Más de 200 mil familias fueron afectadas entre Valparaíso y el Biobío

Cortes de luz: Empresas arriesgan multas de hasta 5.600 millones de pesos

Desde las primeras lluvias, hace menos de dos semanas, el servicio de electricidad ha sido intermitente para miles de familias en nuestro país, por lo que las empresas de energía fueron llevadas a la justicia por la Superintendencia de Energía y Combustible.
Publicado en

Chile / Portada / Regiones

0 0


 

Este año nuestro país ha sufrido plenamente las consecuencias del cambio climático. El verano comenzó con los incendios forestales en distintas regiones, mientras que a fines del otoño las lluvias e intensos fríos dieron un adelanto de lo que sería este invierno.

El sistema frontal que se ha mantenido relativamente constante en distintas partes de Chile ha provocado diversos estragos. Casas y calles inundadas, aislamiento de algunos sectores y cortes en el suministro de energía y agua. En el caso específico de la electricidad, hay quienes han pasado días sin el servicio.

Actualmente, la Onemi ha informado sobre cuatro regiones con Alerta Amarilla por sistema frontal: Coquimbo, Valparaíso (comuna Juan Fernández), el Maule y Biobío. En tanto, la región de O’higgins se encuentra bajo monitoreo preventivo.

Solo en el Maule se registran más de cinco mil clientes sin electricidad. Situación que ha sido constante durante la última semana en distintas regiones y comunas del país. A raíz de los miles de afectados a nivel nacional, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) anunció que “formulamos cargos contra las empresas Enel y CGE por prolongados cortes de suministro eléctrico a prácticamente 200 mil clientes”.

“Fuimos testigos de casos inaceptables, de familias chilenas que estuvieron hasta por más de siete días seguidos sin suministro eléctrico. Creo que este evento climático demostró que las empresas eléctricas están en deuda con sus clientes”, dijo a los periodistas el superintendente de la SEC, Luis Ávila.

Debido a la acción judicial de la superintendencia, cada empresa arriesga una multa que podría llegar a los 5.600 millones de pesos. Según informa radio Cooperativa, GCE se refirió a las acusaciones de negligencia y declaró que “no hemos parado de la contingencia anterior, seguimos trabajando, está toda nuestra gente en alerta, hemos trasladado cuadrillas desde el norte hacia, principalmente, las regiones de Maule y O’Higgins, y ponemos generadores mientras hacemos el arreglo”.

En tanto, desde Enel no quisieron referirse a los cargos en su contra. Las denuncias en ese sentido han sido múltiples y justificadas. La lluvia comenzó el 16 de junio y los cortes de luz no tardaron en llegar. El problema es que el servicio sí se tardó en volver.

El alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, fue uno de los que hizo notar su molestia e incluso declaró que “las compañías de electricidad son intachables al momento de cobrar a fin de mes, eso no se les escapa por ningún motivo, entonces, por lo menos, que también tengamos la claridad los usuarios acá en la zona, de qué forma se va a restituir el alumbrado público, el particular, pero también cuáles van a ser las multas para estas empresas que al momento de cobrar no fallan”.

Justamente, respecto a las declaraciones emitidas por ENEL y CGE, que atribuyeron los cortes de energía y la demora en el restablecimiento del servicio a “fuertes vientos y precipitaciones”, la SEC puntualizó que “no son causales de fuerza mayor, que puedan eximir de responsabilidades a las empresas”.

La problemática en la continuidad de dos servicios básicos, como lo son agua y electricidad, ha sido repetitiva. Las construcciones parecen no estar preparadas para afrontar intensas lluvias. Con este frío e intenso invierno ha quedado demostrado que se necesita más y mejores planes de prevención. Aunque en estos casos, la responsabilidad en los daños es claramente de las empresas privadas a cargo de los servicios.

Compártelo

Comentarios