Christian Rodríguez, responsable de relaciones internacionales de Francia Insumisa: «No contaban con la astucia de nuestra tortuga Jean-Luc Mélenchon»

En entrevista en Voces Sin Fronteras, detalló las propuestas del candidato de izquierda de cara a las presidenciales del 10 de abril

Rodríguez-Mélenchon

El próximo domingo 10 de abril se desarrollará en Francia la primera vuelta de las elecciones presidenciales. La campaña de cara a los comicios arrancó este lunes y terminará el 8 de abril.

En entrevista en Voces Sin Fronteras, conducido por Denis Rogatyuk, Christian Rodríguez, responsable de relaciones internacionales de Francia Insumisa, detalló las propuestas del candidato de izquierda Jean-Luc Mélenchon.

Los candidatos de derecha «no contaban con la astucia de nuestra tortuga, la tortuga Mélenchon, le dicen la tortuga porque avanza de a poco, y estamos disputando la posibilidad real de llegar a la segunda vuelta», dijo.

Por Denis Rogatyuk

DR: Me gustaría hablar sobre la plataforma de Jean-Luc Mélenchon, el principal líder de la izquierda en Francia y también sus propuestas claves. ¿Cuál realmente es el mensaje de la candidatura de Jean-Luc Mélenchon? ¿Qué tipo de mensaje está transmitiendo él al pueblo de Francia?

CR: En lo fundamental está su programa que es el Programa para la Unión Popular. El futuro en conjunto. Aquí se encuentran todas las medidas de lo que ha sido calificado como uno de los mejores programas políticos presentados en estas elecciones.

O sea, todos pueden criticar lo que quieran a Mélenchon, pero lo que no nos pueden criticar es la seriedad y la profundidad de cada una de las medidas que están en este programa, más de 600 medidas, es un programa de Gobierno, es un programa con prioridades absolutas, urgencia económica, urgencia ecológica, urgencia social y la urgencia política. Tú vas a tener y entender por qué pedimos la sexta República con urgencia, por qué pedimos, entre otras medidas, referéndum revocatorio, por qué pedimos la participación de referendos ciudadanos de manera permanente como una forma de hacer construir junto con el pueblo, con nuestro pueblo, este trabajo.

Ahora, en la urgencia social estos años han sido fatales, los cinco años, este país tiene millones de pobres, millones de cesantes, hay seis millones de personas que están mal alimentadas, que acceden a lo que se llama la ayuda alimentaria y eso no puede ser en el sexto país más rico del mundo.

Entonces, urgencia social, bloquear los precios de los productos de primera necesidad, fijar un límite a los arriendos porque el que ha viajado a París sabe y el que ha viajado a Francia, cualquier parte, los precios de la locación son un escándalo, lo que se hace con la especulación financiera, poner un plafondo también a la electricidad, al agua, al gas, un salario mínimo de 1400 euros net por persona, ese es el salario mínimo.

Nosotros pedimos una beca para los estudiantes y una ayuda de solidaridad para las personas de la tercera y cuarta edad que serían mil euros por mes.

Esas son las medidas en lo que se llama el poder de compra, la urgencia social.

Hay medidas como muy interesantes que son importantes decírtelas, son mil euros para todos los estudiantes, lo que queremos es que los estudiantes en este país se dediquen a estudiar y no sean explotados trabajando y haciendo miles de trabajos para poder estudiar, por lo tanto, eso se va a pagar con un mecanismo que hemos llamado la herencia social. O sea, todo patrimonio arriba de 12 millones de euros tendrá una cuota de impuesto, que eso hará una bolsa de capital que podrá ir en beneficio de los estudiantes.

Ahora, una jubilación digna, eso es fundamental, la jubilación a los 60 años y aquí han habido serios escándalos con el tratamiento de las casas para ancianos que se han convertido en un verdadero lucro y el dinero que invierte cada familia para que estas instituciones privadas reciban a sus familiares, a nuestro padres, a nuestros abuelos, es impresionante. Acaba de haber un escándalo pero terrible, pero descubrimos miles y miles de millones en especulación con la cuarta edad, con las personas de mucha edad, entonces queremos eliminar eso de que sea privado, esto tiene que ser una atención social. Tiene que ser un tema del conjunto de la sociedad, y esos son como medidas claves.

Fundamentalmente el tema ecológico para nosotros soberanía alimentaria, planificación, la prohibición total del glifosato y la interdicción total de estas industrias que provocan tanto daño hoy día, tres mil pollos, veinte mil pollos que crían por minuto, y que contaminan cancerígenamente a todo el mundo.

Entonces, la colectivización de bienes comunes y el tema de los bienes comunes es clave en el proyecto.

DR: Mucho tiempo ha pasado desde la primera presencia del movimiento de los Chalecos Amarillos. ¿Cómo está el panorama político en Francia ahora? Porque imagino que después de los dos años de la pandemia y crisis económica-social, también se produjo bastante fragmentación política.

CR: Absolutamente, tienes razón en recordar que el movimiento un poco si tú sigues la historia Chile, con la subida de los pasajes, el tema de la movilidad urbana, Túnez, el Líbano, y Francia, tuvo que ver mucho con estos temas de movilidad fundamental, o sea, los precios, el bolsillo de cada uno está tocado absolutamente cuando hay alza de la bencina, que era el caso de la revuelta de los Chalecos Amarillos, eso ha sido históricamente una reivindicación que ha seguido la lucha, con Covid o sin Covid. El movimiento por supuesto no es el amplio movimiento de los Chalecos Amarillos que había, ha estado mucho más bajo, vino el Covid entre medio, pero sigue integrado las reivindicaciones de los Chalecos Amarillos.

Creo que eso ayudó mucho a que también nuestro proyecto, la dinámica de la Unión Popular, y ahí yo quisiera explicar qué es lo que es la Unión Popular, hay el Parlamento de la Unión Popular y nuestra campaña en la estrategia de la Unión Popular, o sea, había dos opciones, la unidad de la izquierda o ir a buscar la unidad de nuestro pueblo.

La unidad de la izquierda era una unidad por arriba, institucional, una sumatoria de letras, sabiendo de que prácticamente no había izquierda, no había quedado izquierda después de lo que pasó con Hollande, más de la mitad del Partido Socialista, la mayoría de sus cuadros se fueron con Macron, abandonaron absolutamente su proyecto de Partido Socialista. El Partido Comunista estaba extremadamente bajo y a uno por ciento de votación de lo que fueron 39, 27, 28, y entonces el panorama mismo de la izquierda estaba en juego. La ida de la Unión Popular y el Parlamento Popular en nuestra estrategia es poder juntar a los movimientos sociales, asociativos, sindicales, políticos, y agruparlos en torno al proyecto del futuro en común.

Aquí no se trata de las personalidades de Mélenchon, se trata de sumarse a las ideas y al proyecto político de El futuro en común y, en ese sentido, hasta la hora es grandioso lo que se ha hecho con este programa llamado Unión Popular.

Entonces, la fragmentación cuando me preguntas sobre los efectos del Covid, de la guerra hoy día, es inimaginable el esfuerzo que se ha hecho para poder estar a 16 % hoy día, estamos a 16 %, estamos a dos, tres puntos, de poder pasar a la segunda vuelta.

DR: Sería bueno hablar justamente sobre el tema de las diferentes candidaturas. Por un lado, por la derecha vemos tres candidaturas más potentes, vemos que la derecha junta sí tiene bastante fuerza política social, pero por otro lado esas fragmentaciones y este tipo de conflictos entre ellos. Entonces, ¿qué significa esta fragmentación entre ellos y quién es el más probable a ser el representante supremo de la derecha?

CR: Es una muy buena pregunta porque Eric Zemmour hay que saber que era un cronista de un canal de televisión con una connotación bastante de derecha y durante mucho tiempo se llamó BFN, por el Frente Nacional que era el frente de Marine Le Pen, que después se cambió de nombre, que se llama Renovación Nacional.

Hay que saber que Zemmour dice que Marine Le Pen es una mujer de izquierda, para que tú veas el nivel de descomposición entre ellos, pero el nivel sobre todo de violencia de esta extrema derecha con un discurso extremadamente, yo diría, el otro día lo conversábamos con unos amigos periodistas mexicanos, intelectuales mexicanos, cómo llegaron a instalar esta idea de absoluta normalidad con el discurso de que los extranjeros son responsables y culpables de todo, decir que todavía no hay tantos muertos en el Mediterráneo, decir que la inmigración es igual a criminalidad, o sea, el discurso populista, del descontento, lo trataron de llevar a su campo y en el caso de Marine Le Pen lo maquilló bien y fue una operación bastante bien hecha, no olvidar que Marine Le Pen es hereditaria absoluta de las ideas de Jean- Marie Le Pen que es su padre, del Frente Nacional y de las posiciones más conservadoras, desde el punto de vista de agresivas, de la convivencia de la sociedad francesa, una guerra absoluta, al árabe, el islam, el enemigo.

Otro elemento que no hay que olvidar es que ellos son en el fondo oligarquías escondidas, porque hablan a nombre del pueblo pero no quieren ni salario mínimo, ni jubilación a los 60 años, todo lo contrario han ido aumentando hasta 65, 67, o sea, el modelo neoliberal en su esplendor lo que está en juego en esas tres derechas, no se toca el modelo económico, lo que está en juego es quien quiere hacer desaparecer a los extranjeros, al inmigrante.

Zimmour tiene unas ideas que son homofóbicas, contra las mujeres, es de un primitivismo absoluto, en términos valóricos, que uno se pregunta dónde quedó ese proyecto de libertad, igualdad y fraternidad que era por lo que todo el mundo conocía a Francia.

Entonces, una derecha muy desdibujada, no es el golismo, no es la derecha ni de Sarkozy, de hecho Sarkozy no ha dado ni ha manifestado el apoyo a esta candidata. Ellos escogen a la peor candidata, una candidata del consenso que nadie se esperaba pero no ha podido ni tiene ningún liderazgo, y tú tienes ese escenario de Macron compitiendo con Marine Le Pen  y con Zemmour para ganar los votos de la derecha dura.

La existencia misma del lavado de imagen de Marine Le Pen es en mi opinión una operación bastante acertada, que hacen desde la derecha para limpiar esta mujer y ponerla versus Macron, porque el escenario que ellos quieren ideal es Marine Le Pen. El fascismo, ahora el fascismo es lo peor, pero a ella la han transformado en una paloma absoluta pata que pueda competir con este hombre que llega a salvarnos del fascismo, del racismo, de la exclusión, el mismo escenario, imagínate tú, cinco años para volver a la misma escena.

Lo que no contaban era con la astucia de nuestra tortuga, la tortuga Mélenchon, le dicen la tortuga porque avanza de a poco, y estamos disputando la posibilidad real de llegar a la segunda vuelta.

DR: También vemos que hay cierto tipo de fragmentación en la izquierda porque hay cuatro candidaturas, si incluimos la de la Francia Insumisa, el Partido Comunista y dos candidatos trotskistas. ¿Cómo ve usted este panorama y si tal vez haya alguna posibilidad de una formación, de un frente popular?

CR: Hay otros dos candidatos que se te olvidó que son importantes, en mi opinión, en el escenario, uno es Anne Hidalgo del Partido Socialista y el otro el de los Verdes, Yannick Jadot, que en la lógica todo ese mundo debiera estar cercano o podríamos hacer cosas en conjunto, fue lo que fuimos tratando de hacer porque con los verdes nosotros hicimos antes de las elecciones regionales una cantidad de operaciones para estar juntos, participar juntos, incluso dimos muchas cabezas de lista para que pudieran ejercer y participar de igual a igual todo el mundo.

Esas experiencias se realizaron, fueron nefastas, y hubieron todos los intentos para poder por arriba crear un gran frente, que todo el mundo sueñe con esto de la unidad de la izquierda, pero nos fuimos dando cuenta rápidamente que no había ninguna intención de hacerla, y que cada uno decía «voy a pensarlo», «vamos a ver con quién apoyar pero yo presento mi candidatura».

