Dignidad Ahora

Lo bueno, lo malo y lo feo de una relación casual

Las relaciones casuales son normales en estos días. Muchas veces les seguimos la corriente, porque a veces es mejor estar en una relación indeterminada que no estar en ninguna. O eso creemos.

Por Director

Publicado en

Tendencias

0 0


sexo

 

A veces aceptamos las relaciones indeterminadas por miedo a hablar claro y que el otro se espante y se aleje. Pero en realidad si no existe la confianza necesaria para preguntarse “tú y yo qué somos” o plantear lo que cada uno quiere y espera, habría que preguntarse si tanta incertidumbre vale la pena.

Para que lo pienses bien, esto es lo bueno, lo malo y lo feo de estar en una relación casual según Ashley Fern:

En la semana

Lo bueno: ¡Tienes todo el tiempo libre en el mundo para dedicarlo a ti mismo!
Lo malo: Sabes que dejarías de ir a esa clase de spinning si él te invitara a cenar.
Lo feo: En realidad dejarías de lado muchas cosas si él te invitara a cenar. Y con muchas cosas, quieres decir todo.

El fin de semana

Lo bueno: Finalmente puedes mandarle ese primer mensaje sin preocuparte de parecer como que te importa demasiado.
Lo malo: Lo más seguro es que tu mensaje suceda después de las 10 pm y ya sea demasiado tarde.
Lo feo: Como la situación de ambos es confusa, tu mensaje también lo será. Para continuar en ese ciclo enredado de confusión y ambigüedad.

Salir con otras personas

Lo bueno: Técnicamente, puedes hacer lo que quieras y, ¿cuándo ha sido esto algo malo?
Lo malo: Si descubres que está saliendo con otras personas, probablemente no estés muy contenta, especialmente cuando puedes ponerle cara al nombre.
Lo feo: Cuando coinciden tú y él en Tinder.

Cuando tienes sentimientos

Lo bueno: Esto solo es bueno si los sentimientos son mutuos.
Lo malo: Lo más probable es que no lo son o si no no existiría esta situación en la que estás.
Lo feo: Una vez que alguien pronuncia la pregunta “¿Qué somos?”, nada nunca volverá a ser lo mismo.

La mañana después de quedarte en su casa

Lo bueno: No estarás perdiendo el día completo, por que lo más probable es que ambos quieran que salgas de su casa enseguida o tú echarlo enseguida.
Lo malo: Lo incómodo que es ese momento de “merodeo”.
Lo feo: ¿Hay alguna forma no ofensiva de echar a alguien de tu cama?


Comparte 👍

Comenta 💬