Dignidad Ahora

Brasil lucha por la vida

El 23 de agosto, nosotrxs, los pueblos indígenas de todas las regiones de Brasil y las fuerzas progresistas de todo el mundo, nos uniremos en la Luta pela vida, la lucha por la vida –e invitamos a todxs quienes comparten graves preocupaciones por el futuro de nuestro planeta y la humanidad a unirse a nosotrxs.
Publicado en

Wire

0 0



Nuestra lucha es, sobre y ante todo, por las vidas indígenas, principales víctimas del programa de persecución, despojo y exterminio del Presidente Bolsonaro. “La persona indígena no puede permanecer en su tierra”, ha dicho Bolsonaro. “Cualquier reserva [indígena] que pueda reducir en tamaño, lo haré”.

Con el apoyo de Bolsonaro, las invasiones de tierras indígenas aumentaron un 135 por ciento solo en 2019, mientras que la violencia registrada contra las comunidades indígenas aumentó más del doble en este mismo periodo. Ahora, Bolsonaro y sus aliadxs en el Congreso están avanzando con proyectos de ley como el PL 490, el PL 2633 y el PDL 177 que eliminarán los derechos territoriales soberanos de lxs indígenas, autorizarán el acaparamiento de tierras y negarán el reconocimiento de los pueblos indígenas, respectivamente.

En definitiva, Bolsonaro y sus aliadxs están preparando un nuevo genocidio de la vida indígena, que requiere nada menos que nuestra lucha internacional para unir esfuerzos en defensa de los derechos de los pueblos indígenas. El recientemente publicado Dossier Internacional de Denuncias de la APIB cuenta en detalle la historia de estos hechos inéditos para los Pueblos Indígenas de Brasil.

La nuestra es también una lucha por la vida de la Amazonía. El despojo de los pueblos indígenas de Brasil va de la mano de la deforestación de sus tierras para facilitar las ganancias de lxs colonxs que los desplazan. «Donde hay tierra indígena, hay riqueza debajo de ella», ha dicho Bolsonaro.

Bajo su presidencia, la deforestación de la Amazonía ha alcanzado máximos históricos: 11.000 kilómetros talados sólo en 2020. Nos acercamos rápidamente al «punto de quiebre» de la Amazonía, cuando la selva no produzca suficiente lluvia para mantenerse. En ese momento, la selva se convertirá en una sabana: los árboles morirán, los campos arderán y miles de toneladas de dióxido de carbono serán enviadas a la atmósfera.

Nuestra lucha es, entonces, por toda la vida del planeta. La muerte del Amazonas y de otros biomas únicos de Brasil, como el Cerrado y el Pantanal, no sólo afectará a sus comunidades de primera línea; en el acelerado colapso de nuestro clima, la extinción de la selva tropical pondrá en peligro los ecosistemas de todo el mundo. De este modo, el destino de los pueblos indígenas de Brasil está entrelazado con el destino de nuestro mundo.

Por eso nos movilizamos a Brasilia: para detener a Bolsonaro, defender la Amazonía y los demás biomas brasileños, y para estar junto a sus pueblos. Nuestra lucha tiene como objetivo a todos los gobiernos que son cómplices de la campaña de genocidio de Bolsonaro, a todas las corporaciones que buscan beneficiarse de ella. Y al hacerlo, hace un llamado a lxs ciudadanxs de todo el mundo: la lucha contra Bolsonaro se extiende mucho más allá de las fronteras de Brasil.

Mientras nos preparamos para llegar a Brasilia, les pedimos que se unan a nosotrxs: en las calles, en sus puestos de trabajo, en sus estados. Nuestra lucha es su lucha. Nuestra lucha es por la vida.

Puedes apoyar a la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil en su lucha aquí.

BRASILIA – El 17 de agosto, una delegación de parlamentarixs, sindicalistas y representantes indígenas de todo el mundo llegarán a Brasilia para unirse a las comunidades de primera línea y a las fuerzas progresistas en sus esfuerzos por detener el ataque del Presidente Jair Bolsonaro contra el Amazonas, sus pueblos y la democracia misma.

En el transcurso de la visita, la delegación de la Internacional Progresista se reunirá con:

(i) Líderes y lideresas indígenas y organizadorxs de todo Brasil; (ii) comunidades quilombolas; (iii) miembros del Congreso de partidos como el PT, PSOL, PSB y otros, representantes locales y estatales del gobierno de Pará; (iv) sindicatos y movimientos sociales, incluyendo el MST, MTST y CUT; así como a (v) miembros del Foro Social Panamazónico, grupos ambientalistas y actores de la sociedad civil enfocadxs en infraestructura amazónica sostenible.

La delegación culminará en el campamento Luta Pela Vida de la APIB, en Brasilia, el 23 de agosto, seguida de una conferencia de prensa.

El itinerario completo (ver abajo) está diseñado para llevar a lxs delegadxs a cinco luchas clave contra el Presidente Jair Bolsonaro.

  1. Por los pueblos indígenas.
  2. Por la selva tropical del Amazonas.
  3. Por lxs trabajadorxs y sus sindicatos.
  4. Por los derechos a la tierra urbanos y rurales.
  5. Por la democracia.

1. “Un nuevo genocidio contra los pueblos indígenas”

La Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) ha invitado a la Internacional Progresista a unirse a su Luta Pela Vida (Lucha por la vida) ante el récord de violencia contra las comunidades indígenas de Brasil.

La movilización sigue a la demanda de la APIB contra el Presidente Jair Bolsonaro ante la Corte Criminal Internacional (ICC por sus siglas en inglés) en La Haya, y coincide con la presión del Congreso brasileño para aprobar proyectos de ley como el PL 490, PL 2633 y PDL 177 que eliminarán los derechos territoriales soberanos de lxs indígenas, autorizarán en acaparamiento de tierras y negarán el reconocimiento de los pueblos indígenas, respectivamente.

La delegación –que incluye a organizadorxs indígenas como Ruth Buffalo de la Nación Mandan, Hidatsa y Arikara; y Nick Estes de la Tribu Lower Brule Siux:

(i) se unirá a líderes y lideresas –incluyendo a  Sônia Guajajara y Alessandra Munduruku– en el campamento Luta Pela Vida: (ii) se reunirá con las autoridades tribales de las comunidades Munduruku y Kayapó-Mekrãgnoti, entre muchas otras; (iii) discutirá la lucha parlamentaria con la congresista Joênia Wapixana; y (iv) se reunirá con la Coordinación Nacional de la Articulación de Quilombolas (CONAQ).

En una declaración conjunta, la APIB y la Internacional Progresista dijeron: “Nuestra lucha tiene como objetivo a todos los gobiernos que son cómplices de la campaña de genocidio de Bolsonaro, a todas las corporaciones que buscan beneficiarse de ella. Y al hacerlo, hace un llamado a lxs ciudadanxs de todo el mundo: la lucha contra Bolsonaro se extiende mucho más allá de las fronteras de Brasil”.

2. La selva tropical de la Amazonía en un “punto de quiebre” irreversible

La delegación de la Internacional Progresista reúne parlamentarixs, activistas por la justicia climática y movimientos sociales en su defensa de la Amazonía y sus pueblos.

Bajo la presidencia de Jair Bolsonaro, la deforestación de la Amazonía ha alcanzado máximos históricos: 11.000 kilómetros talados solo en 2020. Lxs científicxs advierten que nos acercamos rápidamente al «punto de quiebre» de la Amazonía, cuando la selva no produzca suficiente lluvia para mantenerse. 

En Brasilia, la delegación se reunirá con el Frente Ambientalista –compuesto por miembros del Congreso de un amplio espectro de partidos– para conocer sobre el ataque de Bolsonaro a la Amazonía y discutir los planes para la transición verde de Brasil.    

En Belém, el alcalde Edmilson Rodrigues y miembros de la Asamblea de Pará recibirán a la delegación. Adicionalmente, lxs delegadxs se reunirán con las comunidades quilombolas directamente afectadas por la agenda extractiva de Bolsonaro.

En Santarém, la delegación se reunirá con lxs Tapajos Vivo y otrxs líderes y lideresas indígenas de Pará, viajando al Río Tapajos y sobrevolando la Amazonía para ser testigos de la acelerada destrucción de la selva tropical. 

En su declaración conjunta, la APIB y la Internacional Progresista dijeron: “ La muerte del Amazonas y de otros biomas únicos de Brasil, como el Cerrado y el Pantanal, no sólo afectará a sus comunidades de primera línea; en el acelerado colapso de nuestro clima, la extinción de la selva tropical pondrá en peligro los ecosistemas de todo el mundo”.

3. Bolsonaro le hace la guerra a lxs trabajadorxs y estxs se defienden

La delegación de la Internacional Progresista se unirá a lxs trabajadorxs y sindicatos de todo el país en su lucha contra los esfuerzos de Bolsonaro por reducir los salarios, degradar las condiciones de trabajo y negar los derechos laborales ganados durante varias décadas de organización laboral.

El 18 de agosto, la delegación apoyará a la Central Única dos Trabalhadores (CUT) en una “huelga general” contra la Reforma Administrativa facilitada por la PEC 32, un cambio constitucional que diezmaría el sector público brasileño y amenazaría también a lxs trabajadorxs privadxs.

La huelga general llega mientras la pobreza y el desempleo se disparan en todo el país. El 12,8 por ciento de la población brasileña vive ahora bajo la línea de pobreza de 246 reales al mes, el nivel más alto en una década.

A pesar de sus dificultades, Bolsonaro se ha movilizado para cerrar el Ministerio de Trabajo, dejar de auditar a las empresas privadas y reducir los salarios mínimos. “Hay un exceso de derechos” ha dicho Bolsonaro sobre el trabajo. 

Cristina Faciaben Lacorte, miembro de la delegación y Secretaria Internacional del sindicato español Comisiones Obreras, dijo: “Bolsonaro está haciendo la guerra a lxs trabajadorxs de Brasil. Incluso en el contexto de una emergencia sanitaria sin precedentes, Bolsonaro y sus aliadxs en el Congreso están trabajando arduamente para desmantelar las protecciones para algunos de los sectores más vulnerables de la sociedad brasileña. En nuestra economía global, un ataque a los derechos laborales en Brasil, es un ataque a lxs trabajadorxs en todas partes. Apoyamos a nuestrxs hermanxs en los sindicatos en Brasil, en especial a nuestrxs compañerxs de la CUT, mientras salen a las calles a exigir derechos y reconocimiento a este gobierno antiobrero.

4. Bolsonaro autoriza una “nueva ola de despojo” en las ciudades y el campo

La delegación de la Internacional Progresista se reunirá con movimientos de trabajadorxs que luchan por la supervivencia en contra de las empresas criminales de acaparamiento de tierras, lxs latifundistas y los desalojos.

El presidente Bolsonaro ha autorizado una nueva ola de despojo en el campo brasileño, impulsando «leyes de acaparamiento de tierras» como la PL 2633 que concede amnistía a lxs colonxs y a sus aliadxs del agronegocio que han llevado la violencia en el campo a sus niveles más altos desde 1985.

Mientras tanto, Bolsonaro ha vetado un proyecto de ley que habría impedido a lxs propietarixs desalojar a sus inquilinxs en medio de una emergencia sanitaria mundial y el aumento de la inseguridad alimentaria en las ciudades de Brasil. Más de 120 millones de brasileñxs (el 60 por ciento de la población del país) han sufrido inseguridad alimentaria desde el inicio de la pandemia, ya que el precio de los alimentos ha subido un 15 por ciento en el mismo periodo.

Lxs delegadxs se reunirán con miembros del Movimiento de lxs Trabajadorxs Sin Tierra (MST) y del Movimiento de lxs Trabajadorxs Sin Techo (MTST), que han liderado la lucha por la reforma agraria y urbana durante décadas.

Aline Piva, coordinadora para América Latina de la Internacional Progresista, dijo: «La luz verde de Bolsonaro al acaparamiento criminal de tierras y a los desalojos está produciendo una nueva ola de despojo. Con los precios de los alimentos en alza y la inseguridad alimentaria que ahora afecta a millones de personas, poderosos movimientos sociales por la justicia rural y urbana están luchando. Sus luchas por sus medios de subsistencia tendrán un profundo impacto más allá de las fronteras de Brasil, y nos solidarizamos con ellos».

5. Bolsonaro amenaza la democracia con un «nuevo libro de jugadas autoritario»

La Internacional Progresista se une a las fuerzas progresistas de todo Brasil en defensa de las instituciones democráticas del país ante las elecciones presidenciales de 2022.

Con sus índices de aprobación en mínimos históricos, Bolsonaro está pasando de una retórica peligrosa a una agenda política concreta para socavar la integridad de la democracia brasileña. Ha propuesto cambiar cómo se emiten y cuentan los votos; cómo los partidos reciben y gastan dinero; y quién regula e investiga el proceso electoral. «O tenemos elecciones limpias en Brasil o no tenemos elecciones», ha amenazado Bolsonaro.

La delegación se reunirá con representantes del PSOL, el PT, el PSB y la REDE, entre otros partidos políticos, para debatir el impacto de esta agenda autoritaria y las estrategias para defender las instituciones democráticas de Brasil de cara a las históricas elecciones del próximo año.

David Adler, coordinador general de la Internacional Progresista, dijo: «Bolsonaro está sacando directamente del nuevo libro de jugadas autoritario diseñado por gente como el Presidente Donald Trump: Si no te gustan los resultados de las elecciones democráticas, entonces grita fraude y róbale a tus oponentes. Si Bolsonaro comparte sus tácticas con aspirantes a dictadorxs de todo el mundo, como Orbán o Erdoğan, entonces las fuerzas progresistas debemos encontrar nuestros propios métodos compartidos para defender nuestras democracias de ellxs. Lo que está en juego en las elecciones del próximo año en Brasil –para lxs trabajadorxs, para lxs campesinxs, para las naciones indígenas, para la Amazonía, para toda la vida en este planeta– no podría ser más alto».

Itinerario

Martes, agosto 17 (Brasília, Distrito Federal)

  • Llegada a Brasília

Miércoles, agosto 18 (Brasília, Distrito Federal)

  • Mañana con el MST y el Diputado Nilto Tatto
  • Almuerzo en la Cozinha Solidaria (MTST)
  • Tarde con el MTST 
  • Reunión con el CUT y miembros invitados del Congreso
  • Reunión con el Líder de la Oposición, Diputado Arlindo Chinaglia

Jueves, agosto 19 (Brasília, Distrito Federal)

  • Reunión con la delegación congresional y el presidente de partido del PSOL
  • Reunión con la Coordenação Nacional de Articulação de Quilombos – CONAQ
  • Sesión con miembros del Congreso en el Frente Ambientalista 
  • Reunión con Sergio Guimarães, GT – Infra

[ GRUPO 1 ]

Viernes, agosto 20 (Brasília, Distrito Federal 🡪   Belém, Pará)

  • Vuelo a Belém
  • Bienvenida con el Mayor Edimilson Rodrigues
  • Reunión con el Secretarix Ejecutivx del Foro Social Panamazónico y movimientos sociales en Pará

Saturday, August 21 (Belém, Pará)

  • Día de visitas a comunidades quilombola afectadas por industria extractiva acompañadxs por la diputada estatal, Marinor Brito 

Domingo, agosto 22 (Belém, Pará 🡪 Brasília, Distrito Federal)

  • Vuelo a Brasília 
  • Velada en la inauguración del campamento Luta Pela Vida (Lucha por  la vida)

[ GRUPO 2 ]

Viernes, agosto 20 (Brasília, Distrito Federal 🡪   Santarém, Pará)

  • Vuelo a Santarém
  • Tarde de reunión con la sociedad civil y líderes y lideresas indígenas (Tapajós Vivos y otrxs)

Sábado, agosto 21 (Santarém, Pará)

  • Vuelo a Santarém
  • Sobrevuelo del Amazonas seguido de una visita con académicos de la UFOPA (Universidade Federal do Oeste do Pará) y otrxs

Domingo, agosto 22 (Santarém, Pará 🡪 Brasília, Distrito Federal)

  • Mañana de visita al Río Tapajós con representantes locales indígenas 
  • Vuelo a Brasília

[ TODXS ] 

Lunes, agosto 23 (Brasília, Distrito Federal)

  • Asistir a la movilización nacional de la APIB Luta Pela Vida (Lucha por la Vida)
  • Mañana con la coordinación de la APIB y líderes y lideresas indígenas de todo Brasil, como Alessandra Munduruku, Sônia Guajajara y otrxs
  • Tarde de asistencia a la movilización Luta Pela Vida de la APIB
  • Reunión informativa nocturna con representantes de la sociedad civil, del mundo académico y de las ONG

Martes, agosto 24 (Brasília, Distrito Federal)

  • Movilización Luta Pela Vida de la APIB
  • Reuniones congresionales adicionales
  • Fin de la visita
  • Salida desde Brasilia

Fuente : https://progressive.international/wire/


Comparte 👍

Comenta 💬