es Spanish

Dirigentes acusan uso de "palos blancos"

Organizaciones de pueblos originarios promueven acuerdo adquirido en el Senado contra «fraudulenta consulta indígena»

Como «un paso necesario y que ha probado efectividad» calificaron los dirigentes de la Asamblea Originaria por la Descolonización y la Plurinacionalidad (ASODEPLU) un proyecto de acuerdo que presentarán nuevamente al Senado, con el objetivo de que esta instancia solicite que se ponga fin a la consulta indígena sobre tierras que promueve el gobierno de Sebastián Piñera.

En este contexto, Ercilia Araya Altamirano, presidenta de la Comunidad Indígena Colla Pai Ote de Atacama, indicó que la consulta «pretende debilitar la protección de la ley a las tierras indígenas, facilitando que queden en manos de privados, de empresas mineras y extractivas. En vez de fortalecer la restitución, se favorece la venta a personas no indígenas. Sin nuestras tierras, poco a poco nos extinguiremos, por eso nos oponemos a esta consulta y pedimos al Senado que se ponga a la altura».

Palos blancos

Esteban Araya Toroco, likan Antai, presidente de la Asociación Indígena de Regantes y Agricultores Lay Lay de Calama, acusó que «estas consultas están llenas de palos blancos. No dejan que los pueblos presenten actas de oposición, se encierran en cuatro paredes con personas que ni siquiera tienen tierras o que no viven en los territorios, para consultarles a ellos las reformas. Creemos que el Senado puede detener esta agresión y fraude que pretende validarse ante nuestros ojos».

Una tesis refrendada por Denis Quichel Antillanca, mapuche y presidenta de la Asociación Newentwaiñ de Concepción, quien apunta que «la existencia de palos blancos es indesmentible. Han traído hasta dirigentes vecinales y funcionarios públicos disfrazados de indígenas para validar firmas, pero a las comunidades reales, no se les ha escuchado». En ese sentido, la dirigenta recuerda que el Convenio 169 «ordena consultar a las ‘autoridades tradicionales’ de los pueblos, no a personas individuales, ni menos valida palos blancos». «No toleraremos esta agresión y falsa representatividad», concluye.

Consulta militarizada

Por otra parte, Ariel León Bacián advierte que «las comunidades y pueblos denuncian presencia de Fuerzas Especiales en cada consulta, lo que produce un natural amedrentamiento y violencia». «No hay un espacio de diálogo garantizado si hay presencia de policía militarizada», apunta el dirigente.

Verónica Henríquez Antimanqui, mapuche, presidenta de la Asociación Futa Trawun de Paillaco, sostiene al respecto que «la militarización del proceso también pasa por ordenar a conscriptos a asistir a las consultas. Además, cada vez que vamos a las consultas, sólo se nos pide nuestra firma, pero tienen todo hecho. Cuando hacemos propuestas concretas, las medidas consultadas no se cambian una coma». «Sabemos que el Gobierno tiene todo armado. El proceso va mal en todo Chile y el Senado debe velar por nuestros derechos», señala.

El acuerdo de 2011

En este contexto, los dirigentes han reflotado un proyecto de acuerdo conseguido en el año 2011 ante lo que consideraron un intento de consulta indígena «ilegal y de mala fe» impulsada por el entonces ministro de Planificación de la primera administración de Sebastián Piñera, Joaquín Lavín.

Recuerdan que el secretario de Estado tramitó 5 consultas en una: reconocimiento constitucional, institucionalidad indígena, sobre el procedimiento futuro de consulta, consulta en materia ambiental y Censo Indígena. «Eso el día de hoy es algo absolutamente ilegal y de mala fe, pero en la época, sólo después que el Senado le quitó el piso a esta iniciativa, pudimos dar término a esas consultas mal hechas», detallan desde ASODEPLU.

Ariel León fue quien redactó dicho proyecto de acuerdo. «Logramos la victoria en la segunda votación. Le quitamos el piso político a las 5 consultas mal hechas de Lavín. Creemos que este instrumento es valioso, y estamos dispuestos a ocuparlo en favor de la integridad de los territorios indígenas, cuya venta indiscriminada quiere favorecer el Presidente mediante esta falsa consulta», explica hoy el dirigente.

Por último, los representantes indígenas llamaron «a todos los pueblos originarios, gobierne quien gobierne, a oponerse a estas consultas mal hechas», agregando que estos procesos «son un instrumento valioso, pero sólo cuando son bien ejecutados. La mala fe y las encerronas, los palos blancos, la imposición de materias a consultar, los cambios de fechas intempestivos, así como los bares abiertos, son prácticas que deben quedar en el pasado». «Ahora veremos, mediante los votos, quién es quién, y exigiremos que los políticos sean consecuentes con su discurso, sean oposición o gobierno», concluyeron.

4,225,544FansMe gusta
151,832SeguidoresSeguir
288,688SeguidoresSeguir
16,462SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -