La ingesta estaría relacionada con ceremonia religiosa

Indígenas de América comían serpientes venenosas

Estaría relacionado con una ceremonia religiosa

Anteriormente solo tenían testimonios etnográficos de la ingesta. Normalmente los habitantes de la zona eran cazadores-recolectores y solo las comían cuando no tenían nada más, pero les cortaban las cabezas y las cocinaban

 

 

La cabeza de serpiente venenosa era parte del menú de los indígenas del norte de América, según confirman científicos en un estudio publicado por «Journal of Archaeological Sciences».

En esta parte del territorio norteamericano, entre el sur de Texas y norte de México, hay evidencia de presencia indígena desde hace 14.000 años.   El estudio citado ha encontrado en cañones y cuevas locales, además de pinturas rupestres, fragmentos de tejido y heces fosilizadas que contenías restos de roedores pequeños, liebres, lagartos, ciervos y serpientes. También se halló en los coprolitos plantas silvestres, como agave o yuca.

El diente que pertenece a una serpiente de la familia viperidae, encontrado en los coprolitos E.Sonderman, C.Dozier, M. Smith / Journal of Archaeological Science: Reports, 2019

Las muestras (coprolitos) son pertenecientes a indígenas que habitaron la zona hace unos 1500 años y en ellas se encontraron  huesos, escamas y un diente de una serpiente de la familia viperidae. Estos restos representan la primera evidencia arqueológica directa del consumo de serpientes venenosas que los investigadores conocen.

 Las muestras de radiocarbono recientemente analizadas de este coprolito y un segundo, coprolito sin procesar de la misma procedencia arqueológica permitirá  «futuros análisis que mejorarán nuestra comprensión actual de este evento gastrológico único y lo situarán mejor en el contexto de los patrones de dieta y las adaptaciones paleoambientales en los Pecos inferiores», refiere la publicación científica.

Algunas tribus nativas americanas creían que las serpientes sabían controlar la naturaleza e incluso las veneraban como dioses

Asimismo el mencionado estudio detalla que esta serpiente «la comieron cruda, supuestamente durante cierta ceremonia religiosa. También es posible que lo hayan hecho en un estado mental alterado».

Según los científicos, eso prueba que los indígenas comían serpientes venenosas. Anteriormente solo tenían unos testimonios etnográficos. Normalmente los cazadores-recolectores solo comían las serpientes cuando no tenían nada más, pero les cortaban las cabezas y las cocinaban.

Los autores de estos trabajos fueron Elanor M. Sonderman y Morgan F. Smith de las universidades de Austin y Texas A&M, respectivamente junto con Crystal A. Dozier de la Universidad Estatal de Wichita de Kansas, quienes revisaron nuevamente evidencias de los hallazgos arqueológicos de Conejo Shelter, (Texas), mediante radiocarbono para detallar la composición de los coprolitos (heces fosilizadas).

En los yacimientos de Conejo Shelter, (Texas) las excavaciones se realizan desde finales de los años sesenta y sugieren que los indígenas eran cazadores-recolectores y comían especies vegetales como tubérculos y nopal.

Las ceremonias y plantas alucinógena

Los arqueólogos en el estudio refieren que ese tipo de ingesta de serpientes venenosas está relacionado con cierta ceremonia religiosa. «Algunas tribus nativas americanas creían que las serpientes sabían controlar la naturaleza. Por ejemplo, unos indígenas pensaban que los cascabeles son unos demonios de la sequía, por eso hay que matarlos para que llueva. En unos dibujos aztecas, relacionados con una deidad del agua celeste Tláloc, hay gente con serpientes en sus bocas. También hay las serpientes en las pinturas rupestres del río Pecos», refiere el informe.

En esta región crecen plantas alucinógenas, como la datura (Datúra)

En estas ceremonias, según los autores del artículo, es posible que los indígenas dibujaran a las serpientes cuando estaban drogados, porque en un estado alterado de la mente las líneas onduladas podrían parecerse a las serpientes.  «En este región crecen plantas alucinógenas, como peyote (Lophophora williamsii) o datura (Datúra). Además los arqueólogos encontraron los frijoles mezcales de sophora (Sophora secundiflora) «,  señaló el estudio.

Te puede interesar

Sangrientos sacrificios de animales, adoración de serpientes y magia negra hacen de este arte oscuro el más temido por la gente

En Vietnam, las serpientes se comen fritas o como salchichas

 


Comparte 👍

Comenta 💬