(Video+Fotos) Un perro labrador es el rey de las pistas de hielo

Un adorable perro labrador pasa sus días en la pista de hielo después de salvarse de la eutanasia. Su nombre es Benny, tiene cinco años y ha estado aprendiendo a patinar durante un año después de que su dueña, la exentrenadora Cheryl Del Sangro, de 56 años, lo llevó a practicar por capricho.

Durante la primera incursión el invierno pasado, el cachorro se deslizó feliz por el hielo detrás de su dueña y demostró una gran habilidad para recoger discos. Al ver esto su dueña, que lo rescató del corredor de la muerte en un refugio cuando tenía apenas unos meses, lo inscribió en su lista de nuevos alumnos.

Patina desde hace un año. Foto: Web.

Benny recibe entrenamiento una vez cada dos semanas en el Centro de Hielo de Las Vegas, donde aprende una serie de trucos incluyendo giros, cruces y saltos de conejito, reseñó el portal Mirror.

Aprende trucos y piruetas al lado de su dueña. Foto: Web.

Incluso, tiene un par especial de botas de hielo que usa en sus patas delanteras. «Desde el primer día, no podía creer cómo alguien no podría querer este perro. Era absolutamente perfecto. Tuvimos este vínculo desde el primer día. Es el perro más feliz y le encanta aprender trucos nuevos», explicó su dueña.

Ella, simplemente, lo adora. Foto: Web.

Destacó que ahora no lo puede mantener alejado del hielo y mejora cada vez más. «No puedes evitar sonreír cuando lo ves. Hemos investigado y no podemos encontrar ningún otro perro que pueda patinar«, resaltó.

(Video) Un turista puso en riesgo su vida al subirse al lomo de un cocodrilo de 650 kilos

(Fotos) Una serpiente de dos cabezas causó pánico en el jardín de una casa

4,202,572FansMe gusta
128,453SeguidoresSeguir
289,463SeguidoresSeguir
16,405SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Ejército ordena a militares que «devuelvan» el dinero cobrado ilegalmente en...

El ministro de Defensa, Alberto Espina, confirmó que el Comandante en Jefe del Ejército, Ricardo Martínez, ordenó que los militares devuelvan los dineros cobrados...

Edición Impresa El Ciudadano