Recomiendan no aplicarla a ancianos y pacientes terminales

Alarma en Noruega por la muerte de 23 personas vacunadas contra el coronavirus

De los casos con posibles efectos secundarios investigados por las autoridades noruegas, casi las tres cuartas partes se produjeron en personas de 80 años o más.

El fallecimiento de 23 personas en Noruega poco tiempo después de recibir su primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, fabricada por el laboratorio Pfizer, causó alarma colectiva en ese país europeo.

Por tal motivo, las autoridades del país escandinavo advirtieron del riesgo de administrar las vacunas Covid-19 a personas muy mayores y con enfermedades terminales, reseñó el portal Blomberg. 

«Para aquellos que tienen un período de vida restante muy corto de todos modos, el beneficio de la vacuna puede ser marginal o irrelevante», señalaron las autoridades.

Los funcionarios noruegos señalaron que 23 personas han muerto en el país poco tiempo después de recibir su primera dosis de la vacuna. De esas muertes, 13 se han sometido a autopsia, y los resultados sugieren que los efectos secundarios comunes pueden haber contribuido a reacciones graves en personas ancianas frágiles, según la Agencia Noruega de Medicamentos.

Éxito de medidas contra el coronavirus en Noruega lleva a funerarias al  borde de la quiebra | El Mundo | DW | 15.07.2020
Autoridades investigan la muerte de las personas acaecida tras la aplicación de la vacuna. Foto: DW.

«Para aquellos con la fragilidad más severa, incluso los efectos secundarios relativamente leves de la vacuna pueden tener graves consecuencias», ha afirmado el Instituto Noruego de Salud Pública.

Las compañías Pfizer-BioNTech están trabajando con Noruega para investigar las muertes, tal y como ha afirmado la farmacéutica Pfizer en un comunicado. «La cantidad de incidentes hasta ahora no es alarmante y está en línea con las expectativas», ha subrayado. 

Noruega ha administrado al menos una dosis a unas 33.000 personas, centrándose en las que se considera que están en mayor riesgo si contraen el virus, incluidos los ancianos. 

La vacuna Pfizer-BioNTech aprobada a fines del año pasado se ha utilizado de manera más amplia, y ahora también se está administrando una inyección similar de Moderna aprobada a principios de este mes. De los 29 casos de posibles efectos secundarios investigados por las autoridades noruegas, casi las tres cuartas partes se produjeron en personas de 80 años o más.

Hasta ahora, las reacciones alérgicas han sido poco frecuentes. En EEUU se han registrado 21 casos de reacciones alérgicas graves del 14 al 23 de diciembre tras la administración de unos 1,9 millones de dosis iniciales. Esa es una incidencia de 11,1 casos por millón de dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Otras noticias de interés:

Compártelo

Comentarios