Se enamoraron en el psiquiátrico, salieron y se casan

Viviana y Andrea estuvieron internadas en el Hospital Moyano pero se les dio el alta y ahora, fuera, decidieron ir al registro civil a concretar su amor. Una historia de vidas que encontraron su rumbo gracias al amor.

 

Ambas mujeres sufrieron de trastornos psicológicos, pero algo de su relación las salvó. Ahora que ambas han obtenido el permiso para salir de la clínica psiquiátrica, han elegido casarse a través del registro civil de la Ciudad de Buenos Aires, con el aval de la Defensoría General de la Nación. Juntas estuvieron internadas y se enamoraron, y ahora tiene derecho a concretar legalmente ese amor.

 

Buendiario-matrimonio-igualitario-viviana-andrea-moyano-2

 

“Yo la miraba cuando nos encontrábamos en el espacio de actividades compartidas del Hospital Moyano. Después, unas amigas nos presentaron. Nos miramos, nos abrazamos y nunca más nos separamos”, cuenta Andrea, que hace un año comparte una habitación de hotel con su pareja. La decisión de casarse la plantearon ante la Dirección General de Tutores y Curadores Públicos de la Defensoría, donde los abogados María Adelina Navarro, Lahitte Santamaría y Eduardo Corneo actúan como sus curadores, expresando judicialmente si hay cuestiones para las que las mujeres están incapacitadas.

“Gracias a ellos estamos acá, por eso los elegimos como testigos de nuestro casamiento”, cuentan las novias, que eligieron casarse el día del cumpleaños 32 de Andrea, que estuvo internada siente años en el Moyano; Viviana, por su parte, pasó 17 años en el neuropsiquiátrico porteño. “No podíamos creer cuando por fin llegamos a esta habitación”, recuerdan mientras toman café en dos tazas con corazones que les regalo su abogado.

 

Buendiario-matrimonio-igualitario-viviana-andrea-moyano-3

 

La leyes de Salud Mental y de Matrimonio Igualitario sustentan el logro, dado que lo considera “un caso único”, a la vez que explica que “se da el cruce de las legislaciones” y que solicita el apoyo del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que es el que paga el hotel donde ellas viven, según detalla una de las abogadas del caso. “Si bien el marco legal evolucionó, hay operadores del sistema de justicia que no se han aggiornado. Conocen la norma, pero hay reticencia en la real aplicación”, agrega luego.

 

Buendiario-matrimonio-igualitario-viviana-andrea-moyano-4

 

Fueron casi dos años de trámites legales y ante las autoridades porteñas, “sensibilizando a las personas, porque sólo por la vía de los papeles no sirve, hay que ir, contar la historia, conocerse, llamar”, recuerdan los leguleyos, quienes consiguieron la autorización judicial, el subsidio habitacional y que ambas cobren pensiones. La nueva normativa en Salud Mental reafirma la capacidad de las personas con problemas mentales para tomar decisiones respecto de lo que les sucede, y restringe las internaciones a casos excepcionales. Andrea, por ejemplo, administra las finanzas de la pareja muy cautelosamente.

Viviana tiene 58 años, es la experimentada. “Queremos contar nuestra historia. No hay nada mejor que la libertad”, reflexiona. “La peleamos desde adentro del Moyano y lo seguimos haciendo desde afuera”, agrega Andrea. Juntas cocinan, hacen las compras diarias y pasean por Buenos Aires. “Nos gusta ir al zoológico y al Botánico. Nos gusta estar juntas”. Y su felicidad compartida todo lo cubre.

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