Madres indígenas panameñas trabajan como maestras de sus propios hijos

En busca de oportunidades para que los hijos de las mujeres indígenas panameñas tengan una mejor educación, una organización no gubernamental trabaja en un proyecto en el que se les  forma y paga por apoyar desde casa el proceso de aprendizaje de su hijos.

Este programa de madres mentoras, encabezado por un grupo de jóvenes universitarios, fue denominado «Nan Gana» (que en lengua guna significa maestra) y está dirigido a las progenitoras que forman parte de los grupos indígenas del país.

En Panamá, cuando las indígenas se trasladan junto a sus familias hacia la ciudad deben lidiar con una serie de nuevas enseñanzas y cambios, por lo que el niño debe superar varias etapas para adaptarse. Entre las dificultades más comunes están el idioma y las nuevas costumbres.

Por medio de actividades formativas, como talleres de habilidades blandas, métodos de estudios, grupo focal y diagnóstico educativo para las comunidades, la iniciativa se propone capacitar a las madres para que dirijan y apoyen desde casa el proceso de aprendizaje de su hijos.

Tatiana Vega, representante del programa del Laboratorio Internacional de Incidencia Ciudadana (LIIC), explicó al portal Filac.com que los esfuerzos están orientados, en la mayoría de los casos, a madres, porque son quienes se quedan con los hijos. «Como grupo, tenemos claro que la educación empieza y se refuerza en la casa», indicó.

Vega señaló que conversaron con un grupo de mujeres de Koskuna, comunidad ubicada en Veracruz, en la provincia de Panamá, y se percataron de que la mayoría ni siquiera había terminado la educación primaria.

«Gran parte de las madres son jóvenes que tuvieron a sus hijos a temprana edad. Muchas veces este es el círculo vicioso que las envuelve», expresó Vega.

En su investigación, el grupo observó que del total de las mujeres de la comunidad, el 11 % cuenta con un trabajo estable, 13 % se encuentra sin ocupación, 37 % son amas de casa y 39 % son estudiantes de premedia.

Nan Gana

«Nan Gana» nace a través del programa del LIIC, el cual contempla formación teórica y práctica dirigida a jóvenes líderes de la educación panameña, desde el enfoque de derechos y para desarrollar en ellos habilidades para el liderazgo.

Este laboratorio se desarrolla gracias a la ONG chilena Educación 2020, junto a Jóvenes Unidos por la Educación, y es financiado por el Fondo Chile Panamá.

«Nuestro grupo está orientado en temas del empoderamiento de la mujer, dirigido a los grupos vulnerables de Panamá», acotó Vega.

Actualmente, el equipo reestructura sus actividades para dar continuidad a la iniciativa. «Al encontrarnos en época de verano, impartiremos charlas, una vez al mes, sobre educación sexual, dirigidas a las madres, para tratar el tema de los embarazos precoces que se presentan con frecuencia en estas comunidades», indicó Vega.

Para Vega, la mujer indígena también debe poder buscar un trabajo y educarse para lograr sus metas y mejorar el futuro de su familia. Esto le permitirá romper el concepto de que «solo debe estar en el hogar», destacó. «Actualmente vivimos en una sociedad ligada al pensamiento machista», remarcó.

Transición «traumática»

El sociólogo Marco A. Gandásegui, reconoce al portal Filac.com, que en la estructura social indígena, la mujer está estrechamente ligada a su familia. «La transición de los indígenas de una vida comarcal a la urbana puede llegar a ser «traumática. La gran afectación está en su tradición cultural, que queda en un segundo plano»dijo.

«Aparte del idioma, la educación es el segundo problema que tienen estas comunidades, porque deben tener algún tipo de preparación para los trabajos que vayan a ejercer para poder subsistir», indicó Gandásegui.

Asimismo, destacó que Panamá debe crear un plan para que los pueblos indígenas tengan un buen nivel de vida. «Lo único que hacemos es todo lo contrario. Solo les ponemos calificativos. Ellos deben lidiar con una sociedad ignorante de su cultura».

Mujeres emberá trabajan en la creación de un banco indígena en Panamá

Miss Panamá criticó la discriminación social y étnica hacia las mujeres indígenas

4,224,440FansMe gusta
141,429SeguidoresSeguir
289,097SeguidoresSeguir
16,453SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Greenpeace denuncia millonarios beneficios estatales a empresa salmonera

Greenpeace calificó como un escándalo y un abuso por parte de la empresa salmonera Nova Austral los millonarios beneficios económicos que desde...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -