La Inteligencia Artificial creó una nueva versión de Pac-Man

234

Nvidia Corporation, la empresa multinacional especializada en el desarrollo de unidades de procesamiento gráfico y tecnologías de circuitos integrados para estaciones de trabajo, ordenadores personales y dispositivos móviles, creó una Inteligencia Artificial (IA) capaz de recrear Pac-Man, el exitoso videojuego arcade creado por Toru Iwatani a principios de los años 1980.

La IA simplemente necesitó 50.000 partidas de Pac-Man para acabar el juego desde cero,   respetando las mecánicas y normas del juego.

El sistema creado por NVIDIA lleva por nombre  GameGAN y hace uso de las redes generativas antagónicas, un tipo de algoritmo que aprovecha la filosofía de aprendizaje no supervisado.

Según NVIDIA, GameGAN es el primer modelo de redes neuronales que emula el comportamiento de un motor de videojuegos. Hace uso de dos redes neuronales que compiten entre sí (una generadora y otra discriminadora), y acaba creando nuevos contenidos que emulan el contenido original que estaban observando.

El sistema creado por NVIDIA lleva por nombre GameGAN y hace uso de las redes generativas antagónicas, un tipo de algoritmo que aprovecha la filosofía de aprendizaje no supervisado.

Ruta virtual

El trabajo de esta inteligencia artificial es simple en teoría: juega al juego generado por este singular motor, GameGAN responde a esas acciones generando los fotogramas en tiempo real.

Lo que no hace este motor es generar un código que luego deba ejecutarse, sino que básicamente va generando fotogramas de forma coherente a medida que se reconocen y evalúan las distintas acciones que se van sucediendo en el juego.

Los creadores de este sistema destacaban que con GameGAN podrían “tener una inteligencia artificial que aprenda a emular las reglas de la conducción y las leyes de la física simplemente viendo vídeos y viendo cómo los agentes toman ciertas decisiones en su entorno”.

Desde que Pac-Man fue lanzado en 1980, fue un éxito y se convirtió en un fenómeno mundial en la industria de los videojuegos, llegó a tener el récord Guiness del videojuego de arcade más exitoso de todos los tiempos.

La leyenda

Desde que Pac-Man fue lanzado en 1980, fue un éxito y se convirtió en un fenómeno mundial en la industria de los videojuegos, llegó a tener el récord Guiness del videojuego de arcade más exitoso de todos los tiempos.

El protagonista del videojuego es Pac-Man, un círculo amarillo al que le falta un sector, parece tener boca. Aparece en laberintos donde debe comer puntos pequeños llamados «Pac-dots», puntos mayores y otros premios con forma de frutas y otros objetos.

Relacionado:  Neowise: el cometa “más brillante de los últimos siete años” podría observarse a simple vista desde la Tierra

El objetivo del personaje es comer todos los puntos de la pantalla, momento en el que se pasa al siguiente nivel o pantalla. Sin embargo, cuatro fantasmas o monstruos, Shadow (Blinky), Speedy (Pinky), Bashful (Inky) y Pokey (Clyde), recorren el laberinto para intentar capturar a Pac-Man. Estos fantasmas son, respectivamente, de colores rojo, rosa, cian y naranja.

Los fantasmas no son iguales, así mientras Blinky es muy rápido, y tiene la habilidad de encontrar a Pac-Man en el escenario, Inky es muy lento y muchas veces evitará el encuentro con Pac-Man.

Hay un “pasillo” a los costados del laberinto que permiten a Pac- Man o sus enemigos transportarse al costado opuesto. Cuatro puntos más grandes de lo normal están situados cerca de las esquinas del laberinto nombrados en inglés «Power Pellets», proporcionan a Pac-Man, durante un tiempo limitado, la habilidad de comerse a los monstruos.

Después de haber sido comidos por Pac-Man, los fantasmas se regeneran en «casa». El tiempo en que los monstruos permanecen vulnerables varía según la pantalla.

Hay unos descansos entre algunas pantallas (entre la 2 y la 3, 5 y 6, 9 y 10 y posteriormente cada cuatro pantallas) en que se ven escenas humorísticas sobre Pac-Man y los fantasmas.

Además de comer los puntos, Pac-Man puede obtener puntuación adicional si se come alguno de los objetos que aparecen dos veces por pantalla justo debajo de la caja en el centro del laberinto de donde salen los monstruos. El objeto cambia cada pantalla o dos, y su valor en puntos aumenta, de forma que dos cerezas (el premio de la primera pantalla) valen 100 puntos, mientras que el último objeto, la llave, vale 5000.

Te interesa leer: