Cuándo estará listo el holding regional que busca «transformar» la industria bursátil latinoamericana

Las bolsas de valores de Chile, Colombia y Perú adelantan un proceso de integración que aspira a convertirse en un holding atractivo para los inversionistas.

Holding

La anunciada integración de las bolsas de valores de Colombia, Chile y Perú para convertirse en «un holding regional» y «transformar» la industria bursátil de Latinoamérica es uno de los temas económicos que más llama la atención de los inversionistas, ya que la nueva sociedad financiera promete convertirse en «un polo atractivo» al garantizar «mayor competitividad frente a los actores globales».


La iniciativa se formalizó en febrero pasado, cuando la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) y la Bolsa de Valores de Lima (BVL) dieron a conocer la inédita sociedad estratégica. Este proceso es considerado por el holding regional como «un importante paso» que permitirá «la integración de las tres bolsas y sus filiales» a través de «una sola plataforma de negociación, compensación y liquidación».

Desde entonces han ido avanzado en la integración para lograr un mercado de finanzas cercano a los 250.000 millones de dólares, con el que competirían directamente con México, el segundo más grande de Latinoamérica, que posee una capitalización bursátil superior a los 300.000 millones de dólares.

Holding
Un operador de la Bolsa de Valores de Santiago, Chile, vende acciones en plena faena bursátil GINNETTE RIQUELME / AFP

De momento se conoce que el holding tendrá su sede en Santiago de Chile, considerado como el mercado más importante de la zona andina, que maneja un capital cercano a los 100.000 millones de dólares; mientras que Perú y Colombia tienen mercados superiores a los 80.000 y 60.000, respectivamente.

A pesar que la fecha de inicio aún es una incógnita, cuando entre en funcionamiento se convertirá en el tercero más grande en una región que domina ampliamente Brasil, con una cartera de más 615.000 millones de dólares.

Las estimaciones del grupo bursátil es que durante el 2023 las entidades sigan adecuándose para su creación y comenzar a operar como holding a partir de 2024.

¿Cómo avanza el holding?

La consolidación de la sociedad financiera ya superó una etapa crucial, que fue la valoración a las tres bolsas ejecutada por el banco de inversión Rothschild & Co. Ahora, queda pendiente definir las tasas de intercambio para cada uno de los mercados.

Otro paso clave será la integración de las acciones de las tres bolsas. Según explicó anteriormente el presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba, este proceso sería «relativamente rápido», aunque requiere que las autoridades regulatorias en cada uno de los países aprueben la operación.

La etapa culminante, según detalla el Grupo Bancolombia, sería la más extensa, porque necesita que los tres países se adapten a las normativas del holding, un proceso que llevaría más de un año. Mientras tanto, equipos de las tres bolsas trabajan en el proyecto bajo la dirección de la firma internacional Bain & Company.

«La integración bursátil más exitosa del mundo»

En septiembre pasado, durante el Congreso de la Asociación de Comisionistas de Bolsa de Colombia (Asobolsa), realizado en Cartagena, estuvieron presentes los titulares de las tres empresas que integrarán el holding andino. El encuentro fue el primer evento público en el que participaron los líderes del proyecto regional.

Juan Pablo Córdoba, de la BVC; Francis Stenning, de la BVL, y Juan Andrés Camus, de la BCS, señalaron que aunque la iniciativa ha tomado tiempo, «está más firme que nunca y más cerca».

«Este será el proceso de integración más ambicioso del mundo y el más exitoso del globo», expresó Córdoba, citado por medios locales. Por su parte, Camus dijo que la creación del holding «va a generar una economía de escalas, en directo beneficio de los inversionistas». Además, reducirá los costos transaccionales y abrirá las puertas «a un mercado más amplio, profundo y líquido».

¿Cómo funcionará?

Por su parte, Córdoba comentó que el holding regional será dueño de las tres bolsas y funcionará como «una sola compañía que será la propietaria de los tres mercados». Con eso, indicó, se garantiza que los procesos en los tres países sean los mismos, con igual tecnología y forma de operar.

Un punto a tomar en cuenta para el funcionamiento de la sociedad es la moneda que se utilizará para negociar. Córdoba explicó que como no existe todavía una moneda común –como sucede en Europa– y los tres países manejan distintas divisas, se va a tasar el valor de las cotizaciones en dólares.

Empleados verifican datos en una computadora en la Bolsa de Valores de Colombia, en Bogotá, el 10 de marzo de 2020 Juan Barreto / AFP

Al momento de hacer las transacciones, los inversionistas podrán colocar su dinero en monedas locales o divisas, y cuando se les vaya a liquidar podrán elegir si hacerlo en la divisa de su país o en dólares.

La integración permitiría, además, negociar en otros instrumentos que no están en las bolsas locales y contar con una gama de productos que pudieran ser atractivos para el mercado internacional al mostrarse en conjunto.

¿Qué falta para el holding?

El titular de la BVC comentó que lo primordial es que los accionistas constituyan formalmente la empresa ante los entes reguladores de cada país, con fecha límite al 31 de diciembre de 2022.

Lo siguiente es tener listo también en diciembre el plan de trabajo de los modelos operativos para ser presentado a los reguladores de los tres países.

Imagen ilustrativa

También es importante definir detalles logísticos, como coordinar la hora de apertura de los tres mercados bursátiles, sobre todo por la diferencia horaria de Chile frente a Colombia y Perú.

Otro asunto es abordar la diversificación de los tres mercados. En Colombia, por ejemplo, la bolsa maneja servicios públicos y energía que no tienen las demás. Chile, por su parte, es la más fuerte de las tres en materiales y en retail. Mientras tanto, Perú complementa ventajas en materiales, finanzas y minería.

La iniciativa también debe superar dificultades como las normativas locales de cada país y los asuntos fiscales, para que la integración pueda ser factible, justa y beneficiosa para todos los integrantes.

Sin embargo, más allá de los retos, la ventaja de los tres países es que ya cuentan con mecanismos de integración a través de la Comunidad Andina (CAN) y tienen cercanía geográfica, lo que permitiría agilizar el entendimiento y darle dinamismo al mercado interno de valores.

Te puede interesar…

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬

Sigue Leyendo