es Spanish

¿Sabías de los químicos tóxicos en tampones y toallas higiénicas? Acá te lo contamos

De acuerdo a la información consultada del Manual de Ginecologia Natural de Pabla Pérez, los fabricantes de tampones incluyen asbesto en ellos. De acuerdo a esto, dos profesores del Departamento de Biología Molecular de la Universidad de Illinois en Estados Unidos dijeron lo siguiente: “La industria del tampón incluye asbesto en sus productos con la intención de hacer sangrar más a las mujeres durante su periodo menstrual y favorecer así el aumento de consumo de esta mercancía” (Donna C.Booisseau, Universidad de Illinois).

En los tampones y compresas, también hay otros componentes como la dioxina y el rayón. La dioxina es un químico que decolora, usado para blanquear las fibras del tampón. Produce cáncer y es tóxico para el sistema inmunológico y reproductivo. Causa alteraciones en la mucosa del útero, endometrio y puede causar endometriosis.

En septiembre de 1999 la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU declaró que el peligro real de la dioxina estaba relacionado con un contacto repetitivo, como lo es, paradójicamente hablando, ocupar tampones 4 o 5 veces al día, durante 5 días al mes, por 38 años aproximadamente a lo largo de tu vida.

El otro químico es el rayón, muy absorbente que ayuda a que las fibras del tampón que contienen dioxina queden en la vagina. Puede producir shock tóxico, el cual es una infección vaginal que puede producir fiebre, dolores musculares, fatiga, visión borrosa e incluso la muerte.

Determinadas toxinas incitan a que aparezcan los estreptococos y estafilococos aureus, causantes de la infección, que es una septicemia generalizada que provoca el shock. Los síntomas son: fiebre, vómitos, aparición de manchas, visión borrosa y dolores musculares.

Los componentes son muy perjudiciales para la salud, pero además, no son biodegradables, son contaminantes para el medio ambiente. Ahora bien, si analizamos esto de acuerdo a la lógica del sistema capitalista de comprar, usar y tirar, si se usan tampones y toallas higiénicas convencionales, sería una cantidad de químicos tóxicos enorme y además, no se contribuye a conservar, defender y proteger el medio ambiente, por la presente y futuras generaciones.

Por Francisca Arriagada.

El Ciudadano

Facebook Comments

4,249,903FansMe gusta
172,228SeguidoresSeguir
291,828SeguidoresSeguir
16,509SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -