¿Pionero del saqueo y el genocidio? Nueva polémica sobre estatuas de Colón

El Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) decidió retirar la madrugada de este sábado 10 de octubre la estatua de Cristóbal Colón

Estatua

El Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) decidió retirar la madrugada de este sábado 10 de octubre la estatua de Cristóbal Colón. El monumento estaba ubicado en una glorieta del Paseo de la Reforma, en la alcaldía Cuauhtémoc de la capital mexicana.


El retiro ocurre dos días antes de conmemorarse los 528 años de la llegada de Cristóbal Colón a América, el llamado «Día de la Raza», según tradiciones antiguas. Sin embargo, desde hace décadas en varios países se reivindica como el día que comenzó la resistencia indígena ante la tiranía y el colonialismo europeo. Este último estaba representado principalmente el antiguo imperio español auspiciado por la iglesia católica.

De acuerdo con las autoridades, la decision se tomó para restaurarla “profundamente”, tras sufrir daños en 1992, y así “preservar el patrimonio cultural y artístico”.

Estatua

Un comunicado difundido por la Secretaría de Gobierno de Ciudad de México (Secgob) explicó la decisión. «La determinación de darle mantenimiento a la Glorieta de Cristóbal Colón, la cual históricamente fue la primera estatua colocada en Paseo de la Reforma en 1877, fue después de obtener los análisis del complejo escultórico, conformado por la estatua de Colón y las figuras de los frailes Pedro de Gante, Bartolomé de las Casas, Juan Pérez de Marchena y Diego de Deza. Se establecerá la fecha de restitución de la obra que sufrió daños en 1992».

Echar abajo la estatua

El incidente causó polémica en México. Varios colectivos habían convocado por redes sociales a la marcha “Lo Vamos a Derribar”, en referencia a la estatua. A Colón lo acusan de ser pionero del saqueo más profundo y del genocidio más brutal perpetrado en la historia de la humanidad.

Además, en julio pasado circuló una petición en Change.org para exigir al Gobierno de la CDMX que retire todos los monumentos similares. Incluso, aquellos que glorifiquen la invasión europea a territorio americano.

“Asumimos como acto soberano el derribo de monumentos execrables y como homenaje a los millones de indígenas y afrodescendientes masacrados, nuestros ancestros. Honramos su memoria y su lucha. Desmaterializamos las versiones únicas de la historia”, indicó el movimiento en un manifiesto.

La tendencia de echar abajo la estatua de Colón se ha dado en varias partes del mundo. Recientemente, en Estados Unidos un grupo de activistas derribó una estatua de Colón en la ciudad de Baltimore.

¿Héroe o ladrón?

Mientras tanto, en México el debate sobre si Cristóbal Colón debe ser honrado o eliminado de los espacios públicos, incendió las redes sociales.

“Si protegieran a los mexicanos como protegen la estatua de Cristóbal Colón”, “Quitan la estatua de Cristóbal Colón pero toman el feriado pagado, ¿Qué tal?”, “¿Qué pasaría hoy si unos reyes le dieran armas, recursos y dinero a un expedicionario con el objetivo de expandir su territorio saqueando todo a su paso? Por mí no regresen la estatua de Cristóbal Colón”, “Quieren tirar la estatua de Cristóbal Colón, por su derecho a seguir usando taparrabos y a hacer sacrificios humanos?, fueron algunos de los comentarios.

Por su parte, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, llamó a historiadores y ciudadanía a hacer una reflexión sobre la permanencia de este monumento.

«A lo mejor valdría, ahora que se está restaurando, una reflexión colectiva de qué representa, sobre todo hacia el próximo año. 700 años de la fundación lunar de Tenochtitlan, 500 años de la Conquista, 200 años del México Independiente y esta visión que todos aprendimos del descubrimiento de América. Como si América no existiera antes de que llegara Colón», manifestó.

Estatua

¿Debe regresar la estatua?

Cuando le preguntaron si está abierta la posibilidad de que la obra no regrese, Sheinbaum señaló que no puede tomar de manera unilateral esa decisión.

La polémica surgió el mismo día en que Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de Andrés Manuel López Obrador, se reunió con el papa Francisco en el Vaticano. En el encuentro, le entregó una carta del presidente de México, quien insiste en que la Iglesia católica debe ofrecer disculpas en 2021, cuando se cumplen 500 años de la mal llamada «conquista».

“Con motivo de estas efemérides, tanto la Iglesia católica, la Monarquía española y el Estado mexicano debemos ofrecer una disculpa pública a los pueblos originarios que padecieron de las más oprobiosas atrocidades para saquear sus bienes y tierras”, se lee en la carta compartida por los medios.

La estatua de Cristóbal Colón es la primera que se colocó sobre Paseo de la Reforma, en 1877. Fue una donación de Antonio Escandón, empresario y banquero mexicano, quien la ordenó en 1873 al escultor francés Charles Cordier.

El los últimos años se ha visto afectada por pintas durante manifestaciones que cruzan por la icónica avenida de la Ciudad de México.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios