El cólera invadió Haití hace 10 años: el pueblo clama justicia y reparación a la ONU

Este 21 de octubre se cumplió una década del inicio del brote de cólera que provocó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Haití

Haití

Este 21 de octubre se cumplió una década del inicio del brote de cólera que provocó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Haití. La tragedia llegó con la entrada de un contingente de soldados infectados con la enfermedad bacteriana a la isla caribeña.


El contingente era de la Misión de la ONU por la Estabilización de Haití (MINUSTAH, por su sigla en francés). Ingresó por primera vez al país caribeño el 1 de junio de 2004, supuestamente como una misión de paz. Sin embargo, todavía se mantiene pero cambió su nombre a Misión de la ONU de Apoyo a la Justicia en Haití (MINUJUSTH).

La MINUSTAH fue obra del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, después de la intervención militar y golpe de Estado de febrero de 2004. Esa acción injerencista reemplazó al presidente Jean-Bertrand Aristide por Boniface Alexandre.

Tras imponerse el régimen de facto, Alexandre solicitó a la ONU una “fuerza provisional de paz”, que meses más tarde fue sucedida por la MINUSTAH. En 2017, la “Misión” acabó, su nombre se cambió a MINUJUSTH y actualmente cuenta con 4.900 uniformados, entre cascos azules y agentes de policía.

Desde entonces, son incontables los crímenes de lesa humanidad y abusos sexuales que cometieron cascos azules de la ONU en Haití, entre 2004 y 2017. Sin embargo, esta vez el tema apunta específicamente a la responsabilidad del organismo en llevar el peor brote de cólera a la isla.

Este semana, varias organizaciones, incluida la Plataforma Haitiana de Defensa para el Desarrollo Alternativo (Papda), se reunieron en Puerto Príncipe. Allí organizaron un tribunal popular cuyo objetvo sea juzgar los delitos de la MINUSTAH.

Haití
Cascos azules en Haití

En este tribunal popular se encuentran representantes de organizaciones de la sociedad civil y de movimientos sociales. También tiene como propósito exigir justicia y reparación para las víctimas del cólera.

Esta instancia lo integran abogados y peritos en derechos humanos, y trabaja para que las víctimas del cólera encuentren justicia. Persiguen ese objetivo aún 10 años después de la aparición del cólera en la localidad de Artibonite, por culpa del contingente de la MINUSTAH que llegó de Nepal.

El evento, celebrado el martes 20 de octubre, reunió a los consejos de abogados que representan a la ONU y a las víctimas. Todos están allí para testificar, al igual que testigos y expertos científicos, explicó Camille Chalmers, director ejecutivo de la Papda, en rueda de prensa.

La finalidad del Tribunal es convertirse en una nueva herramienta de movilización para intensificar la lucha y brindar más oportunidades. De esa manera quieren que las víctimas encuentren reparación.

“El Tribunal Popular en Puerto Príncipe debería allanar el camino para que otros tribunales populares internacionales juzguen los crímenes de las ONU en Haití. En particular el del cólera”, cita un documento.

Reparaciones a las víctimas del cólera

Según datos oficiales, el cólera mató oficialmente a unas 10.000 personas e infectó a 800.000 en Haití. Los organizadores de la corte contabilizan alrededor de 30.000 muertos, sin mencionar los daños considerables a la economía del país. Todo eso provocó una reducción de la producción de arroz en el departamento de Artibonite.

“Debe haber reparaciones individuales para todos los familiares de los fallecidos, para las comunidades y para el país por el daño económico sufrido. Se deben crear condiciones para evitar este escándalo, como asegurar el acceso al agua potable para toda la población“, dijo Patrice Florvilus. Él es director del despacho de abogados especializado en litigio estratégico de derechos humanos (Calsdh), uno de los organismos iniciadores del Tribunal Popular.

“Este tribunal popular reemplazará al tribunal formal. Como la justicia formal, en este sistema actual, no ha dado resultados, llamamos a la puerta de la justicia popular. Todo es de gran importancia para nosotros, porque el caso del cólera va más allá del marco de la justicia formal“, añadió.

Haití
Miles de crímenes de lesa humanidad han cometido las tropas de la ONU en Haití

Haití exige reparación a la ONU

Cuando la justicia formal falla en su misión, el pueblo tiene la palabra“, recalcó Florvilus, quien considera una falta de respeto que la ONU aún no haya reparado los daños que provocó.

En ese sentido, adelantó que tomarán acciones a nivel internacional. También anunció que el despacho de abogados especialistas en litigios estratégicos de derechos humanos también deplora la actitud de la ONU. A la fecha, el organismo aún no acepta sus responsabilidades civiles en el caso del cólera en Haití.

“Con el pretexto de la compensación colectiva, en proyectos falsos, la ONU gastó, a través de la Oficina de Servicios de Apoyo a Proyectos de las Naciones Unidas (Unops), cerca de 150.000 dólares por tramos municipales. Se incluyen cuatro en Mirebalais para construir pequeños mercados, en el contexto del cólera”, denunció Vilner Benjamin, coordinador de Asosyasyon viktim kolera kafou (Asovik).

Ese dinero se utilizó para proyectos pilotos que buscaban establecer pequeños contratos públicos. Sin embargo, debía ser dirigido a planes que realmente consideren ayudar a las víctimas, como parte de las operaciones de compensación, sugiere Benjamín.

En ese sentido, resaltó que el Tribunal Popular es la iniciativa propicia que engloba la lucha de varias organizaciones. Entre ellas, la Plataforma Haitiana de Incidencia para el Desarrollo Alternativo (Papda), la Plataforma de Organizaciones Haitianas para la Defensa de los Derechos Humanos (Pohdh), el Despacho de abogados y abogados especialistas en litigio estratégico de derechos humanos (Calsdh), la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (Rnddh), la Comisión Episcopal (católica romana), Justicia y Paz (Ce-Jilap) y la organización Konbit fanm Saj.

El lunes 19 de octubre, en memoria de las víctimas del cólera, se realizó una misa de recuerdo, seguida de una marcha pacífica, en Mirebalais, departamento central de Plateau. Fue allí donde se identificaron los primeros casos de infección por cólera en octubre de 2010.

En principio, la ONU negó su responsabilidad por la introducción del cólera en Haití. No obstante, luego el exsecretario general del organismo, el surcoreano Ban Ki-Moon, reconoció que la instancia tenía “una responsabilidad moral“.

organizaciones haití onu cólera

Apoyo internacional

Por su parte, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) emitió un comunicado para apoyar la lucha de la comunidad haitiana.

El texto difundido con el enunciado “Justicia y reparación para Haití. 10 años de Cólera”, indica que se suman al Tribunal Popular contra los crímenes de la MINUSTAH en Haití.

“Los pueblos del mundo no podemos hacer otra cosa que condena enérgicamente a la ONU y a todos los países que conformaron la coalición militar internacional en Haití. La MINUSTAH solo trajo miseria al pueblo haitiano, fue una herramienta para legitimar la más reciente etapa de saqueo contra el pueblo”.

“También significó la MINUSTAH el mantenimiento de gobiernos títeres que siguieron el derrocamiento de Jean Bertrand Aristide. Hoy hacemos un llamado a condenar desde todos los rincones del continente los crímenes cometidos por esta infame coalición, que entre otros trajo el cólera a Haití”, agrega el comunicado.

Además indica que desde el ALBA “unimos esfuerzos con el pueblo haitiano para juzgar todos los delitos de esta fuerza militar (…) y su verdadero artífice, que solo ha sabido plagar de miserias en nuestro continente: el infame Gobierno de Estados Unidos”.

“Finalmente, hacemos un llamado al cese definitivo de toda forma de injerencia en Haití. Hoy la MINUJUST es la continuación de la MINUSTAH y los pueblos del mundo le decimos basta. No la toleramos como no toleraremos más abusos contra el heroico pueblo de Toussaint y Dessalines. Exigimos el inicio de tribunales populares en todos los países como punto de partida de una agenda de relaciones al pueblo de Haití. Viva el pueblo de Haití. Abajo la MINUSTAH. Fuera la MINUJUST. Reparaciones para el pueblo de Haití”.

Desde que las tropas de la ONU están en Haití no se ha podido frenar la convulsión política y social, lo que ha agudizado la crisis humanitaria y alimentaria en el país

Uuguay con Haití

Desde Uruguay también se envió un mensaje a través de la Coordinadora por el Retiro de las Tropas de Haití y en Defensa de la Soberanía. Este movimiento manifestó su interés de ser parte del Tribunal Popular para juzgar los crímenes de los 13 años de ocupación de la MINUSTAH.

“Apoyamos el derecho y necesidad de Justicia de cada una de las víctimas, y de la nación, de toda la sociedad saqueada, humillada, devastada, masacrada”, expresaron.

“La violación de vuestro derecho a la soberanía, en la tierra de vuestros ancestros, de los cuerpos de vuestras mujeres y niños, es un crimen imperdonable que solamente se puede cargar con la solidaridad, el amor y la fe de todo un pueblo que lucha, como ustedes lo hacen, por un Ayiti Liv, (Haití Libre) definitivamente feliz”, añaden.

Luego, señalan que los haitianos “merecen lo mejor, y lo obtendrán, porque nunca desisten, nunca bajan los brazos. Ningún arma puede matar vuestros sueños de justicia y libertad”.

“Ayiti siempre en la vanguardia, delante de nosotros, los otros pueblos de Latinoamérica y el Caribe. Estamos con ustedes. Coordinadora por el Retiro de las Tropas de Haití – Uruguay”.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios