Ecuador: Líderes indígenas niegan privación de libertad de policías durante protestas en el 2019

La Justicia ecuatoriana responsabiliza a Vargas e Iza de retener a agentes policiales en las manifestaciones del año pasado
Publicado en

Pueblos

0 0


Los líderes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) Jaime Vargas, y Leonidas Iza negaron este lunes un supuesto secuestro de policías durante las protestas de octubre 2019 contra el gobierno, por el cual son investigados.

Ambos rindieron testimonio en la Fiscalía General de Ecuador donde indicaron que formaron parte de las protestas contra el Gobierno de Lenín Moreno, contra medidas económicas de corte neoliberal, dispuestas por el ejecutivo.

La Justicia ecuatoriana responsabiliza a Vargas e Iza de retener, contra su voluntad, a agentes policiales en la Casa de la Cultura Ecuatoriana, el 10 de octubre del año pasado, mientras se cumplía el octavo día de marchas y tras la muerte violenta del indígena Inocencio Tucumbi.

Tras rehusar aceptar el delito, ofrecieron declaraciones a la prensa en las cuales recalcaron que el paro no fue convocado por algún líder, sino por la ciudadanía afectada por disposiciones dañinas para la masa trabajadora.

‘Las acciones de octubre 2019 no fueron de un dirigente, fueron del pueblo ecuatoriano que estaba indignado por tanta corrupción y decretos que solo cumplían las órdenes del Fondo Monetario Internacional’, sentenció Jaime Vargas.

Por su parte, Leonidas Iza destacó que lo sucedido en el interior de la instalación cultural fue parte de la protesta social en curso durante las jornadas de paro.

Recordó además que los efectivos fueron entregados a representantes de la Organización de Naciones Unidas, del Gobierno y de la Asamblea Nacional.

El paro de octubre de 2019 comenzó cuando transportistas protestaron contra el Decreto 883, que eliminó el subsidio a los combustibles, y, desde el 4 del mismo mes se incorporaron organizaciones sociales, políticas, trabajadores, intelectuales, estudiantes, amas de casa, campesinos e indígenas.

Hasta el 13 de ese mes los movilizados demandaron en las calles el cese de acuerdos con el Fondo Monetario Internacional y la reducción del desempleo, entre otros pedidos.

Las marchas estuvieron marcadas por una fuerte ola de represión desatada por policías y militares, así como por enfrentamientos.

Cortesía de TeleSUR

Te podría interesar

Compártelo

Comentarios