Duque y Uribe cuesta abajo: audios revelan red de corrupción y «ñeñepolítica»

Las grabaciones se encontraron en el expediente abierto a Uribe Vélez por la Corte Suprema de Justicia, referente al caso de investigación sobre manipulación de testigos

127
Duque

Los problemas para el primer mandatario de Colombia, Iván Duque, no paran. Así mismo ocurre con su «mentor», el expresidente Álvaro Uribe Vélez, tras el escandaloso caso de compra de votos en distintos procesos electorales en los que ambos y el partido uribista Centro Democrático han salido ampliamente beneficiados.

Al respecto, el pasado sábado -14 de marzo- el fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, quien también está presuntamente involucrado en una red de corrupción, anunció que ese organismo recuperó unas conversaciones grabadas por la Policía al ganadero y narcotraficante José Guillermo «Ñeñe» Hernández en las que se menciona al presidente Duque y al senador Uribe en un caso de supuesta compra de votos.

«Jamás ni el director de la Policía Nacional, ni el director de la DIJIN (Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional) me informaron que tenían esos audios. Fue la Fiscalía la que -luego de realizar un inspección judicial a la Sala Técnica de Comunicaciones de la DIJIN- logró recuperar las comunicaciones», dijo Barbosa en una rueda de prensa.

Esa inspección, detalló, fue realizada «desde las ocho de la noche del pasado jueves 12 de marzo, hasta las cuatro de la madrugada del viernes 13 de marzo».

Los escándalos contra los uribistas y el actual régimen de Duque no han parado, sobre todo desde que la exsenadora Aída Merlano contara con detalless algunos delitos en los que presuntamente está involucrados, así como la red corrupta a la que pertenecen y que gira en torno al Centro Democrático, con serios vínculos con el paramilitarismo, el narcotráfico y distintos negocios turbios que operan en Colombia como una estructura enquistada dentro del propio Estado.

Tanto Duque como Uribe, quien gobernó Colombia entre 2002-2010, están en el centro de un escándalo político tras revelarse unas conversaciones de Hernández que los involucran en la supuesta compra de votos en la campaña electoral en la que Duque resultó ganador.

De hecho, «Ñeñe» fue asesinado en Brasil en extrañas circunstancias en mayo de 2019, un caso misterioso pues se presume que se haya tratado de un sicariato que en cualquiera de los casos beneficia ampliamente a Uribe y al propio Duque.

El caso de presunta corrupción electoral, llamado coloquialmente «ñeñepolítica», salió a la luz por la publicación de parte de la transcripción de los audios que el periodista Gonzalo Guillén hizo en el portal La Nueva Prensa.

Guillén aseguró que una investigación de la Fiscalía por el asesinato de un joven captó conversaciones telefónicas en las que Hernández dice «ser el eje de una operación de compra de votos en la costa norte para el hoy presidente Duque, por orden del expresidente Uribe«, a quien por este caso la Corte Suprema de Justicia le abrió una indagación preliminar.

La Fiscalía investigaba a Hernández desde 2015 por el asesinato -en agosto de 2011- en Barranquilla de Óscar Eduardo Rodríguez, hijo del prestamista Carlos Rodríguez, con quien «Ñeñe» había tenido problemas por una deuda de 1.000 millones de pesos (unos 350.000 dólares) no saldada por un amigo suyo.

Medio reveló audios que involucran a Duque y Uribe

Una nueva grabación filtrada a la prensa, esta vez al medio Noticias Uno, reveló nuevas evidencias sobre la vinculación entre Duque, Uribe y sus respectivos equipos de trabajo, con una actividad de corrupción electoral liderada por “Ñeñe” Hernández.

Los audios fijaron conversaciones entre el Ñeñe y María Claudia “Caya” Daza, exasesora de Uribe; y entre Caya y María Mónica Urbina, esposa del Ñeñe.

La conversación, fijada un mes antes de la elección en primera vuelta de 2018, gira en torno a varias violaciones de la ley, principalmente, lo relacionado con una reunión que sostuvo el entonces candidato Iván Duque con 15 alcaldes del departamento de Magdalena, a través del parlamentario Edward Rodríguez.

Estos encuentros son expresamente prohibidos por la ley colombiana, algo que fue advertido durante la conversación por Daza, a lo cual Hernández respondió diciendo que por eso el encuentro se había realizado en su casa.

También se hace referencia a negocios particulares sostenidos por Hernández con Adriana Castro, designada por Duque como embajadora colombiana en Rusia, antes de lo cual fungía como encargada de negocios en el propio país.

De las grabaciones se infiere que el «Ñeñe» exportaba carne hacia Rusia a través de Castro, a quien esto le está prohibido, dada su función de representación diplomática ante el Estado ruso.

Hernández no sólo hace referencia a estas operaciones comerciales, sino a que Castro le llevaba las finanzas en sentido general.

Durante la conversación se aprecia la cercanía y afabilidad existente entre Daza y Hernández, lo que contradice a lo que habían dicho hasta ahora la propia Daza, Duque y Uribe.

En cuanto a Duque, “Caya” Daza refiere llevar la agenda del para entonces candidato presidencial, lo que deja en evidencia su importancia dentro del aparato de campaña, algo negado de igual forma por Duque y su equipo.

También pueden sacarse conclusiones sobre las estrechas relaciones existentes entre Daza y Uribe, algo negado por este último, cuando se desmarcó de toda cercanía con la “Caya”, al ser interrogado por la prensa cuando se revelaron las primeras grabaciones.

Relacionado:  Justicia brasileña evalúa transferir la investigación del asesinato de Marielle Franco a la Policía Federal

El Ñeñe y Cayita, también en un tono de confianza, hablan del negocio de un carro por 12 millones de pesos, presuntamente para el papá de la exasesora de Uribe, a lo que Hernández le dice “déjame hablar con Evaristo”.

Detalles de las grabaciones y la trama

Noticias Uno indica que las grabaciones se encontraron en el expediente abierto a Uribe por la Corte Suprema de Justicia, referente al caso de investigación sobre manipulación de testigos que lo involucra a él y a su abogado Diego Cadena.

Aunque en las interceptaciones telefónicas no se menciona ningún nombre, el medio infiere que Cadena y ‘Caya’ Daza hablan del exparamilitar Juan Carlos ‘El Tuso’ Sierra.

En una primera conversación -fechada el 4 de abril de 2018- se relaciona un viaje que el abogado estaba planeando a Miami, en ese entonces, con la declaración que más adelante haría ‘El Tuso’ a favor de Uribe en la investigación que adelanta la Corte.

En otra de las llamadas publicadas -con fecha del 14 de abril de 2019- el medio sostiene que ‘Caya’ le preguntó a Cadena por la esposa de Juan Guillermo Monsalve, testigo clave en el proceso contra el expresidente.

“…Y mira, ¿y cómo ves lo de mi jefe, se puede arreglar? La vieja se echó pa’ atrás, la del tipo”, se escucha en el audio, donde no queda claro a quién o a qué se está refiriendo específicamente la entonces asesora del senador Uribe.

Sin embargo, Noticias Uno relaciona esta conversación con la reunión que sostuvo Dayanira Gómez Sarmiento, esposa de Monsalve, con Diego Cadena en una cafetería del centro de Bogotá días después.

En dicho encuentro, Gómez Sarmiento grabó al abogado del expresidente supuestamente ofreciéndole beneficios para su esposo si este se retractaba de sus acusaciones contra Uribe, indica RCN Radio.

En estos momentos, el también llamado ‘abogánster’ (por una infidencia revelada por Daniel Coronell en Semana) es investigado porque, aparentemente, sobornó a varios exjefes paramilitares, entre ellos Monsalve y Carlos Enrique Vélez, para que cambiaran su versión en el citado proceso que afronta el líder del Centro Democrático.

¿La Fiscalía se quiere lavar las manos?

El fiscal Barbosa manifestó días atrás que «los audios relativos a las conversaciones telefónicas conocidas por los medios, hechas a un número vinculado al proceso por el homicidio del señor Óscar Eduardo Rodríguez, nunca estuvieron en poder de la Fiscalía».

«Siempre permanecieron en la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional y jamas fueron remitidas a la Fiscalía General de la Nación», acotó el funcionario.

No obstante, el senador Jorge Robledo, del partido Polo Democrático Alternativo (PDA), cuestionó el viernes el papel de la Fiscalía en el caso y aseguró que era obligación del anterior fiscal general, Néstor Humberto Martínez, abrir una investigación en 2018.

«Esto estaba en poder de la Fiscalía desde junio de 2018 y fue ocultado dos años sin la menor duda por la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez y creo que por él mismo en persona, porque es difícil creer que un asunto de tanta gravedad no hubiera pasado por sus manos», dijo Robledo a la agencia EFE.

Lo más reciente es que Uribe reaccionó luego que la revista Semana revelara que su exasesora María Claudia Daza sí habló con el ganadero asesinado «Ñeñe» Hernández.

«Cayita: Nadie la envió a la Guajira ni la autorizó a pedir dinero; en 2da vuelta no hubo donantes, Luigi manejaba todo correctamente, nunca intervine. Vicky Restrepo gerenció mi campaña al Senado, nadie más autorizado para dinero,que nunca recibo. Supe del Ñeñe cuando lo asesinaron», aseguró Uribe en Twitter.

Ñeñe y Cayita hablan de Duque y Uribe

En la grabación, una mujer que a quien el Ñeñe llama Cayita menciona a Priscisla Cabrales y lo difícil que está la campaña en La Guajira. “Esta campaña no ha sido fácil”, dice él. “A mí me tiene protegida la sombrilla de mi jefe”, dice ella. El Ñeñe le repite que está preocupado y por eso considera que “hay que salir a buscar “a buscar plata por debajo de la mesa”.

El presidente Duque y su campaña son mencionados a lo largo de la grabación. En ella, Cayita le asegura que ya consiguieron 1.000 millones de pesos, pero ella le pide que le ayuden con empresarios. Cayita le cuenta al Ñeñe que Uribe y Duque la enviaron a Manaure y Uribia y que en esa gira la acompañó “Lucho” el conductor de “Goyo”, un nombre que es mencionado varias veces en la conversación.

También le asegura la mujer de la conversación con el Ñeñe que “al jefe lo tengo alineado. A Uribe le cuento todo”. En otro fragmento el hombre le cuenta que Pepe Gnecco tiene que ir a hablar con ellos. Comenta que lo de la Guajira “se está enfriando. Tiene que ganar en la Guajira” y en esa parte mencionan que tiene que “pegarse de Deluque”.

En la grabación se menciona el hecho de que «en las pasadas elecciones nos aprovechamos plata de Vargas Lleras», algo que se había conocido ya en la transliteración de esa conversación que hasta ahora se conoce en su totalidad.

En tono de broma, en los primeros minutos de la conversación, Cayita dice: “me tienes que lambonear o no vas a la posesión de Duque”, y asegura que “Priscila y yo estamos haciendo la lista de la posesión”.

Te puede interesar…