Advierten que la Convención Constitucional pierde legitimidad

Organizaciones indígenas rechazan falta de acuerdos para concretar escaños reservados

“En la comisión mixta hay miembros que asumen un discurso público sobre inclusión de los pueblos indígenas y, luego, no obran en consecuencia”, afirmó el alcalde de Tirúa, Adolfo Millabur.

La discusión en torno a los escaños reservados, de cara a la Convención Constituyente, sigue sin llegar a buen puerto. Mientras diputados opositores tranzaron su propuesta, bajando de 24 a 18 la totalidad de asientos excluyentes, Chile Vamos mantuvo firme su posición de delegar 15 espacios.

De este modo, se postergó nuevamente una decisión que definirá la participación, o no, de los pueblos originarios en la redacción de la nueva Constitución.

La falta de concertación de un acuerdo generó molestia en las organizaciones indígenas, teniendo en cuenta que el próximo 11 de enero es el plazo final para la inscripción de candidatos a la Convención Constituyente.

El senador Francisco Huenchumilla, señaló que sin escaños reservados la Convención Constitucional pierde legitimidad y llamó al oficialismo a ceder en las negociaciones.

«Hago un llamado al Gobierno y sus parlamentarios de calibrar adecuadamente la negativa que están haciendo. Están exponiendo al país a un escenario que no queremos», dijo a Radio Bío Bío.

Desde la Plataforma Política Mapuche, Alihuen Antileo, aseguró que la actitud que está teniendo el gobierno favorece a los sectores radicales.

La vocera del trawun Constitucional, Ingrid Conejeros, responsabilizó a Chile Vamos de dilatar la discusión, mientras que la werkén de Ad Mapu, Ana Llao, manifestó que con esto se está perpetuando una constitución dictatorial.

El alcalde de Tirúa, Adolfo Millabur, catalogó la actitud de los parlamentarios de “cínica” y los acusó de operar con “guante blanco”.

“En la comisión mixta hay miembros que asumen un discurso público sobre inclusión de los pueblos indígenas y, luego, no obran en consecuencia”, afirmó el jefe comunal.

Por su parte, el vicepresidente nacional indígena del PPD, Domingo Namuncura, aseguró que desde el comienzo de las negociaciones para garantizar escaños reservados en la Constituyente, el Ejecutivo y el oficialismo no han comprendido que «la relación con los pueblos indígenas no pasa por un tema numérico«, sino que viene a subsanar «en parte» la deuda histórica del Estado con ellos.

«Entonces pasar de 5 a 10, de 10 a 12, y de 12 a 15 es un acto de mezquindad de parte del Gobierno«, enfatizó.

Jorge Millaquén, asesor parlamentario e integrante de la Red de Ciudadanos Indígenas coincidió con esta apreciación y planteó que la tozudez del oficialismo en el tema de los escaños reservados para pueblos indígenas, «es un cálculo político bien mezquino respecto al control o veto que puedan tener respecto a los 2/3″ en la Convención Constitucional.

Condiciones mínimas de participación

Según los datos planteados, sería un 19,8% de representatividad mínima la exigida en la Convención Constituyente, la que proporcionalmente arrojaría un total de 20 miembros exclusivamente pertenecientes a pueblos originarios de los 155 convencionales que deben elegirse en abril. Se suman también requisitos de dualidad, supranumeralidad y autoidentificación.

Al respecto la abogada mapuche, Amaya Alvez, afirmó que más que un tema numérico se trata de una búsqueda hacia una justicia transicional, que reivindique la segregación histórica que el Estado chileno ha tenido con los pueblos originarios.

“Los términos han sido creados e impuestos desde siempre por el poder del Estado chileno, hoy está la oportunidad de generar las condiciones mínimas de participación. Si bien es importante considerar un elemento estadístico, debido a la falta de información fidedigna, no nos podemos respaldar sólo en ello. Es necesario avanzar en una construcción de verdadero reconocimiento”, explicó la académica, según consignó Diario Concepción.

Alvez remarcó que un buen inicio para avanzar en el reconocimiento sería establecer una autoidentificación de los votantes indígenas, por sobre el establecimiento de un padrón paralelo, como ha planteado la derecha. “Sería muy lento y para eso no hay tiempo”, dijo.

La comisión mixta deberá reunirse a más tardar el lunes de la próxima semana. Sobre ello. Millabur comentó que, de no haber acuerdo de manera razonable, los parlamentarios le estarían dando argumentos a quienes no van por el diálogo.

“¿Acaso le puedo decir a los jóvenes de mi pueblo que busquen otra opción? No descarto ninguna de las opciones que sea de movilización. Mientras no se resuelvan los escaños, al menos mi organización va a desconocer el proceso de nueva constitución”, aseguró.


Comparte ✌️

Comenta 💬