La idea es reconocer las señales que representan un ataque canino

¡De locos! Un perro virtual enseña a prevenir mordiscos

Con esta experiencia se busca ayudar a niños y adultos para que puedan identificar los comportamientos que pueden llevar a un perro a un ataque potencial

Un proyecto liderado por el Centro Virtual de Ingeniería (VEC por sus siglas en inglés) de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido, ha desarrollado un perro virtual que imita los comportamientos del animal en los momentos previos a un ataque.

El equipo pretende que su experiencia ayude a niños y adultos a identificar determinadas reacciones de los perros que los puedan llevar a un ataque potencial o a otro tipo de incidente, si la situación no se maneja de la manera adecuada.

¿De qué va esto?

Los investigadores crearon una aplicación especial, porque creen que la realidad virtual puede ayudar a las personas a aprender cómo reconocer a un perro que no quiere ser molestado. El perro virtual comienza a gruñir cuando el participante se le acerca.

Los desarrolladores de esta herramienta de prevención planean expandir el potencial de la aplicación, incorporándole otros patrones de comportamiento de los canes, así como reacciones a la conducta del participante en la simulación.

Los perros tienen comportamientos marcados y ofrecen respuestas concretas a determinados estímulos, por lo que se han ganado el título de compañero fiel y entusiasta.

Sin embargo, no todos están prestos a ser cordiales, ya que hay animales con más caracter que otros. Por ello, el hecho de que un perro muerda no significa que sea agresivo, muchas veces actúan así en defensa propia o territorial.

Las señales

La agresividad en un can es entendida como: gruñido, mordedura,  y elevación del labio superior.Dichas señales de comunicación nos sirven para marcar distancia con el animal y entender qué cosas  lo disgustan.

Cuando un perro es agresivo hay que determinar el porqué de su reacción con una visita al veterinario para ver si su acción es  por dolor, orgánica, patológica encefálica o epilepsia.

Un estudio de agresividad canina de la Facultad Veterinaria de la Universidad de Barcelona, publicado en 2017, afirma que entre el 15% y el 20%  de los casos de agresividad canina se debe a problemas de salud.

Compártelo

Comentarios