7 cosas que representan la elegancia del mundo

La elegancia, en pocas palabras, es aquello que es excepcionalmente bello y sencillo, que es modesto y a la vez vivo

Por Felipe Oviedo

20/04/2015

Publicado en

Tendencias

0 0


Captura de pantalla 2015-04-20 a las 17.24.29

La elegancia, en pocas palabras, es aquello que es excepcionalmente bello y sencillo, que es modesto y a la vez vivo. Estas son 7 cosas que representan la elegancia del mundo.

El té

El té adquiere los tintes más hermosos y tranquilos, cambiantes pero lentos, humeantes, cálidos y antiguos. Siempre nos brinda consuelo estético y físico.

El globo terráqueo

Su virtud es el símbolo ecuménico de nuestra casa. El globo terráqueo es una joya a escala que ha empleado a los mejores artesanos y cartógrafos a lo largo de la historia para manifestar perfección y modestia.

El paraguas

Porque es a la vez bastón y bóveda celeste, ambas parte de la galería de la elegancia. Porque protege y nunca pesa. Porque reúne las insignificancias sofisticadas de la lógica y la geometría. Porque cualquiera que esté bajo uno, es un ser anónimo y discreto.

El helecho

Basta ver su sombra sobre un muro para entender que pocas manifestaciones de la naturaleza arrojan más elegancia. Muchas personas en la historia se han visto hipnotizadas por su encantador flujo.

El candelabro

Pendiente de un cable, el candelabro ilumina los techos con un halo sobrio de ser antiguo. Es en sí, una especie de micromundo que reúne la templanza, la utilidad y la belleza.

El diván

Por su forma casi de cuerpo humano tendido, y por la forma que éste hace que los cuerpos adopten, el diván es un mueble precioso. Induce, además, estados fantasmagóricos de ánimo y su nombre, la mera palabra, es pura gracia.

El espejo

Porque es la síntesis estética de todo. Porque en su cotidianidad sigilosa no cesa de enlazar mundos. Porque se convierte en todo y nunca deja de ser él. Porque incluso en la noche más cerrada sugiere que hay más noche en otra parte.

El gato

Porque siempre hay enigma en un gato. Porque escuchan el mundo en reposo y su silueta es una estatua erguida a la soberbia. Por su carácter de fiera independiente y altiva. Porque el gato solo quiere ser gato y sabe lo que quiere y en la noche tiene ojos de oro.

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬

Sigue Leyendo