El optimismo podría ser la clave de una larga vida

De acuerdo a un nuevo estudio
Publicado en

Mundo / Salud

0 0


Ver el vaso medio lleno puede significar una vida más larga, según una investigación que sugiere que los optimistas viven más tiempo en general, con una una mejor oportunidad de alcanzar los 85 años o más.

No es la primera vez que el optimismo se ha relacionado con los beneficios para la salud. Se ha descubierto previamente que las personas de disposición optimista tienen un menor riesgo de afecciones cardíacas y muerte prematura. Los investigadores ahora dicen que también podría jugar un papel en la longevidad.

“Una gran cantidad de evidencia sugiere que la longevidad excepcional suele ir acompañada de un período más largo de buena salud y una vida sin discapacidad, por lo que nuestros hallazgos plantean una posibilidad de que podamos promover un envejecimiento saludable y resistente cultivando activos psicosociales como el optimismo”, dijo Lewina Lee, la autora principal del estudio en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, Estados Unidos.

Si bien dicha posibilidad aún no se ha probado, Lee señaló que otros estudios han demostrado que se pueden elevar los niveles de optimismo.

Al escribir en Proceedings of the National Academy of Sciences, Lee y sus colegas informan cómo analizaron los datos de dos proyectos de investigación anteriores a largo plazo, uno con enfermeras y el otro centrado en una cohorte de hombres.

Las primeras fueron evaluadas en torno al optimismo en 2004, con participantes que tenían una edad promedio de 70 años, y seguidas hasta 2014. Para los hombres, el optimismo fue evaluado en 1986. Los participantes tenían una edad promedio de 62 años y el seguimiento de sus muertes se realizó hasta 2016.

El equipo dividió a unas 70.000 mujeres en cuatro grupos de igual tamaño, según sus puntajes de optimismo. Luego compararon sus esperanzas de vida, teniendo en cuenta factores como la edad, el sexo, la raza, la educación, la depresión y otras afecciones de salud presentes desde el principio.

Los resultados muestran que el grupo más optimista de mujeres tuvo una vida útil casi 15% más larga que la mínima. Los resultados fueron similares en los hombres. Los más positivos tenían una esperanza de vida casi un 11% mayor.

La investigación sugirió que las personas que son más optimistas también podrían llevar un estilo de vida más saludable, por lo tanto, el análisis tuvo en cuenta factores como los niveles de ejercicio, la dieta, el tabaquismo y la cantidad de alcohol que bebieron los participantes.

Al tomar en cuenta estos factores, los efectos resultantes fueron más pequeños, aunque aún pronunciados: el grupo femenino más optimista mostró una vida útil un 9% más larga que el menos optimista, mientras el quinto más optimista de los hombres tuvo una vida útil 10% más larga que el mínimo.

Estas cifras se mantuvieron casi sin cambios para las mujeres cuando se consideró la vida social, aunque para los hombres no se observó un vínculo claro con el optimismo, posiblemente debido al menor tamaño del grupo.

Para hombres y mujeres, el optimismo también se relacionó específicamente con alcanzar los 85 años o más cuando se tenían en cuenta los comportamientos de salud. En este caso, el grupo más optimista de mujeres tenía un 20% más de probabilidades de alcanzar los 85 años que el mínimo.

El estudio mostró algunos sesgos. La mayoría de los participantes en el estudio eran blancos y de nivel socioeconómico medio a alto, lo que significa que se necesita más investigación para ver si los hallazgos se mantienen en otros grupos. Además, los ingresos solo se consideraron entre los hombres y el optimismo (para ambos sexos) solo se consideró en un momento determinado.

Lee dijo que aún no estaba claro por qué el optimismo está relacionado con la longevidad. “En nuestro estudio, los comportamientos más saludables, menos síntomas depresivos y más lazos sociales solo explicaron parcialmente la asociación del optimismo a la longevidad excepcional”, dijo, agregando que es probable que haya otros mecanismos en juego, como las mejores habilidades que tienen las personas optimistas para enfrentarse con el estrés.

Fuente: The Guardian

Compártelo

Comentarios