jueves, octubre 17, 2019

Carta de los Movimientos Sociales de Brasil al Presidente Lula

Presidente Lula,

Saludamos el Gobierno Federal por la iniciativa de escuchar a los movimientos sociales y sindicales, populares, pastorales sociales y entidades que actuamos organizando nuestro pueblo, frente al grave cuadro de crisis que ya se hace sentir y que -todo lo indica- se va a profundizar sobre nuestra economía, nuestra sociedad y especialmente sobre el pueblo brasilero.

Queremos aprovechar esa oportunidad para presentar nuestras propuestas concretas que el Gobierno Federal debe implementar con vistas a la preservación de los intereses del pueblo, no solo el de las empresas y del capital.

El conjunto de esas propuestas está inserto en el espíritu general de que debemos aprovechar la brecha de la crisis para cambiar la política macroeconómica de naturaleza neoliberal en aras de construir un nuevo modelo de desarrollo nacional, basado en otros parámetros, sobretodo en la distribución de la renta, en la generación de empleo y en el fortalecimiento del mercado interno.

Nuestra preocupación fundamental es aprovechar para que en ese cambio se logren medidas concretas que logren mejorar las condiciones de vida de nuestro pueblo, garantizando los derechos a la educación pública, gratuita, democrática y de calidad en todos los niveles; a la vivienda digna; acceso a la cultura e a las reformas urbana y agraria.

Desgraciadamente, gran parte de nuestro pueblo no tiene acceso a esos derechos básicos. Sabemos que poderosos intereses de los capitalistas locales, de las empresas trasnacionales y, sobretodo, del sistema financiero, concentra cada vez más riqueza, renta e impiden que nuestro pueblo pueda desfrutar de la riqueza por él mismo producida.

Ya estamos hartos de tanta dominación capitalista y nos damos cuenta de las crisis financieras y de la ofensiva de los intereses del imperio que controla las riquezas naturales, minerales, el agua, las semillas, el petróleo, la energía y el resultado de nuestro trabajo.

Frente a eso, queremos presentarle algunas propuestas concretas para que podamos solucionar, de hecho, los problemas que afectan al pueblo e impedir que las grandes empresas trasnacionales y los bancos trasfieran para el pueblo el costo de la crisis.

Propuestas de articulaciones internacionales:

1. Como respuesta a la crisis, defendemos el fortalecimiento de la estrategia de integración regional, que se materializa desde mecanismos tales como el MERCOSUR, Unasur y Alba.

2. Apoyamos medidas como la sustitución del dólar en las transacciones comerciales por monedas locales, como recién se hizo entre Brasil y Argentina, y sugerimos que esa medida sea adoptada por el conjunto de los países de América Latina.

3. Defendemos la consolidación lo más rápido posible del Banco del Sur, como un agente que promueva el desarrollo regional y estimule el crecimiento del mercado interno entre los países de América Latina y como un mecanismo de control de nuestras reservas, APRA impedir la especulación de los bancos, del FMI y de los intereses del capital de los Estados Unidos.

4. Afirmamos que la crisis actual económica y financiera es de responsabilidad de los países centrales y de los organismos por ellos dirigidos: la OMC, el Banco Mundial y el FMI. Defendemos un nuevo orden internacional que respete la soberanía de los pueblos y naciones.

5. Pedimos vuestro empeño y compromiso con la retirada inmediata de todas las fuerzas extranjeras de Haití. Ningún país de América Latina debe tener bases y presencia militar extranjera. Proponemos, en su lugar, la constitución de un fondo internacional solidario para la reconstrucción económica y social de aquel país. Presentamos también nuestra oposición a la reactivación de la Cuarta Flota de la Marina de Guerra de Estados Unidos en aguas latinoamericanas.

Propuestas de políticas internas:

1. Controlar y reducir inmediatamente las tasas de interés.

2. Imponer un riguroso control del movimiento del capital financiero especulativo, instituyendo cuarentenas e impidiendo el libre camino, penalizando con elevados impuestos sus ganancias.

3. Defendemos que todos los gobiernos deben utilizar las riquezas naturales, de energía, del petróleo, de los minerales, para crear fondos solidarios para invertir en la solución definitiva de los problemas del pueblo, como derecho al empleo, educación, tierra, vivienda. Para ello, el gobierno brasilero necesita cancelar inmediatamente la nueva subasta del petróleo, marcada para el 18 de diciembre próximo.

4. El Gobierno Federal debe revisar la política de mantenimiento del superávit primario, que es una vieja y desgastada orientación del FMI -uno de los responsables por la crisis económica internacional. Y debemos usar los recursos del superávit primario para hacer voluminosas inversiones gubernamentales en transporte público, construcción de viviendas populares para la gente de bajos ingresos, valorizando de esa forma la reforma urbana y agraria; incentivando a la producción de alimentos por la agricultura familiar y campesina. Hacer fuertes inversiones en la construcción de escuelas, contratación de profesores para universalizar el acceso a la educación de nuestros jóvenes, en todos los niveles, en escuelas públicas, gratuitas y de calidad.

5. Defendemos que el gobierno establezca metas para la apertura de nuevos puestos de trabajo desde un amplio programa de incentivo a la generación de empleos formales, especialmente, entre los jóvenes. Reajustar inmediatamente el salario mínimo y los beneficios de la seguridad social como principal forma de distribución de renta entre los más pobres.

6. Controlar los precios de los productos agrícolas pagados a los pequeños agricultores, implantando un masivo programa de garantía de compra de alimentos, a través de la CONAB (Compañía Nacional de Abastecimiento). Hoy, las empresas trasnacionales que controlan el comercio agrícola están penalizando a los agricultores, reduciendo en 30%, en media, los precios pagados por la leche, maíz, carne de cerdo y aves. Pero, en el supermercado, el precio continúa en ascenso.

7. Revocar la Lei Kandir (1) y volver a tener impuesto sobre las exportaciones de materias primas agrícolas y minerales para que la población no sea penalizada, para estimular su exportación.

8. El gobierno federal no puede usar dinero público para subsidiar y ayudar a salvar los bancos y empresas especuladoras que siempre ganaron mucho dinero y ahora, en la crisis, quieren transferir su costo a toda la sociedad. Quien siempre defendió el mercado como su “dios regulador”, ahora que asuma las consecuencias de eso. En ese sentido, los bancos públicos (BNDES-Banco Nacional de Desarrollo Social, Caja Económica Federal e Banco de Brasil) deberían estar orientados no para prestar socorro al gran capital, sino para beneficio de todos los pueblos.

Relacionado:  Fundación Victor Jara invita a escuelas de gestión cultural

9. Reducir la jornada de trabajo en todo el país y en todos los sectores, sin reducción de los salarios, como una de las formas de aumentar los cupos. Y penalisar duramente a las empresas que están dimitiendo.

10. La media continúa concentrada en manos de pocos grupos económicos. Ese cuadro refuerza la difusión de un pensamiento único que privilegia el lucro en perjuicio de las personas y excluye la visión de segmentos sociales y de sus organizaciones del debate público. Para revertir esa situación y poner los medios de comunicación al servicio de la sociedad es preciso ampliar el control de la población sobre las concesiones de radio y TV, fortalecer la comunicación pública y garantizar condiciones para el funcionamiento de las radios comunitarias, poniendo fin a la represión sobre ellas. Por todo eso es urgente que el gobierno federal convoque a Conferencia Nacional de Comunicación.

Relacionado:  El teatro se tomará las calles del barrio Yungay en el 2º Festival Internacional de Teatro Callejero FITKA

11. Para garantizar los territorios y la integridad física y cultural de los pueblos indígenas y quilombolas (2), como determina la Constitución, el gobierno federal debe continuar demarcando las tierras y realizando la ‘desintrusão’ (3) de estos territorios en todo el país, sin ceder a las crecientes presiones de los sectores anti-indígenas -tanto políticos como económicos. En la lucha por sus derechos territoriales, los pueblos indígenas y quilombolas han enfrentado la violencia y la discriminación cada vez más fuerte en todo el país. Llamamos especial atención en este momento a la urgente demarcación de las tierras tradicionales del pueblo indígena Guarani Kaiowá, que vive en Mato Grosso do Sul (centro-oeste de Brasil). Actualmente, ellos están confinados en ínfimas porciones de tierra y, principalmente, por ello hay un alto índice de suicidios entre el pueblo.

12. Realizar la auditoría integral de la deuda pública para lanzar las bases técnicas y jurídicas para la renegociación soberana de su montante y de su pago, considerando las deudas histórica, social y ambiental de las cuales el pueblo trabajador es acredor.

13. Defendemos una reforma política que amplíe los espacios de participación del pueblo en las decisiones políticas. Una reforma no solo electoral, sino que amplíe los instrumentos de democracia directa y participativa.

14. En tiempos de crisis, hay una embestida predatoria sobre los recursos naturales como forma de acumulación fácil y rápida; por ello, no podemos aceptar las propuestas irresponsables de cambios en la legislación ambiental por parte de los representantes del agronegocio, que pretende reducir las áreas de reservas legales en la Amazonia y las áreas de encuestas, topos de sierras y áreas inundadas en el que resta de la Mata Atlántica. Demandamos la creación de una política de preservación y recuperación de los biomas brasileros

15. Contra la criminalización de la pobreza y de los movimientos sociales. Por el fin de la violencia y por el libre derecho a manifestarse de quienes luchan en defensa de los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos.

Esperamos que el gobierno ayude a desencadenar un amplio proceso de debate en la sociedad, en todos los segmentos sociales, para que el pueblo brasilero perciba la gravedad de la crisis, se movilice y luche por cambios.

Atentamente,

* Firman:

Via Campesina

Assembléia Popular – AP

Coordenação dos Movimentos Sociais – CMS

Grito dos Excluídos Continental

Grito dos Excluídos Brasil

Associação Nacional de Ong’s – ABONG

Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra – MST

Central Única dos Trabalhadores – CUT

União Nacional dos Estudantes – UNE

Marcha Mundial de Mulheres – MMM

Central dos Trabalhadores e Trabalhadoras do Brasil – CTB

Central Geral dos Trabalhadores do Brasil – CGTB

Central de Movimentos Populares – CMP

Associação Brasileira de Imprensa – ABI

Confederação das Associações das Associações de Moradores – CONAM

Caritas Brasileira

CNBB/Pastorais Sociais

Comissão Pastoral da Terra – CPT

Conselho Indigenista Missionário – CIMI

Movimento dos Pequenos Agricultores – MPA

Movimento dos Atingidos por Barragens – MAB

Movimento das Mulheres Camponesas – MMC

União Brasileira de Mulheres – UBM

Coordenação Nacional de Entidades Negras – CONEN

Movimento dos Trabalhadores Desempregados – MTD

Movimento Trabalhadores Sem Teto – MTST

União Nacional Moradia Popular – UNMP

Confederação Nacional das Associações de Moradores – CONAM

Movimento Nacional de Luta por Moradia – MNLM

Ação Cidadania

Conselho Brasileiro de Solidariedade com Povos que Lutam pela Paz – CEBRAPAZ

Associação Brasileira de Rádios Comunitárias – ABRAÇO

Coletivo Brasil de Comunicação – INTERVOZES

Rede Brasil sobre Instituições Financeiras Multilaterais

Jubileu Sul Brasil

Movimento pela Libertação dos Sem Terras – MLST

União Estudantes Secundaristas – UBES

União Juventude Socialista – UJS

Evangélicos pela Justiça – EPJ

União nacional de Entidades Negras – UNEGRO

Federação Estudantes de Agronomia do Brasil – FEAB

Pastoral da Juventude do Meio Rural – PJR

Associação dos Estudantes de Engenharia Florestal – ABEEF

Movimento dos Trabalhadores Desempregados – MTD

Confederação Nacional Trabalhadores Entidades de Ensino – CONTEE

Confederação Nacional Trabalhadores da Educação – CNTE

Confederação Nacional do Ramo Químico – CNQ/CUT

Federação Única dos Petroleiros – FUP

Sindicato Nacional dos Aposentados e Pensionistas – SINTAP/CUT

Associação Nacional de Pós-graduandos – ANPG

Confederação Nacional dos Metalúrgicos – CNM/CUT

Movimento Camponês Popular – MCP

Coordenação das Organizações Indígenas da Amazônia Brasileira – COIAB

Conselho Indigenista de Roraima – CIR

Federação Trabalhadores Metalúrgicos do Rio Grande do Sul

Ação Franciscana de Ecologia e Solidariedade

Instituto Nacional Estudos Sócio-econômicos – INESC

Notas de la traducción / edición:

(1) La Ley Kandir isenta del tributo ‘ICMS’ (Impuesto sobre Circulación de Mercancías y Prestación de Servicios) los productos y servicios destinados a la exportación. Su autor fue el diputado Antônio Kandir (PSDB- SP)

(2) Quilombolas es designación común a los esclavos refugiados en ‘quilombos’, o descendientes de esclavos cuyos antepasados huyeron de las plantaciones de caña de azúcar para constituir comunidades quilombolas. Hoy, más de dos mil comunidades quilombolas en todo el territorio brasilero se mantienen vivas y actuantes, luchando por el derecho a la propiedad de sus tierras, consagrado por la Constitución Federal de 1988.

(3) ‘Desintrusão’ – retirada de los invasores de tierras.

Fuente: Adital, Agencia de Noticias de América Latina


Comentarios

Ayúdanos!

4,253,509FansMe gusta
184,576SeguidoresSeguir
294,439SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos