5 signos de que estás saliendo con un adicto a las mentiras

Si bien mentir no es correcto, seguramente todos en este mundo hemos dicho alguna mentira que otra. Desde las más piadosas hasta mentiras gigantes, pero alguna vez lo hemos hecho.

Sin embargo hay quienes mienten en todo momento, y en esos momentos podemos afirmar que estamos ante un adicto a las mentiras.

¿Tu chico es un mentiroso compulsivo? Estos signos te ayudarán a descifrarlo.

# Sus historias cambian frecuentemente

Las personas que mienten compulsivamente, suelen olvidar las historias. Al MENTIR constantemente, no pueden recordar cada una de ellas.

Por lo que si algún día le preguntas sobre determinada historia podrás corroborar que el hilo de la misma puede haber cambiado radicalmente.

# Su lenguaje corporal lo delata

Nuestro cuerpo expresa todo lo que nuestras palabras no dicen, solo es cuestión de prestarle atención. Una persona que está mintiendo puede tener actitudes y acciones frecuentes como evitar contacto visual cuando está contándote algo, los brazos cruzados, apartarse físicamente, el sudor, entre otros.

Quizá debas prestar atención a ciertas actitudes de él y lo que su cuerpo dice. Es muy difícil de corroborar, pero es una de las herramientas que tenemos para detectar a un mentiroso compulsivo.

# Busca llamar la atención constantemente

Sin importar en que lugar esté, o con quienes esté, un mentiroso compulsivo puede ser aquél que está constantemente llamando, o queriendo llamar la atención.

Aquellas personas que desean recibir todas las miradas harán lo imposible para lograrlo, y muchas veces… inventar historias puede ser una manera de conseguirlo.

 

# No admitirán que están equivocados

Aunque tú sepas que lo que él está diciendo es completamente mentira, será muy difícil que lo admitan. Hará lo posible para convencerte que no tienes razón, y que él está diciendo la verdad.

# Tiene problemas de autoestima

Las personas que tienen baja autoestima y que no confían en ellas mismas, suelen inventar el mundo ideal y la persona que ellos quieren ser. Crean un mundo ficticio donde todo es como lo han soñado, y donde su autoestima puede llegar a crecer, pero en su afán por ser otra persona diferente a la que son pueden llegar a mentir en exceso y convertirse en un adicto a las mentiras.

 

 

 

Fuente: IMujer

4,208,903FansMe gusta
130,508SeguidoresSeguir
289,343SeguidoresSeguir
16,414SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -