Exclusivo: Joaquín Lavín Jr (UDI) ofició a Contraloría por caso Cathy Barriga

En octubre pasado, el diputado UDI y también esposo de Cathy Barriga, Joaquín Lavín JR, ofició a Contraloría con el objetivo de solicitar un informe respecto del cumplimiento de la respuesta de observaciones, emitidas por este organismo de control a la Municipalidad de Maipú. Es decir, los parlamentarios solicitaron a Contraloría, tener conocimiento si la actual administración municipal "solucionó" y/o informó las diferencias monetarias; lo que llama la atención debido al estrecho vínculo entre el parlamentario y la exedil.

Durante los últimos días, la Fiscalía Metropolitana Oriente confirmó que la exalcaldesa de Maipú Cathy Barriga, será formalizada por los delitos de fraude al Fisco y falsificación de instrumento público, debido a que se estableció que el monto defraudado es de $31.000 millones. Por lo que, la exjefa comunal enfrentará a la justicia el próximo 19 de enero de 2024, en el Noveno Juzgado de Garantía de Santiago.

Incluso, la fiscal Lorena Parra afirmó que «son delitos muy graves, y en este caso son reiterados. El periodo de ellas fue durante varios años, por lo tanto, estamos hablando de una pena de crímenes». Lo anterior, puesto que, los hechos ocurrieron durante la gestión de Barriga en la Municipalidad de Maipú, entre los años 2016 y 2021.

Tras esta revelación del Ministerio Público, El Ciudadano tuvo acceso al oficio emitido por los diputados Joaquín Lavín Jr (esposo de Cathy Barriga) y Cristián Labbé (UDI) -el 3 de octubre de 2023-, solicitando a la Contraloría General de la República, un informe respecto del cumplimiento de la respuesta de observaciones emitidas por este organismo de control a la Municipalidad de Maipú, en el informe final de fecha 22 de agosto de 2022, es decir, los parlamentarios solicitaron a Contraloría, tener conocimiento si la actual administración municipal «solucionó» y/o informó las diferencias monetarias.

«Se advirtió que la cuenta Ingresos por Percibir, consignada en el Balance de Comprobación y de Saldos al 30 de junio de 2021, difiere en $28.363.735.265, de lo presentado en las bases de datos de morosos (…) En el preinforme se indicó que, al 31 de diciembre de 2020, el presupuesto final ajustado (presupuesto final menos saldo inicial de caja) se cifró en $119.313.870.947, monto inferior a los ingresos devengados en el período, que totalizaron $147.033.720.684, y superior a los percibidos que ascendieron a $115.390.042.891, equivalentes a 123,23% y 96,71%, respectivamente, quedando un saldo por percibir de $31.643.677.793, resultante de la diferencia entre el total devengado y los ingresos efectivamente recepcionados», se lee en el informe final de Contraloría.

En la investigación también se confirmó la existencia de una cuenta corriente del Banco Scotiabank -la que no fue informada por el municipio-, también de 60 operaciones de depósito por un monto total ascendente a $24.908.301, que no se encuentran registrados en la contabilidad municipal, y que se verificó que durante los períodos 2020 y 2021, hubo 3 y 6 casos, en los que se registraron rebajas a la «cuenta por $130.469.927 y $688.707.338, en circunstancias que la cuenta de aplicación de fondos no presenta movimiento alguno, cuya omisión se traduce en una falta de rendición de cuentas y que en definitiva afecta el resultado del saldo inicial de caja».

Sin embargo, en la respuesta al oficio -de noviembre de este año-, la entidad fiscalizadora remitió un informe de seguimiento sobre la Auditoría a la situación presupuestaria en la Municipalidad de Maipú, en el que se revela que respecto a los $28.363.735.265, se requirió al municipio acreditar la implementación de un procedimiento de control orientado a efectuar cuadraturas periódicas respecto de los datos reportados.

«Se solicitó aclarar la diferencia determinada por $28.363.735.265, efectuando los ajustes contables pertinentes, los que deberán ser autorizados por este Organismo de Control (…) En tal contexto, el organismo comunal señaló que aún no se ha establecido un procedimiento de control formal para la realización periódica de cuadraturas, y que se encuentra en proceso de análisis y conciliación de los ítems objetados (…) sin embargo, atendido su estado actual y el tiempo transcurrido, se le solicita adoptar las medidas que sean necesarias a objeto de agilizarlo, ajustándose a los plazos de instrucción», se lee en el documento de seguimiento de Contraloría a la Municipalidad de Maipú.

A través de redes sociales y tras conocerse su fecha de formalización, Barriga afirmó que “debí haber cancelado o no realizado todas las obras, programas y beneficios para ustedes, y que esto habría generado un supuesto déficit”. Además, aseguró que para la fiscalía ha quedado demostrado que todos los dineros fueron gastados en obras, programas y beneficios que iban en directa ayuda de los vecinos y vecinas de Maipú.

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