Bolsonaro entorpece Ley de amparo indígena ante la contingencia del COVID-19

La norma declara los pueblos originarios en “extrema vulnerabilidad”, pero el veto presidencial deja vacíos en la misma
Publicado en

Pueblos

0 0


La ley que declara la protección de las comunidades indígenas de Brasil, considerándolas “grupos en situación de extrema vulnerabilidad” ante la pandemia de coronavirus y que fuera aprobada por el Parlamento en junio, fue sancionada este miércoles por el presidente Jair Bolsonaro.

Sin embargo, el mandatario vetó cuestiones fundamentales de la propuesta legislativa, dejando lagunas en sus disposiciones. En total, 14 aspectos fueron suprimidos por disposición del jefe de Estado.

Concretamente, Bolsonaro vetó los artículos que obligaban al Gobierno a garantizar el acceso al agua potable y a la atención sanitaria de urgencia con disponibilidad de camas hospitalarias, incluidas en cuidados intensivos y respiradores. También impide distribuir de forma gratuita comida y material de higiene y desinfección e instalar Internet.

El Ejecutivo brasileño ha justificado el veto a estos puntos como “un impacto presupuestario y financiero que sería inconstitucional”, argumentando que la Carta Magna impone que las erogaciones del presupuesto deben estar respaldadas por la forma en que se restituirán los recursos invertidos.

“Al mismo ritmo que la Covid-19 avanza en las aldeas y comunidades, se intensifica la omisión del Gobierno a los indígenas”, ha dicho en redes sociales la Organización No Gubernamental (ONG) Instituto Socioambiental, criticando los vetos de Bolsonaro.

Las Naciones Unidas (ONU) ha situado a los pueblos indígenas entre los más vulnerables ante la pandemia por su falta de acceso a los servicios públicos y el choque cultural.

De acuerdo con la Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), ya hay unos 10.300 casos confirmados de coronavirus entre las poblaciones originarias, incluidas más de 400 muertes, para un total nacional de 1.600.000 contagiados y cerca de 67.000 fallecidos.

En la Amazonía, los decesos por cada 100.000 habitantes entre indígenas es 150 por ciento mayor que la media de Brasil. Según estudios de la Universidad Federal de Pelotas (Ufpel), el índice de contagio entre indígenas de la población urbana es cinco veces mayor que entre los no indígenas.

Cortesía de TeleSUR

Te podría interesar

Compártelo

Comentarios