sábado, octubre 19, 2019

Parlamentarios decidieron que el pueblo ecuatoriano ya no será parte de Unasur

Lenín Moreno concreta salida de Unasur y traiciona a la Patria Grande

Finalmente, la Asamblea Nacional de Ecuador concretó lo acordado tras el estrechón de manos que hace más de un año se produjo en el Palacio de Carandolet.


Mike Pence -vicepresidente de Estados Unidos- no había terminado de salir de la sede de Gobierno en Quito -el 27 de junio de 2018- cuando ya el presidente Lenín Moreno comenzaba a dictar las medidas exigidas por Washington para desmembrar y desarticular todo tipo enlace que aún se mantuviera en ese país y que hiciera recordar los alcances positivos logrados por el expresidente Rafael Correa.

Desde entonces, Moreno comenzó a deslindarse de todo lo que tuviera que ver con la Revolución Ciudadanaa y con el proceso de unidad latinoamericano consagrado en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), instancia a la que atacó de distintas formas luego de haberla elogiado cuando era integrante del gobierno de Correa, al punto de arrebatarle su sede fundacional.

El boicot a Unasur -proceso que iniciaron los actuales gobernantes de países complacientes a las peticiones de Estados Unidos: Colombia, Chile, Argentina, Paraguay, Perú y Brasil- fue oficializado por el régimen de Moreno el pasado 13 de marzo, cuando informó que había decidido la salida de su país de esta instancia.

Moreno, de esa manera, cumplía a cabalidad las exigencias que le hiciera la administración de Donald Trump meses atrás y desde entonces se dedico sistemáticamente a desmembrar todo lo que tenga que ver con la independencia latinoamericana y la soberanía regional, para así ser considerado como uno de los vasallos más complaciente de Estados Unidos.

La traición de Moreno, quien llegó a la jefatura de Estado gracias a los votos conseguidos por las fuerzas de la Revolución Ciudadana y el apoyo a todas luces que le brindó a su campaña presidencial Rafael Correa, es una de las más evidentes y se puede referenciar también en la forma como negoció la entrega del activista Julian Assange al Gobierno del Reino Unido, eso a pesar de ser un refugiado.

A ello se suma el corte de las relaciones diplomáticas con Venezuela, la persecución judicial contra el exvicepresidente Jorge Glass, el excanciller Ricardo Patiño y el mismo Correa; las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), las arbitrarias decisiones de la Asamblea Nacional, entre muchas otras medidas impopulares y complacientes a la Casa Blanca.

En ese contexto se da la salida de Ecuador de la Unasur, considerada como una arbitraria decisión de la Asamblea controlada por el régimen de Moreno, medida que además se produce justo cuando los mismos Gobiernos de los países que intentan restaurar el conservadurismo y la hegemonía estadounidense en la región, han activado desde la Organización de los Estados Americanos (OEA), con argumentos infundados, falsedades y violando las leyes internacionales, el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), con el fin de ejecutar una intervención militar contra Venezuela.

Relacionado:  En 90 días de gestión, la imagen positiva de Macri sigue cayendo

Se formalizó la salida de Ecuador de Unasur

Seis meses después del anuncio de Moreno sobre su decisión de sacar a Ecuador de Unasur, finalmente el martes 17 de septiembre de 2019, la Asamblea Nacional de ese país terminó de aprobar la salida.

Relacionado:  México extradita a EE. UU. a cómplice del "Chapo" Guzmán en su primera fuga

La decisión fue tomada a pesar del amplio rechazo popular que tiene el régimen de Moreno y de lo que implica, pues es considerada como una torpeza que va en contra de la voluntad de los ecuatorianos y del derecho y el mandato del Libertador, Simón Bolívar, a consagrar la patria grande y libre de la hegemonía estadounidense.

Un total de 79 votos de los diputados aliados al régimen fueron los que terminaron por concretar esta nueva traición de Moreno. El informe presentado por la Comisión de Soberanía y Relaciones Internacionales fue la envargada de evaluar los argumentos que presentaron las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Una vez analizada la Denuncia al Tratado Constitutivo se concluyó que hubo incumplimiento del objetivo del Tratado de Unasur, cuya finalidad era construir de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en diferentes dimensiones. Además, se estableció que si siete países ya abandonaron el ente regional no se puede hablar de integración latinoamericana”, describe el texto publicado en la web de la asamblea ecuatoriana.

Los Gobiernos a los que hace referencia el texto son los mismos que están aliados en el plan de desintegración de Unasur, de atacar y bloquear a Venezuela, y que actualmente son serviles a Washington en plataformas como el Grupo de Lima.

En el informe también se expuso que su debilidad y la cooptación ideológica generaron que la estructura institucional de Unasur no obtenga resultados tangibles para la ciudadanía y no se puedan cuantificar los beneficios que traían las reuniones de autoridades de gobierno para las poblaciones vulnerables, las empresas, o cualquiera de los demás sectores sociales.

Otro argumento utilizado por los asambleístas es la supuesta inviabilidad de continuar en el organismo, “ya que las causas de la parálisis de la entidad se encuentran en las diferencias políticas, la burocracia y el esquema rígido, lo que impide a los países nombrar a un sucesor para la Secretaría General”.

Sin embargo, las reacciones de la población han sido mayoritariamente en contra de la salida de Ecuador del bloque unitario. Los calificativos para atacar la medida de Moreno y sus aliados en el parlamento muestran el rechazo y la impotencia que sienten por esta nueva traición.

“Los que deberían irse son estos individuos, tienen el 90 % de rechazo popular, y siguen violando la constitución y las leyes, ahora salimos de la UNASUR para seguir metiendo la cabeza en la arena y volver a ser patio trasero de los estadounidenses, un día la Patria los juzgará”, expresó Juan Cordobés en Twitter.

Otro usuario identificado como Gabriel Paredes dijo: “Han de estar contentos con su Prosur, donde Bolsonaro enseña como cuidar el medioambiente, Macri da clases de economía y Duque da directrices de derechos humanos”.

“Cuanta mediocridad y cuanto odio definitivamente no tienen visión a futuro por Latinoamárica ni amor a la Patria. Pero nada es para siempre, ¡la historia les pondra en su lugar! El peor gobierno de la historia y la peor Asamblea de Ecuador, ¡que se vayan todos!”, dijo otro tuitero.

Otro en expresarse fue el expresidente Correa, quien dejó ver cómo los asambleístas guardan estrechos vínculos con Moreno, no sólo en lo político sino en los negocios. Sin embargo, fue más optimista y en un tuit acotó: “No solamente volveremos a construir la Patria de los humildes, sino también la Patria Grande”.

Te puede interesar…

Comentarios

Ayúdanos!

4,253,587FansMe gusta
187,982SeguidoresSeguir
295,391SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos