De acuerdo a una primera previsión de la Fuerza Aérea de EEUU, los fragmentos caerían en el sur del Pacífico cerca de Nueva Zelanda

China considera mínimos los riesgos por la caída de restos de su cohete

Según calcula el Ejército estadounidense, la etapa central del cohete chino, de 18 toneladas de peso, reingresará en la atmósfera terrestre a las 23.12 GMT del 8 de mayo (+/- 9 horas) en un punto sobre Turkmenistán con coordenadas 38,1 de latitud norte y 62,5 de longitud este
Publicado en

Actualidad / Mundo

0 0


China

Los riesgos por la caída de los restos del cohete chino Gran Marcha 5B son mínimos debido a que la mayoría de ellos se quemarán al entrar en la atmósfera, declaró este viernes el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Wang Wenbin.

«Me consta que el cohete portador está hecho con materiales especiales, la mayoría de sus fragmentos se quemarán a la reentrada en la atmósfera. La amenaza para la navegación aérea y las instalaciones en la Tierra es extremadamente baja», aseguró en rueda de prensa.

El diplomático recordó que el pasado 29 de abril el cohete «puso en órbita con éxito» el módulo central de la futura estación orbital china.

«China está siguiendo de cerca la situación del reingreso de la etapa central del cohete en la atmósfera de la Tierra», subrayó.

Según calcula el Ejército estadounidense, la etapa central del cohete chino, de 18 toneladas de peso, reingresará en la atmósfera terrestre a las 23.12 GMT del 8 de mayo (+/- 9 horas) en un punto sobre Turkmenistán con coordenadas 38,1 de latitud norte y 62,5 de longitud este.

De acuerdo a una primera previsión de la Fuerza Aérea de EEUU, los fragmentos caerían en el sur del Pacífico cerca de Nueva Zelanda.

Por su parte, la corporación espacial rusa Roscosmos considera que el cohete chino «terminará su existencia balística aproximadamente entre las 04.00 hora de Moscú (01.00 GMT) del 8 de mayo y las 23.00 (20.00 GMT) del 9 de mayo».

El cohete Gran Marcha-5B Y2 (Changzheng wǔ) con el módulo central de la estación orbital china fue lanzado el 29 de abril desde la base espacial china de Wenchang, en la provincia de Hainan (sur).

Aproximadamente una hora después del despegue, el módulo, cuyo nombre, Tianhe, significa en chino «Armonía de los cielos», alcanzó la órbita programada.

Con 16,6 metros de largo y 4,2 metros de diámetro, la cápsula consta de tres secciones: una, de soporte vital y control, de casi 50 metros cúbicos; otra, de recursos; y una más, de conexión.

La estación orbital china, Tiangong (Palacio Celestial) también tendrá tres componentes principales: la cápsula central se conectará a dos laboratorios espaciales. La estación, con capacidad para tres astronautas, se hará plenamente operativa en 2022 y, según las previsiones, funcionará durante unos 15 años.

Fuente: Sputnik

Continúa leyendo…Empresa china de comercio electrónico comienza a pagar a sus trabajadores con Yuanes digitales

Compártelo

Comentarios