¿Murió Michael D’ Andrea? El sicario de la CIA que planeó el asesinato de Qaseem Soleimani

La identidad de los agentes secretos de la CIA siempre es una incógnita, sobre todo la de los encargados de operaciones encubiertas, por eso se dice que es uno de los secretos mejor guardados

Andrea

Este martes -28 de enero de 2020- algunos cables de noticias informaron, con base a fuentes de inteligencia rusas e iraníes, sobre la presunta muerte de Michael D’ Andrea, el jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) en Irak.

Apodado como “El Enterrador” (The Undertaker), “El Príncipe Oscuro” (The Dark Prince) o “Ayatollah Mike”, D’ Andrea habría sido una de las víctimas del avión militar estadounidense que se estrelló en territorio talibán en Afganistán este lunes.

Desde que cayó la aeronave, los cables de noticias reportan que los talibanes se habían atribuido el ataque al avión, el cual aparentemente pertenecía a la CIA, pues tenía logotipos de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y del Comando de Combate Aéreo.

Fuentes de inteligencia rusas e iraníes -citadas por varios medios sin saber su verdadero origen- dicen que D’ Andrea, recientemente nombrado para encabezar operaciones encubiertas de la CIA contra Irán y responsable del asesinato del principal comandante iraní, Qassem Soleimani, aparentemente estaba entre los oficiales a bordo del avión y su cuerpo habría quedado calcinado.

Andrea
El presunto cuerpo de Michael D’ Andrea calcinado. Foto: Web

Al menos así lo reporta el sitio web Veterans Today citando fuentes de inteligencia rusas, que además agrega que el avión derribado en Ghazni -al Este de Afganistán- era un Bombardier E-11A de la Fuerza Aérea estadounidense.

Hasta el momento lo único confirmado por el Pentágono es que el avión sí era de su Fuerza Aérea y era una nave de vigilancia E-11 que cayó en territorio controlado por los talibanes en Afganistán.

En ese sentido, la cúpula militar estadounidense afirmó que “no había indicios de que el accidente fuera causado por fuego enemigo”. Al respecto, el diario Wall Street Journal detalló que “el Departamento de Defensa no dijo cuántos estaban a bordo o si hubo víctimas”.

Lo único que se sabe es que Washington realiza una investigación sobre el incidente y los militares proporcionarán más información cuando esté disponible, tuiteó el portavoz de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, coronel Sonny Leggett.

Andrea
Avión derribado en el que se presume viajaba D’Andrea. El rostro es del actor Fredric Lehne, quien hace el papel del agente secreto en la película Zero Dark Thirty. Foto: Web

¿Quién era realmente D’ Andrea?

D’ Andrea era conocido como uno de los hombres más duros dentro de la CIA. Su labor de espía lo llevó a ejecutar diversos crímenes de lesa humanidad, torturas, sicariatos, negocios turbios y masacres contra civiles, sobre todo en Oriente Medio, donde Estados Unidos está enquistado desde hace más de cuatro décadas.

En su prontuario se le reconoce por ser “una figura importante en la búsqueda de Osama Bin Laden -a quien Estados Unidos responsabiliza por “los ataques a las Torres Gemelas en Nueva York en 2001”, aunque aún no se sabe con certeza si ese lamentable suceso que produjo unas 2.500 víctimas fue orquestado por el propio Gobierno estadounidense para justificar sus invasiones a Irak y Afganistán.

Otro escándalo en el que está involucrado es en el asesinato selectivo contra civiles a través del uso de drones, así como en la dirección de campañas terroristas durante las invasiones a Libia, Siria, Irak y Afganistán.

Se cree que D’ Andrea es el hombre que ejerce un papel fundamental en muchos actos de terror en Oriente Medio y además uno de los principales ejecutores y planificadores de las torturas que ejecutan los funcionarios estadounidenses en los centros de detención.

Andrea
En la web identifican a D’ Andrea con esta imagen que pertenece al actor Fredric Lehne. Foto: Web

De acuerdo con información reseñada en la web sobre este agente, D’ Andrea se unió a la CIA en 1979 y desde entonces ha sido parte fundamental en operativos encubiertos de EE. UU. para ejecutar sus planes extraterritoriales y de injerencia. Según informes, sirvió en un base clandestina en Egipto, dónde era el jefe de estación, y luego fue trasladado a Irak.

Sus primeras asignaciones en el extranjero fueron en África oriental, donde conoció a su esposa y se convirtió al Islam para casarse con ella.

Andrea
Faridah Currimjee D’Andrea es casi 10 años mayor que su esposo

Faridah Currimjee D’Andrea, casi 10 años mayor que su esposo, es hija de una familia adinerada de Mauricio con orígenes gujarati.

Los Currimjees son dueños de una empresa familiar y operan en diferentes sectores empresariales, como telecomunicaciones, medios, bienes raíces, turismo, servicios financieros y energía. Faridah es uno de los principales directores del grupo Currimjee y sus empresas familiares pueden ser utilizadas como cubiertas de la CIA.

En 2006 fue nombrado jefe de la Unidad de “contraterrorismo” de la CIA y reemplazó a Robert Grenier. Durante su estadía de nueve años, D’ Andrea presidió centenares de ataques con drones estadounidenses en Pakistán y Yemen.

Además, defendió el programa de ataques con drones ante el Congreso. En 2015 entregó el liderazgo del programa de drones a Chris Madera, siguiendo un reajuste burocrático del director John O. Brennan.

Otro caso en el que está involucrado es el relacionado con las torturas contra Abu Zubaydah, Abd al-Rahim al-Nashiri y Khalid Shaikh Mohammed, a quienes calificaron de terroristas y supuestos autores de los atentados del 11 de septiembre; hombres que de acuerdo a un informe del Senado fueron víctimas de torturas durante los “interrogatorios”.

Andrea
Se presume que D’ Andrea tenga poco más de 60 años de edad

Este agente también pudiera estar implicado en el asesinato del miembro de Hezbollah, Imad Mughniyah en Damasco, Siria. Además, recibió señalamientos en su contra tras el Ataque al Campamento Chapman en Khost, Afganistán, cuándo siete agentes operativos de la CIA resultaran asesinados en un bombardero suicida.

La vida de D’ Andrea es tan importante dentro de la estructura militar del Pentágono y la CIA, que de hecho Hollywood filmó la película “La noche más oscura” (Zero Dark Thirty) y uno de los personajes, “El Lobo”, está inspirado en su vida.

La película contó con cinco nominaciones a los premios Óscar de 2012: Mejor Película, Mejor Actriz (Jessica Chastain), Mejor Guión Original, Mejor Montaje y Mejor Edición de Sonido, en la que ganó el premio junto con el largometraje Skyfall.

vuelo
Accidente en el que habría muerto el agente secreto

La “motivación” de D’ Andrea

En un articulo publicado por Ramiro Gómez en el portal kaosenlared.net y titulado “¿Quién es el nuevo jefe de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos en Irán?, se hace un breve análisis sobre D’ Andrea, un estadounidense convertido al islamismo, a quien califica como “hipócrita”, “violento” y “torturador”.

De acuerdo con la publicación, la hoja de servicios de D’ Andrea aparece como el organizador del programa de acondicionamiento a través de la tortura y creador de la cárcel secreta de Salt Pit –en Afganistán–, donde supervisó los experimentos a los que fueron sometidos Zubaydah, al-Nashiri y Mohammed.

D’ Andrea tiene la reputación de ser extremadamente inteligente y violento (…) En 2006, el agente Michael D’Andrea inició el programa estadounidense de drones asesinos. En 2008, organizó el asesinato, en Damasco, del jefe militar del Hezbollah Imad Mugniyeh. También dirigió hasta 2015 el programa de drones asesinos”, describe el artículo.

En el texto, Gómez plantea varias interrogantes: “¿Qué motiva a un devoto seguidor de Mahoma para ser el organizador del programa de acondicionamiento a través de la tortura y creador de la cárcel secreta de Salt Pit –en Afganistán? ¿Qué motiva a un agente de la CIA para ser el cerebro que ideó el programa estadounidense de drones asesinos? ¿Patriotismo? ¿Orgullo?

“No, los servicios de inteligencia occidentales tienen intereses y objetivos, para lograrlos esos mismos servicios de inteligencia no tienen escrúpulos. Quiero decir esto: los servicios de inteligencia occidentales tienen un accionar, muy similar a 1984 (novela) escrita por George Orwell entre 1947 y 1948 y publicada el 8 de junio de 1949. La teoría del Gran Hermano describe muy bien cómo los gobiernos utilizan a los servicios de inteligencia occidentales, y cómo estos servicios de inteligencia muestran su lado más oscuro”, responde Gómez.

Andrea
Imagen de la película Zero Dark Thirty donde aparece el personaje de “El Lobo”, inspirado en D’ Andrea

“Para mí, estas prácticas de la CIA se parecen mucho a las prácticas de las caravanas de la muerte y las prácticas de la Escuela de Mecánica de la Armada durante la dictadura de Videla en Argentina en los 70: el programa de acondicionamiento a través de la tortura y creador de la cárcel secreta de Salt Pit en Afganistán y el programa estadounidense de drones asesinos”.

