Conoce cuáles alimentos no debes mezclar al comer

La dieta disociada, un método científico que se ha vuelto tendencia

El Método Montignac se basa esencialmente en una elección de los alimentos dentro de cada categoría: glúcidos, lípidos y proteínas, teniendo la precaución de no mezclarlos para evitar subir de peso

Actualmente, reconocidos blogueros, influenciadores en redes sociales y youtubers recomiendan la llamada «dieta disociada», motivo por el cual el tema se volvió tendencia. Pero ¿sabemos qué es la dieta disociada? ¿para qué sirve? ¿en qué consiste? Bueno, a continuación, ofreceremos un análisis que te permitirá entenderla:

¿De qué va la dieta?

Se trata de un estilo de alimentación cuyo fundamento es la división de los alimentos en tres grupos, clasificados de acuerdo a su nivel de hidratos de carbono o de proteínas.

Este sistema de alimentación es una idea del Michel Montignac -alto ejecutivo en la industria farmacéutica internacional- con base en estudios científicos realizados desde principios de los años ’80 y un trabajo experimental que escribió con la colaboración de numerosos médicos e investigadores.

El objetivo de esta dieta es ayudar a bajar de peso regulando la alimentación. La razón por la cual no recomienda mezclar en un mismo plato alimentos altos en carbohidratos con alimentos altos en proteínas es que el «sistema digestivo no está preparado para digerir la mezcla de varios tipos de nutrientes«. «Hacerlo provoca su colapso y el almacenamiento excesivo de azúcar, que luego se convierte en grasa, haciéndonos engordar», precisó.

¿Cuáles son las categorías de alimentos?

En primer lugar, se deben conocer las tres categorías o tipos de alimentos con base en sus nutrientes: glúcidos, proteicos y neutros.

  1. Glúcidos (carbohidratos): papas o patatas, cebolla, trigo, harinas, pastas, cereales, azúcar, dulces y, en general, productos altos en hidratos de carbono.
  2. Proteicos (proteinas): algunos lácteos, pollo, carne, pescado y frutos secos.
  3. Neutros (alimentos saludables) : vegetales crudos, leche, lácteos altos en materia grasa, aceites naturales, verduras y alimentos ahumados.

¿Cómo practicarla?

No se pueden mezclar las tres categorías, tampoco mezclar varios alimentos de la misma categoría. Por esta razón es que se la llama dieta disociada. Por ejemplo: no se permite mezclar carbohidratos entre sí. Sin embargo, sí se pueden mezclar cada una de las categorías con alimentos neutros. Con base en ello, la dieta recomienda varias combinaciones:

Aprobadas

  1. Glucidos y neutros :Pan con queso, un rebanada de torta o pastel, pastas con vegetalas.
  2. Proteicos y neutros: carnes con vegetales, pollo con ensalada, ensalada de jamón, ensalada de atún.

Prohibidas

  1. Glucidos y proteicos: papas con pollo, empanadas de carne y pollo, arepas con carne o pollo, burritos de carne o pollo, tamales de carne o pollo, pasta con carne.
  2. Glucidos con glucidos: torta de pan, ensalada de verduras cocidas, platano, yuca y arroz en un mismo plato; granos con arroz o pasta; combinar tres postres dulces como: torta o pastel con flan y gelatina.
  3. Proteicos con proteicos: parrilla mixta, pollo relleno de jamón y frutos secos con carnes.

Cinco comidas diarias

Los seguidores de esta dieta indican que es importante seguir unos horarios y cumplir con todas las comidas, ya que consideran que cada una de ellas tiene una función concreta. Sugieren hacer cinco comidas al día y, en cada una de ellas, habría uno o varios grupos de alimentos que estarían especialmente indicados.

Las comidas que recomiendan realizar son: desayuno (la más importante del día), merienda a media mañana (pequeñas porciones de alimentos), almuerzo o comida, merienda a media tarde y cena.

Tome nota

1.      Desayuno:  tiene permitido comer frutas, verduras y carbohidratos.

2.      Merienda: puede comer en pequeñas porciones frutos secos o fruta, pero nunca mezclados.

3.      Almuerzo o comida: lo mejor es comer carbohidratos.

4.      Merienda: puede comer frutos secos y alimentos neutros.

5.      Cena: acpa debe comer proteínas.

Michel Montignac es el primer autor en el mundo que propone utilizar los índices glicémicos en el marco del adelgazamiento y de la reducción de la obesidad. Desde entonces, su teoría ha sido corroborada por numerosos expertos de la salud.


Comparte 👍

Comenta 💬