No miramos ni a Oriente ni a Occidente; miramos hacia delante

Reacios a seguir siendo rehenes de la guerra nuclear y de la distensión nuclear, los nuevos Estados de la década de 1950 quisieron trazar un camino independiente. Hoy podemos aprender de sus esfuerzos.

Por El Ciudadano México

02/09/2023

Publicado en

Wire

0 0


En el 35º Boletín de la Internacional Progresista de 2023, conmemoramos el aniversario de la fundación del Movimiento de Países No Alineados y extraemos lecciones e inspiraciones para hoy, mientras una nueva Guerra Fría se ceba con los pueblos del mundo. Si deseas recibir nuestro Boletín en tu buzón de correo electrónico, puedes suscribirte utilizando el formulario que aparece al final de esta página.

La primera cumbre del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) se celebró en Belgrado, Yugoslavia, el 1 de septiembre de 1961. Bajo el liderazgo de Jawaharlal Nehru, Sukarno, Gamal Abdel Nasser, Kwame Nkrumah y Josep Broz Tito, la cumbre, de una semana de duración, reunió a delegados de 25 países que lucharon por una política exterior colectiva basada en la coexistencia pacífica.

«No dispuestos a seguir siendo rehenes de la guerra nuclear ni de la distensión nuclear, los nuevos Estados de la década de 1950 querían trazar un camino independiente, no como representantes de una Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética»

Vijay Prashad
Historiador indio y miembro del Consejo de la IP

En la segunda mitad del siglo XX, esta formación alternativa, que llegó a representar a dos tercios de la población mundial, trató de impulsar una agenda contra la dominación imperialista y la subyugación colonial.

En junio de 1961 se elaboró en El Cairo un criterio para las invitaciones a la Cumbre de Belgrado. Además de su «política exterior independiente», las naciones invitadas «ofrecían un apoyo coherente a los movimientos de Independencia nacional» y no eran «miembros de alianzas militares multilaterales». El viaje a Belgrado, sin embargo, comenzó décadas antes.

Tras la Revolución de Octubre de 1917, el comunista indio NM Roy predijo el «despertar de Oriente«. Tres años después, el Congreso de «Los Pueblos de Oriente» reunió a 1.900 delegados en Bakú, Azerbaiyán, donde se comprometieron a luchar por una vida «basada en la igualdad, la libertad y la fraternidad». Cuando millones de personas se emanciparon del colonialismo en las décadas siguientes, el llamado de Bakú resonó en Bandung, donde se inauguró la Conferencia de los Pueblos Afroasiáticos en 1955.

La Conferencia de Bandung abordó cuestiones comunes a los pueblos de ambos continentes: soberanía, racismo, nacionalismo y lucha anticolonial. El presidente Sukrano, que dirigió la lucha de Indonesia por la independencia, llamó a los delegados de la conferencia a «inyectar la voz de la razón en los asuntos mundiales y movilizar toda la fuerza espiritual, moral y política de Asia y África». Su demanda encontró expresión en Belgrado seis años después con la fundación del Mnoal.

Al inaugurar la cumbre en la capital yugoslava, Tito dijo que los países pequeños y medianos «eran considerados… como una especie de máquina de votar en foros internacionales como Naciones Unidas y otros. Esta reunión de los más altos representantes de los países no alineados ilustra, sin embargo, que hay que descartar esas prácticas anticuadas, que los países no alineados ya no pueden reconciliarse con el estatus de observadores y que, en su opinión, tienen derecho a participar en la resolución de los problemas, en particular los que ponen en peligro la paz y el destino del mundo en el momento actual. Esta reunión se ha convocado para hacer valer ese derecho».

