Mossad se infiltra en América Latina

865

Un informe del diario israelí Haaretz ha revelado que la empresa de seguridad privada CST Global sirve de fachada al Mossad, organización de inteligencia israelí.

La firma israelí CST Global, dirigida por el mayor general retirado Israel Ziv, que se desempeñó como jefe del Departamento de Operaciones del Ejército del régimen de Tel Aviv, está especializada, entre otras cosas, en el comercio ilegal de armas y la oferta de mercenarios: vende asesoramiento a las fuerzas militares de varios países latinoamericanos y africanos, y también les brinda entrenamiento.

Sin embargo, los objetivos de esta compañía serían otros, una tapadera para las actividades del Mossad. Infiltrada en Colombia, Perú y Panamá -estos tres países reciben servicios de CST Global-, ya ha provocado problemas en Colombia y Perú, y facilitado la presencia de personal israelí en varios ministerios de Panamá.

De hecho, las actividades de CST Global en Colombia consistirían, especialmente, en orquestar estrategias contra los gobiernos de países como Venezuela y Ecuador.

Y en la misma dinámica, Ziv firmó en 2009 un contrato con el gobierno de Perú para entrenar a las Fuerzas Armadas de este país por un costo de 9 millones de dólares anuales. La empresa suscribió acuerdos semejantes con Togo, Guinea, Gabón y Nigeria. En mayo de 2009, llegó a un acuerdo con el general guineano Moussa Dadis Camara que habilita a la empresa para formar -también le da acceso- a la Guardia Presidencial, por un monto de 10 millones de dólares al año. El contrato también incluía el equipamiento de los miembros de la Guardia.

El ex ministro israelí de Relaciones Exteriores, Shlomo Ben-Ami, trabaja con esta empresa que, actualmente, extiende sus tentáculos hacia los proyectos civiles.

Relacionado:  Basura electrónica acumulada en el 2019 equivale a 350 cruceros del tamaño del Queen Mary 2

Mj/rf/nii/Hispan TV