Líderes de Cuba y Estados Unidos estuvieron reunidos tres horas

Obama y bloqueo: “Todo lo que hemos hecho en 50 años no ha servido de nada”

Raúl Castro y DD.HH.: "Dame una lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos". Obama: "El destino de Cuba no será decidido por Estados Unidos ni por ninguna otra nación. “El futuro de Cuba será decidido por los cubanos". Raúl: "Y estoy seguro de que lograremos vivir pacíficamente en un ambiente de colaboración como ya estamos haciendo".

obama y raulSemejantes cuñas, que de paso prometen mantener ocupados en las próximas horas y días a editorialistas y analistas en todo el mundo, no forman parte de un diálogo entre los mandatarios de Estados Unidos y Cuba, sino de las respuestas que a su turno ambos dieron a los periodistas en una rueda de prensa conjunta, tras una reunión que se extendió por tres horas en el salón de la Revolución.

En la ocasión el Presidente Barack Obama –quien se encuentra en su último año en la Casa Blanca– habló de todo en La Habana, lugar al que llegó este domingo acompañado por su familia y una delegación de congresistas norteamericanos. Durante la conferencia que dio junto a Raúl Castro, Obama se refirió a ley que impuso el bloqueo económico a la isla hace más de medio siglo, y que ha dificultado su desarrollo, en especial, tras la caída de la Unión Soviética, su principal socio político y comercial durante la Guerra Fría.

“Todo lo que hemos hecho en 50 años no ha servido de nada”, sostuvo Obama en clara alusión a los magros resultados de la medida tomada en represalia por la alianza de la isla con Moscú.

Sin mencionar que la decisión de acabar con el bloqueo pasa por el Congreso, donde la mayoría está en manos de los republicanos, Obama dijo que no existe impedimento para que emprendedores del norte emprendan en Cuba, por ejemplo en materia de conectividad.

“Dame una lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos”, dijo Castro molesto frente a la pregunta de la prensa visitante. Y luego agregó: “Si hay una lista, por la noche van a estar sueltos”. Por su parte, Obama reconoció que, no obstante la cordialidad del encuentro, ambos países aún mantiene fuertes diferencia en materia de derechos humanos y democracia, aunque aclaró que nadie más que los cubanos decidirán su futuro.

En tanto, el hermano de Fidel no dejó pasar la oportunidad para expresar un sentimiento muy arraigado en la población cubana, consistente en la firme convicción que Estados Unidos debe devolver los terrenos donde se emplaza la base naval en la bahía de Guantánamo.

Las palabras dichas por ambos líderes en La Habana suponen sendos análisis, los que ya han sido etiquetados como ‘postales que deja la visita de Obama a Cuba’, la primera de un presidente norteamericano desde 1928, quien arriba atado de pies y manos por la mayoría republicana en el Congreso de su país que le impide levantar el embargo; mientras, el segundo, sin mucho espacio para hacer desafíos públicos parece convencido que llegó la hora de hacer cambios más profundos en su país. Cierto o no, el norteamericano y el caribeño se transformaron durante la jornada en el platillo preferido de una prensa siempre ávida de respuestas de alto impacto.

Compártelo

Comentarios