Fotos | Así se ven los ‘juguetes más antiguos del mundo’ de 4.500 años encontrados en la tumba de un niño de la Edad de Bronce

Una intrigante muñeca prehistórica con ojos almendrados ha sido desenterrada de un tumba en Siberia

Por Pato Lakes

28/12/2017

Publicado en

Tendencias

0 0


Una intrigante muñeca prehistórica con ojos almendrados ha sido desenterrada de un tumba en Siberia. Otro juguete, una mítica cabeza de animal parecida a un dragón, hecho de cornamenta o cuerno, se encontró junto al artefacto en el mismo sitio funerario que pertenecía a un niño pequeño de la Edad del Bronce.

Los hallazgos se han agregado a lo que se ha descrito como «la colección de juguetes más antigua del mundo» tras una serie de descubrimientos de 4.500 años de antigüedad en la remota región de Khakassia.

Se cree que el juguete, que está hecho de esteatita, es la muñeca más antigua diseñada para el entretenimiento que se haya encontrado. Se han descubierto muñecas de madera de una edad similar en Egipto, pero estaban grabadas con símbolos reproductivos, por lo que era improbable que fueran juguetes. Más bien eran artefactos fetiches dedicados a ser utilizados en algún rito de fertilidad.

El arqueólogo Dr. Andrey Polyakov, del Instituto de Historia de la Cultura Material en San Petersburgo, dijo que la muñeca había sido «trabajada cuidadosamente en los rasgos faciales», incluidas las cejas pobladas y los pómulos altos.

Al igual que el animal, el resto del juguete estaría hecho de material orgánico, que no sobrevivió.

Los hallazgos se realizaron en el lugar de descanso de un niño «común» de la cultura Okunev, una agrupación que ejerció influencia en el sur de Siberia en la Edad del Bronce y se cree que tiene vínculos genéticos con los nativos americanos.

El entierro no era un miembro de la élite de la sociedad, lo que sugiere que los niños «normales» tenían acceso a juguetes intrincados. Los últimos hallazgos se suman a otros en el cementerio de Itkol II en Jakassia o en sus cercanías, en los últimos años.

Una figura de un dios pagano sacado de un río siberiano hace varios años por un pescador fue un juguete infantil o un cascabel para alejar a los espíritus malignos, creen los arqueólogos.
Tiene ojos almendrados, una gran boca con labios carnosos y una expresión facial feroz.

En la parte posterior está el cabello trenzado con líneas onduladas. Debajo de la trenza hay líneas que parecen escamas de pescado.

El pescador Nikolay Tarasov hizo ‘la captura de su vida’, dijo el personal del museo. El Sr. Tarasov dijo en ese momento: «Estaba a punto de tirarlo al agua, pero en el último momento lo miré más de cerca, y vi una cara».

«Me detuve y lavé la cosa en el río, y me di cuenta de que no era una piedra de una forma inusual, como pensé antes, sino una estatuilla».

Mientras tanto, una colección de figurillas macabras se descubrieron junto con los restos de un bebé en una cuna de corteza de abedul. Hace dos años vienen siendo aclamadas como las más antiguas sonajas jamás encontradas.

Ocho figuritas intrincadamente talladas con rostros de humanos, pájaros, alces y un jabalí yacían sobre el pecho del niño antiguo, cada una de ellas de unos tres centímetros de largo.

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬

Sigue Leyendo