En ese sentido, Gómez comenta que la verdadera “motivación” de D’ Andrea, o de Estados Unidos, es evitar a toda costa que se fortalezca la alianza Irán-Qatar, algo en lo que vienen trabajando de manera más directa, al menos desde 2017, cuando se realizaron los atentados -el 7 de junio de ese año- en Teherán, que causaron 17 muertos y fueron reivindicados por el Estado Islámico.

Goméz comenta que esos ataques contra el Parlamento y el mausoleo del imán Jomeiní en Teherán pudieron ser, en ese momento, “el pretexto para que las potencias occidentales” iniciaran un nuevo conflicto en el Golfo Pérsico, hecho que se concretó este año por parte de Estados Unidos.

El trasfondo, describe Gómez, es evitar que la Monarquía de Qatar se consolide como apoyo político y militar de la República Islámica de Irán.

“Quiero señalar la que la Monarquía de Qatar es sunnita, y la mayoría de la población de este Estado del Golfo Pérsico es chiita, y las demás monarquías del Golfo Pérsico; buscan el aislamiento de Qatar: principalmente Arabia Saudita, que supuestamente alega que Qatar apoya al Estado Islámico, pero la verdadera razón del conflicto es la alianza Irán-Qatar”.

“Para concluir mi artículo quiero citar este versículo del Corán: “Si alguien mata a una persona, sería como si matase a toda la humanidad: y si alguien salva una vida, sería como si hubiera salvado la vida de toda la humanidad” (Sagrado Corán 5:32) ¿Qué motiva a un hombre como Michael D’ Andrea? La hipocresía”.

CIA

¿Cómo se supo la identidad del “Enterrador”?

La identidad de los agentes secretos de la CIA siempre es una incógnita, sobre todo la de los encargados de operaciones encubiertas. Por eso se dice que es uno de los secretos mejor guardados de la CIA.

Revelar sus rostros y nombres verdaderos -según la CIA- pone en peligro a los involucrados y da pistas estratégicas a los servicios de contrainteligencia extranjeros. Esto hace que los medios eviten publicar sobre ellos, excepto cuando hay causas penales graves abiertas.

Esa tradición la rompió en 2015 The New York Times, precisamente con Michael D’ Andrea. Para revelar su identidad, el diario neoyorquino se amparó en un caso polémico: las operaciones con drones, en aquel momento cada vez más intensas, estaban segando la vida de cientos de inocentes, y en el Valle de Shawal, en Pakistán, uno de estos ataques teledirigidos acababa de eliminar en una guarida de Al Qaeda a dos trabajadores sociales que se encontraban secuestrados: el estadounidense Warren Weinstein y el italiano Giovanni Lo Porto.

La muerte de estos trabajadores sociales fue un claro error de cálculo de la CIA y el periódico tomó la decisión de hacer público el nombre de quien en aquel momento ocupaba la jefatura del Centro de Contraterrorismo, Michael D’ Andrea. Él había dado la orden y, por tanto, él debía responder de sus actos.

Avión norteamericano siniestrado en Afganistan 27 Enero 2020. Foto Getty Images

Tanto la revelación como el razonamiento fueron acogidos con críticas en la Administración de Barack Obama y no fue secundada por algunos medios. Al conocerse la nueva asignación de D’ Andrea en el Gobierno de Trump, su identidad volvió a salir a la palestra y la polémica.

“Simplemente no hay excusa al exponer los nombres de quienes participan en operaciones encubiertas. Son personas que arriesgan su vida por nuestra nación y cuyo anonimato es tan crítico para nuestra seguridad como el chaleco antibalas para un soldado de infantería”, escribió el analista conservador Marc Thiessen.

Sin embargo, pese a las quejas de Thiessen, The New York Times se mantuvo firme en su argumento.

En junio de 2019, el rotativo neoyorquino relató sobre el nuevo papel del “Príncipe Oscuro”, quien ahora encabezaría “una serie de movimientos dentro de la agencia de espionaje que señalan un mayor enfoque muscular para operaciones encubiertas bajo el liderazgo de Mike Pompeo”.

“Irán ha sido uno de los objetivos más difíciles para la CIA”, dice el periódico y agrega: “El desafío de comenzar a llevar a cabo las opiniones del presidente Trump recae en D’ Andrea, un converso fumador en cadena al Islam … Tal vez ningún funcionario de la CIA sea más responsable de debilitar a Al Qaeda… El señor Trump ha designado a los halcones del Consejo de Seguridad ansiosos por contener a Irán e impulsar el cambio de régimen, la base para la cual probablemente se establecería a través de la acción encubierta de la CIA”.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios