La verdadera historia detrás de la foto del niño japonés que carga a su hermano muerto en la espalda

“A menudo cruzábamos niños jugando con sus hermanos y hermanas llevándolos sobre sus hombros, pero este niño tenía algo diferente”, dijo el fotógrafo
Publicado en

Tendencias

0 0


“A menudo cruzábamos niños jugando con sus hermanos y hermanas llevándolos sobre sus hombros, pero este niño tenía algo diferente”, dijo el fotógrafo.

Probablemente ya hayas visto esta foto circulando por redes sociales o en tus clases de historia, está instantánea dio la vuelta al mundo y muestra una desgarradora verdad que azotó a Japón hace algunos años atrás. Joe O’Donnell, el fotógrafo estadounidense responsable de esta imagen, ha revelado la historia detrás de su famoso retrato.

Una fotografía sirve para inmortalizar un momento y tomar registro de una situación, a través de una foto podemos conocer lo que pasó en épocas pasadas. Esta potente fotografía revela un acontecimiento de hace más de 70 años.

Ocurrió en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, precisamente en el lanzamiento de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki, la segunda de éstas estalló el 9 de agosto de 1945 y la destrucción que provocó fue devastadora.

Precisamente, el fotógrafo Joe O’Donnell llegó hasta ambas ciudades para capturar con su cámara las consecuencias de las bombas para la población japonesa. Su trabajo ganó fama en ese momento, pero hubo una foto que llamó la atención mundial inmediatamente. En la instantánea, se ve a un niño que busca a su madre después de la detonación llevando el cadáver de su hermano en la espalda.

Pero, ¿cuál es la historia detrás? O’Donnell reveló lo siguiente:

“Vi a este niño que caminaba, habrá tenido alrededor de 10 años. Me di cuenta de que llevaba un niño sobre sus hombros. En aquellos días, era una escena bastante común de ver en Japón, a menudo cruzábamos niños jugando con sus hermanos y hermanas llevándolos sobre sus hombros, pero este niño tenía algo diferente”, dijo el fotógrafo.

Según el fotógrafo, el menor estaba frente a un par de hombres con máscaras blancas que se encargan de incinerar los cuerpos de las víctimas fatales. Instantes después de que se tomó la foto, entregó el cuerpo de su hermano que fue arrojado a las llamas.

Las guerras mundiales han sido unos de los sucesos más horribles en la historia de la humanidad, millones de militares y civiles perdiendo sus vidas y las consecuencias fueron terribles. Gracias a la labor de fotógrafos, camarógrafos y periodistas en los tiempos actuales podemos hacernos una imagen de lo que vivieron nuestros antepasados.

difundir


Comparte 👍

Comenta 💬