China causa revuelo por reforma funeraria verde

138
ataúdes
Web

China posee 1300 millones de habitantes y esta sobrepoblación a llevado al Gobierno a tomar medidas destinadas a mejorar la calidad de vida de sus pobladores a través de un plan para el desarrollo del país para los próximos 30 años o más. Entre los cambios legislativos se encuentra la reforma funeraria verde que ha generado grandes controversias.

Los pobladores chinos consideran que está en riesgo el tradicional ritual de hacer ataúdes a medida y guardarlos en los hogares para usarlo cuando fallecen. Según las creencias crece la longevidad y la buena fortuna; pero para cumplirla muchas familias de bajos recursos pasan toda su vida ahorrando dinero.

Sin embargo, la prohibición de entierro en varios condados de la provincia de Jiangxi, ubicadas al sureste del país ha generado controversia porque las autoridades ingresaron a las viviendas para llevarse a la fuerza las urnas que fueron apiladas y destruidas con excavadoras.

La medida del Gobierno busca que la única manera para deshacerse de los cuerpos sea la cremación, esto con el fin de ahorrar tierras para la convivencia y gozar de espacios en una provincia con más de 45 millones de habitantes, reseñó The South China Morning Post.

Los pobladores se niegan a perder su tradición y en las imágenes publicadas en las redes sociales se aprecia como los ancianos intentaron impedir que los ataúdes fuesen destruidos, con lágrimas en sus rostros se lanzaron sobre estos para protegerlos.

En la provincia de Jiangx, un joven de 29 años y que pidió resguardar su identidad, contó que este domingo las autoridades confiscaron dos ataúdes de la casa de sus abuelos que guardaron durante 30 años.

«Fueron hechos por carpinteros usando madera que creció en nuestra tierra» dijo el joven que denunció: «las autoridades prohíben los ataúdes y también las tradiciones de entierro locales», así como las lápidas o el uso del dinero de papel.

https://twitter.com/twitter/statuses/1024120911337672704

Incautación de ataúdes

Las autoridades han incautado miles de urnas y en algunos casos ofrecieron compensaciones de 2.000 yuanes (290 dólares) por las confiscaciones de estas ataúdes a los pobladores, mientras aclararon que es ilegal tener o fabricar féretro.

El gobierno del condado de Yiyuang anunció en abril que exhumó un cuerpo que había sido enterrado violando las nuevas reglas de la entidad.

Relacionado:  Gobierno de Hong Kong advierte que no cederá a las amenazas de Trump

La policía de la provincia de Anhui precisó que en 2014, hubo seis suicidios de adultos mayores en el sureste de China tras conocerse que el Gobierno confiscaría los féretros.

Zhu Wei, profesor de la Universidad China de Ciencias Políticas y Derecho considera que la reforma funeraria verde que forma parte del desarrollo de China, debe aplicarse de manera gradual para conseguir un equilibrio con la tradición, alegando que la gente amerita por lo menos 20 años para adaptarse y aceptar los cambios.

Reforma Funeraria Verde

El Gobierno chino prevé reconstruir grandes ciudades con un espacio sostenible capaz de usar 48 por ciento menos de energía y 58 por ciento menos de agua que una localidad convencional. También busca reducir la basura en un 89 por ciento y generar un 60 por ciento menos de emisiones contaminantes (gases de los cuerpos sin vidas, combustible y empresas).

En estas ciudades se utilizará energía renovable y se evitará el uso del automóvil, cuyo motivo los habitantes podrán recorrerla a pie en 15 minutos y el transporte público será solo para conectar con las localidades vecinas.

Igualmente, un 15 por ciento de la superficie de las ciudades estará destinada a espacios verdes, un 60 por ciento para construcciones y el 25 por ciento restante para carreteras y calles de peatones; además contará con una escuela, un hospital, restaurantes y tiendas con estructuras tecnológicas pensadas para el menor impacto ambiental. Estas instalaciones podrán soportar sismos de magnitud.

Se estima que a finales del 2020 se haya transformado el distrito de Chengdu Tianfu Great City en la ciudad satélite con miras a ser replicadas en otras zonas del país.

¿Estados Unidos a las puertas de un conflicto bélico con China?