El gran problema de la infertilidad

661

 

Óvulo_espermatozoide

En el mundo hay casi 5o millones de parejas infértiles, según un informe de la Organización Mundial de la Salud. Factores infecciosos, ambientales y genéticos pueden influir negativamente en la fertilidad masculina y femenina. En los países más pobres del mundo son muy comunes -por desgracia- las enfermedades de trasmisión sexual, que pueden provocar en la mujer la obstrucción de las Trompas de Falopio. En los países más desarrollados, en cambio, la tendencia es posponer la maternidad hasta una edad más avanzada, lo que aumenta las dificultades para concebir hijos de forma natural.

En Chile, los problemas de fertilidad afectan a más de 350 mil parejas. Aproximadamente el 21% de los casos se deben a un factor masculino, el 33% a un problema en el aparato reproductor de la mujer, el 40% a problemas de tipo mixto y el 6% a causas desconocidas. Las parejas afectadas por problemas en la concepción, a menudo sufren de estrés, ansiedad e incluso depresión, por lo que es importante intentar prevenir -en la medida de lo posible- los hábitos perjudiciales para la fertilidad.

La infertilidad masculina se debe principalmente a la incapacidad del sistema reproductivo del hombre para producir espermatozides de buena calidad y en cantidades suficientes. El consumo excesivo de tabaco y alcohol así como una mala alimentación pueden influir negativamente en la calidad del esperma. La obesidad y el sobrepeso suelen estar relacionados con problemas de infertilidad. Los médicos recomiendan añadir a la dieta alimentos ricos en ácido fólico, esencial en el desarrollo de las células germinales, como las espinacas, los espárragos, las frutas cítricas, el aguacate, las lentejas o las nueces.

Relacionado:  Podemos solicitará ante el Congreso cesar los privilegios de la monarquía española

Pero los problemas de infertilidad masculina no se deben únicamente a malos hábitos de vida, existen otras causas por las cuales la calidad y cantidad del esperma no es la suficiente para fertilizar el óvulo. El varicocele, por ejemplo, es una enfermedad que provoca que las venas que drenan de sangre los testículos se dilaten provocando que la temperatura del escroto se eleve, lo que perjudica seriamente la producción de esperma.

Por otro lado, las razones de la infertilidad femenina pueden ser la no liberación de óvulos, el bloqueo de las Trompas de Falopio, la endometrosis, o la mala cálidad de los óvulos. Como en el caso de los hombres, hábitos como el consumo excesivo de alcohol o drogas, una mala alimentación o fumar tabaco puede aumentar el riesgo de infertilidad. Ser mayor de 35 años y las toxinas ambientales como el plomo o los pesticidas también influyen negativamente en la fertilidad del ser humano.