¡Crueldad desmedida! Madre ocultó embarazo a su familia y mantuvo a la bebé cautiva en un sótano

Una mujer de 45 años de edad, identificada como Rosa María Da Cruz, ocultó su embarazo a su esposo y tres hijos, logró dar a luz y mantuvo a la bebé en cautiverio en el sótano de su casa y el maletero de un auto durante dos años, sin que nadie se diera cuenta. El hecho se registró en Francia.

Todo se descubrió cuando la fémina llevó su vehículo Peugeot 307 a un garaje de Dordoña, en el suroeste francés, el 25 de octubre del 2013. Intrigados por el extraño ruido que salía del maletero, los mecánicos Guillaume Iguacel y Denis Latour, lo abrieron y descubrieron con horror a un bebé de 23 meses metido en una cesta. Era una niña completamente desnuda que agonizaba bañada en orine y heces, deshidratada, sucia e incapaz de sostener la cabeza, los brazos y las piernas.

Su madre, quien padecía de un trastorno conocido como síndrome de la negación del embarazo, había dado a luz en secreto y escondió a la bebé de tal manera que ninguno de los miembros de su círculo cercano se enteraron. Ni los vecinos, ni su familia en Portugal conocían su existencia. La llamó Serena.

Durante casi dos años la ocultó en una habitación en obras en la planta baja de la casa en la que vivían. Nadie entraba allí salvo ella, quien se levantaba temprano para darle un biberón y cuando salía de casa la metía en el maletero del coche. «Por la noche, cuando todo el mundo dormía me acostaba a su lado, le hablaba, le ponía música, la acariciaba, le decía que la quería, intentaba jugar con ella. Tenía una relación especial», declaró en su momento ante las cámaras de televisión.

Sin embargo, cuando fue interrogada por el juez en noviembre del año 2017, describió una relación bien diferente con su hija. Empezó a hablar con ella solo a partir de los 18 meses, cuando el bebé le sonrió. Fue también en ese momento cuando comenzó a vestirla y asearla una vez por semana. Asegura que nunca la maltrató, pero que no podía ocuparse de ella como lo hacía con el resto de sus hijos y que intentó mantenerla viva, publica el portal web El Periódico.

Juicio

Este lunes 12 de noviembre inició el juicio en la ciudad central de Tulle, donde se le acusa de violencia contra un menor que provocó discapacidad permanente. De ser declarada culpable, enfrenta una pena de hasta 20 años de prisión.

Serena presentaba un retraso considerable en su desarrollo psicomotor, y las secuelas de haber crecido en medio del silencio y la oscuridad serán permanentes. La menor ahora tiene 7 años y vive en una familia de acogida en Corrèze. Camina, corre y le gusta andar en bicicleta pero no soporta estar encerrada. No habla y manifiesta todos los síntomas de un espectro autista.

A.L.

Pseudociencia: Sectas 2.0 ofrecen “cura” del autismo aprovechándose de la vulnerabilidad de los padres

Atroz: Hospitalizan a 60 niñas tras sufrir mutilación femenina en Burkina Faso

4,223,711FansMe gusta
140,040SeguidoresSeguir
289,161SeguidoresSeguir
16,445SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Carabinero condenado por balear a comunero mapuche y mentir no irá...

El Juzgado de Garantía de Collipulli condenó a un miembro del GOPE de Carabineros por los delitos de violencias innecesarias con resultado...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -