéndola pasar como “ayuda humanitaria”. En segundo lugar, se señaló que Cencosud realiza “graves vulneraciones a los derechos humanos de sus trabajadores”, mencionando entre ellos una denuncia de empleados que aseguraron haber sido obligados a usar pañales durante su jornada laboral. Y, por último, se argumentó en contra de Paulmann los cobros abusivos en las tarjetas de crédito del holding que controla, lo que se tradujo de hecho en una demanda colectiva interpuesta por el Sernac.

Relacionado:  Piden beneficios para familiares de trabajadores de la salud que fallecieron tras contraer Covid-19
Foto: t13.cl
Foto: t13.cl

John O’Reilly es el otro extranjero cuyos antecedentes han sido comparados por quienes critican el rechazo del reconocimiento a Tompkins, debido a que en noviembre de 2014 el religioso fue condenado a cuatro años de libertad vigilada por abuso reiterado en contra de una menor de edad, mientras ella era alumna del Colegio Cumbres perteneciente a esa congregación.

Al irlandés el Senado le otorgó la nacionalidad por gracia en 2009, la que finalmente fue revocada por la misma Cámara Alta en marzo de 2015. La decisión fue adoptada justamente tras el juicio por abuso sexual en donde, paradójicamente, O’Reilly usó como argumento para disminuir su condena el reconocimiento como ciudadano chileno brindado por el parlamento.

Acá algunos otros tuits en donde los usuarios manifiestan su molestia por lo ocurrido con Tompkins.

 

Daniel Labbé Yáñez