¡Insólito! Presidencia de Colombia enviará 2.500 militares para reforzar la seguridad en el Cauca después de años de masacre indígena

Distintas organizaciones como ONIC Y CRIC elevaron sus denuncias ante los continuos actos violentos contra los pueblos originarios
Publicado en

Pueblos

0 0


El pasado martes fue emboscada una delegación de autoridades indígenas dejando un saldo de 5 muertos y 6 heridos de gravedad por lo que el gobierno del país sudamericano decidió enviar refuerzos militares a la zona


Al menos cuatro miembros de la Guardia Indígena y una gobernadora indígena, Cristina Bautista, fueron asesinados este martes en un ataque armado en el municipio de Toribió, del departamento del Cauca, en Colombia. Otras seis personas resultaron heridas.

«La guardia indígena se encontraba realizando labores de control territorial en el sector de La Luz del resguardo de Tacueyó, cuando llega un vehículo de color negro con integrantes de la columna Dagoberto Ramos quien, en irrespeto a la guardia indígena y su ejercicio legítimo, a sangre y fuego dispararon terminando con la vida de la Neehwesx Cristina Bautista, y otros 4 comuneros e hiriendo al menos a otros 6 compañeros», detalló un comunicado de la Asociación de Cabildos Indígenas de Toribío, Tacueyo y San Francisco «Proyecto Nasa».

También la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) hizo la denuncia en Twitter e informó que el ataque armado continuó contra la comunidad indígena en el resguardo de Tacueyó, de Toribío.

Después de esta masacre el presidente de Colombia, Iván Duque, ha anunciado que 2.500 militares estarán operativos en los próximos 40 días en el departamento de Cauca para fortalecer la seguridad en la zona y luchar contra la expansión de narcotráfico.

«En los próximos 40 días debe estar en operación en el departamento la Fuerza de Despliegue Rápido número 4 (Fudra 4), que va a traer 2.500 efectivos más de la Fuerza Pública, para cumplir los tres propósitos: control territorial, cerrar las rutas del narcotráfico empleadas por estas organizaciones y desmantelar esas organizaciones«, ha declarado el presidente.

El mandatario colombiano ha responsabilizado de este crimen a «estructuras del narcotráfico, disidentes, residuales, que lo que han querido es mantener el negocio del narcotráfico y buscar con las armas acallar las expresiones de las comunidades y amedrentar a las comunidades indígenas». En particular, Duque vinculó la columna disidente de las FARC ‘Dagoberto Ramo’ y la estructura ‘Jaime Martínez’ con la violencia contra los líderes sociales.

La Asociación de Cabildos indígenas del departamento informó este martes a través de un comunicado que, mientras la guardia indígena realizaba labores de control territorial en una zona rural del municipio de Tacueyó, hombres armados dispararon «a sangre y fuego, terminando con la vida de Neehwesx Cristina Bautista (gobernadora indígena) y otros cuatro comuneros». El Gobierno colombiano ha atribuido este ataque a disidentes de las FARC.

Con información de RT y TeleSUR

Te podría interesar

Compártelo

Comentarios