Una mega estafa alarma Colombia y ‘vincula’ a la realeza española ¿Por qué?

Manuel Alejandro Estrada Cardona creó una gran estafa a través de préstamos personales que prometió pagar con plata que le daría la Casa Real.

Una mega estafa alarma Colombia y ‘vincula’ a la realeza española ¿Por qué?

Autor: Ronald Ángel

Como ‘el duque de Cardona’ o simplemente ‘Lord Alejandro’ es referenciado Manuel Alejandro Estrada Cardona, el falso duque del Reino de España que realizó una mega estafa en Colombia, al conseguir préstamos personales de al menos 18 personas, así como créditos bancarios y financiamientos con tarjetas crediticias, valorados en más de 300.000 dólares.


El hombre, que según las víctimas tiene 28 años de edad y es originario de la ciudad de Medellín, en el departamento de Antioquia, al noroeste de Colombia, logró idear el plan en complicidad con su madre, quien corroboraba que su hijo era un supuesto miembro y heredero de la realeza española.

La historia del estafador, del que no se sabe su paradero, la dio a conocer el medio colombiano Radio Ambulante, un programa en línea que se dedica a contar historias de Latinoamérica y que, en este caso, relató la mala experiencia que vivieron una pareja de abogados que fue víctima del falso ‘duque de Cardona’.

Cardona llegó a la vida de las víctimas cuando estudiaba en una universidad de Medellín. Allí recibió clases de la profesora y abogada Kelly Córdoba, con quien a través del tiempo logró entablar una amistad bastante cercana y de confianza.

El universitario siempre lucía como un joven acomodado y de familia adinerada. Vestía ropa de diseñador, visitaba restaurantes lujosos e incluso llegó a cerrar un local de una marca reconocida para realizar un evento privado y mostrarle a sus amigos la última colección de esa tienda.

De esa manera, Cardona logró que su círculo cercano de amigos le tuviera confianza y, sobre todo, que creyeran que tenían suficiente dinero para llevar la vida que ostentaba. Eso facilitaría la estafa.

La estafa

Cuando Cardona logró ser supuestamente una persona transparente y de confianza para su círculo de amigos, al punto de ser casi un miembro de la familia de Kelly, su antigua profesora, el universitario le develó un «secreto»: era un duque de España.

En ese punto, la madre y cómplice de la estafa, Olga Cardona, fue clave para que Kelly y su esposo, Andrés que es también abogado, creyeran en el supuesto título real que ostentaba su amigo. La señora les contó que su papá era Venancio Cardona, un supuesto duque español que era abuelo de Manuel Alejandro, y que había tenido que salir de España durante la Guerra Civil.

Según la madre, el duque Cardona le dejó el título en su herencia a Manuel y una fortuna que le entregaría la Casa Real, una vez el joven cumpliera una serie de requisitos. Así se convertiría en uno de los cinco jóvenes menores de 30 años más ricos de Europa y América.

Manuel, que según medios locales es hijo de Fabio Estrada Chica, un exconcejal de Medellín por el Partido Liberal, pidió discreción a las que serían sus víctimas, porque el Tribunal Económico Administrativo de Madrid había liberado y depositado por error en su cuenta una parte de la fortuna, pero cuando la gastó, las autoridades bancarias generaron una alerta de lavado de activos que lo metió en problemas con la Fiscalía.

Para lograr cobrar la herencia y adjudicarse el título de duque, Manuel y su madre dijeron que entre los más de 100 requerimientos que debía cumplir, uno de ellos era montar un negocio, pero como tenía congelados sus recursos, pidió a sus amigos que le prestaran fondos para abrir un restaurante de comida saludable.

Kelly y Andrés sacaron ahorros personales y le prestaron 6.000 dólares con un pagaré firmado por Manuel y su compromiso de devolverles el doble cuando cobrara la herencia, algo que nunca pasó.

Sospechas

Luego que Manuel recibió el dinero de sus amigos, pasaron meses y la herencia no se finiquitaba. Cuando Kelly y Andrés se comenzaron a preocupar por el dinero prestado, el estafador les dijo que viajaría a España junto a su madre para acelerar los trámites.

Ya en España, el estafador y su madre le enviaban capturas de falsas conversaciones con supuestos funcionarios del tribunal español que se encargaba de su caso. A los pocos días informaron que para cobrar la herencia, Manuel no podía tener deudas bancarias. La pareja les creyó y volvieron a prestar dinero a Manuel, esta vez con la promesa que el falso duque les daría 900.000 euros por ser tan buenos amigos.

Pero siguieron pasando los meses y nada pasaba. Ya Kelly y su pareja estaban furiosos con Manuel. Sin embargo, el estafador decidió pagarles 20.000 dólares, así como otros préstamos al padre de Kelly, a la hermana de Andrés y a la firma de abogados que habían contratado.

Manuel desembolsó unos 60.000 dólares a sus amigos cercanos, lo que les hizo recobrar su confianza en el «duque de Cardona». En enero de 2022, Manuel les avisa que van a liberar la herencia y que debía ir a la audiencia en España junto a un grupo de testigos que confirmaran que había cumplido con los requisitos de su abuelo.

Manuel convocó a sus amigos cercanos, incluyendo a los que aún les debía dinero, para que fueran sus testigos. Les hizo firmar un acuerdo de confidencialidad y asistir a un evento de etiqueta que los prepararía para participar en una cena protocolaria con la familia real en el Palacio de Zarzuela.

El grupo de testigos era de 10 personas. Todos debían estar en España por alrededor de un mes para asistir a las audiencias del tribunal de Madrid y luego a la ceremonia oficial donde le entregarían el título de duque a Manuel y lo que más le interesaba, la fortuna.

Viaje a España

Para ir a España los testigos se endeudaron y pidieron prestado unos 55.000 dólares. Además, Manuel les volvió a pedir dinero, esta vez con con la excusa de que debía pagar impuestos para poder enviar el dinero a una cuenta bancaria en Colombia, y que todos debían comprar una vestimenta para ir a la Zarzuela, monto que él les pagaría cuando cobrara la fortuna.

Pero cuando tenían varios días en España, un funcionario del tribunal informó que los testigos tenían que volver a Colombia porque, una vez más, habían aplazado la audiencia, pero que en dos semanas debían estar nuevamente en Madrid.

Esto generó la ira de los amigos de Manuel y lo confrontaron. Ahí fue la primera vez que le dijeron estafador, pero además señalaron a Kelly y Andrés de ser cómplices del falso duque, cuando en realidad también eran víctimas. 

https://twitter.com/JosMara_42/status/1639816154657988608

A pesar de la situación, ambos seguían confiando en Manuel, y estuvieron a punto de demandar por injuria y calumnia a las personas que lo acusaban de estafador. En ese proceso, otro abogado, les abrió los ojos y entendieron que su falso amigo y su madre les habían mentido.

Comenzaron a revisar toda la situación y confirmaron que Manuel pedía préstamos a todos sus cercanos y que cuando les pagó a ellos fue con fondos de otras personas y no de la fortuna que le habían adelantado. Luego llamaron al Tribunal Económico Administrativo de Madrid y terminaron de corroborar la estafa: una funcionaria les dijo que no tenían ningún expediente de ese tipo.

Las víctimas de la estafa guardaron silencio para confrontar a Manuel, pero el falso duque se les adelantó y el 6 de mayo de 2022 les realizó una última llamada que recibió el esposo de Kelly: «Andrés, yo ya sé lo que ustedes están haciendo. Tenga en cuenta que yo estoy en el aeropuerto, me voy del país. Hagan lo que quieran«, dijo el estafador y colgó el teléfono.

Esa fue la última vez que hablaron con Manuel. Desde entonces no hay rastro del hombre, ni siquiera en redes sociales. En medio de todo esto las víctimas solo han podido recurrir a una acción legal, denunciar la estafa ante la Fiscalía colombiana.

Te puede interesar…


Comenta



Busca en El Ciudadano