Con el objetivo de construir un movimiento de solidaridad lo suficientemente fuerte como para hacer valer los intereses de sus miembros en la escena mundial, el Mnoal se hizo cada vez más fuerte. Cuando se clausuró la cumbre de Belgrado, Nehru y Nkrumah viajaron a Moscú, mientras que Sukarno y el presidente de Mali, Keïta, partieron hacia Washington. Llevaron un «Llamado por la Paz» a las grandes potencias, pidiéndoles que volvieran a la mesa de negociaciones desde el borde de la guerra nuclear.

Para la V Cumbre del Movimiento, celebrada en Sri Lanka en 1976, 86 países eran miembros del MNOAL. Este auge se produjo tras la decisión de emprender la lucha por un Nuevo Orden Económico Internacional durante la década de 1970.

En su IV Cumbre, celebrada en Argel en 1973, el Mnoal declaró que, a pesar de la tendencia de la situación internacional hacia la distensión, el imperialismo sigue obstaculizando «el progreso económico y social de los países en desarrollo, pero también adopta una actitud agresiva hacia quienes se oponen a sus planes, tratando de imponerles estructuras políticas, sociales y económicas que fomentan la dominación extranjera, la dependencia y el neocolonialismo

El Mnoal rechazó el orden mundial de la posguerra y presentó una alternativa que proponía darle la vuelta. La Cumbre de Argel sentó las bases que, un año después, llegaron a formular la Declaración de la ONU sobre el Establecimiento de un Nuevo Orden Económico Internacional, basado «en la equidad, la igualdad soberana, la interdependencia, el interés común y la cooperación entre todos los Estados.»

«No miramos ni a Oriente ni a Occidente; miramos hacia adelante», dijo Kwame Nkrumah al resumir la lucha del no alineamiento para hacer avanzar el irreversible proceso de liberación.

Hoy, mientras suenan de nuevo los tambores de guerra, los pueblos y las naciones están recuperando el espíritu de Belgrado en 1961, mientras luchan por una diplomacia basada en la cooperación y la coexistencia.

Lo último del Plan

Cómo los estados socialistas comenzaron a invertir la fuga de cerebros de profesionales médicos del Sur Global

“Las democracias populares de Europa del Este y la República Popular de China se unieron a la Unión Soviética en la ayuda a la lucha anticolonialista. Su solidaridad se guiaba por el principio de delegación: a través de amplias iniciativas educativas, lxs jóvenes estudiantes de las antiguas colonias adquirían las habilidades y el equipamiento que necesitaban para la construcción de infraestructuras nacionales en sus países de origen”.

La Internationale Forschungsstelle DDR (IF DDR), un centro de investigación con sede en Berlín dedicado al estudio de la rica historia del socialismo alemán, escribe una breve sinopsis de su reciente análisis de cómo Estados socialistas como la República Democrática Alemana (RDA) comenzaron a invertir la fuga de cerebros de profesionales médicos del Sur Global organizando la educación para aquellos a quienes se les había negado sistemáticamente bajo el colonialismo.

Lo último del Movimiento

El estado de Nueva York dice no al apartheid israelí

Una coalición de movimientos sociales, entre ellos el Movimiento de la Juventud Palestina, miembro de la IP, lanzaron una campaña para poner fin a la complicidad del Estado de Nueva York, Estados Unidos, con el apartheid israelí. Como explica el grupo, «el movimiento de colonos israelíes que expulsa a los palestinos de sus hogares generacionales está subsidiado por el Estado de Nueva York». Puedes obtener más información sobre la campaña aquí.

«La gente no pagará por los lujos de unos pocos».

Lahore, la segunda ciudad más grande de Pakistán, fue testigo esta semana de una gran protesta contra el aumento de los costos de la energía, encabezada por el miembro de la IP, el Partido Haqooq-e-Khalq (HKP). El presidente del HKP y miembro del Consejo de la IP, Ammar Ali Jan, declaró: » El pueblo no pagará por los lujos de unos pocos. Pakistán está al borde de una gran revuelta popular».

Foto: Wire

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 https://t.me/ciudadanomx
📰 elciudadano.com

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