El Partido Socialista no tiene por dónde crecer porque Macron ocupa el espacio de centro, lo que hace Hidalgo es que hace una campaña más a la derecha de Macron y con el objetivo de golpear y golpear a Mélenchon, o sea, nada con nosotros, porque Macron recupera todo ese espacio político de centro y de derecha, entonces no tienen espacio para crecer.

Un Partido Socialista además que entre ellos mismos se autodestruyen y no se apoyan. En relación al Partido Comunista este quiso y tiene su derecho absoluto de presentar a un candidato propio. Ellos habían reclamado, en un momento, pensado de que cuando estaba el frente de izquierda de ese tiempo, hoy día le tocaba un candidato del PC liderar la fuerza de la izquierda, pero no fueron capaces de sumar y se presentaron solos y nosotros respetamos eso, pero pensamos de que pone en riesgo por supuesto el voto vital, no es un voto útil, es un voto vital que tiene significado para nosotros en el sentido de que la izquierda no puede no estar presente en la segunda vuelta.

El caso de la extrema izquierda es muy interesante escucharlo porque ellos dicen nosotros no queremos, y sabemos que no vamos  a ganar, pero queremos pelear por nuestra idea, entonces bueno sí ya Mélenchon pasa a la segunda vuelta por supuesto que vamos a apoyarlo, pero si no pasa al menos nosotros respondimos nuestras ideas, pero no hay ninguna, ni capacidad para gobernar, no les interesa, todo esto es burgués y todos son enemigos, ninguno es obrero, el obrero es el actor principal cuando nosotros decimos que el actor principal es el pueblo, el pueblo organizado en función de poder luchar por sus bienes comunes.

Entonces, tú ves las rupturas son bastantes fuertes, pero hemos dicho que si pasamos a la segunda vuelta todo el mundo es bienvenido, todo el mundo y todos los partidos políticos a sumarse y a apoyar porque esa va a ser una pelea muy fuerte, pero tengo serias dudas de que el Partido Socialista, en este caso Anne Hidalgo, como nos ha tratado, como nos ha golpeado, venga de la noche a la mañana a decir «vamos todos juntos».

Y para nosotros hay que entenderlo, nosotros no olvidamos más los treinta años de neoliberalismo en este país, pero no olvidamos sobre todo los años de Hollande que fueron absolutamente de traición, una especie de concertación bis en el caso chileno, siempre lo digo, imposible poder hacer una unión de letras como si aquí no ha pasado nada, entonces todo lo que ha sido la lucha de América Latina contra el neoliberalismo están en pleno escenario aquí los mismos temas. La jubilación, privatizar la salud, la educación, y si tú ves a Macri, a Piñera, a lo que fue antes de AMLO, si tú ves lo que es Bolsonaro, tú dices pero y qué le pasó a estos, han olvidado todas las luchas de los años noventa y vuelven a instalar el mismo modelo.

Entonces, radicalmente nuestro proyecto es diferente, pero radicalmente no porque seamos de extrema izquierda como nos llaman, radicalmente porque la urgencia, los expertos del mundo en tema climático, en tema ecológico, dicen que no tenemos más que diez años para una bifurcación absoluta de este modelo económico. Entonces si tu quieres no es un tema de sumar letra y de punto, aquí hay una urgencia y hay que responder radicalmente con propuestas.

Estaba pensando, tú me dices, las medidas y nosotros sabemos cuánto va a costar cada una de las medidas del programa, este programa está cifrado y, por ejemplo, en lo que tiene que ver con la gratuidad de la escuela y de la enseñanza superior nosotros podemos saber que el costo neto total son 8.5 millares de euros, si estamos hablando de medidas como el tema de los impuestos sobre la sociedad, sobre la reconstrucción del hospital público que está completamente en desmesura, aquí punto por punto, medida por medida, tenemos no solamente la idea, el programa ,el financiamiento, sabemos de dónde puede venir el dinero, pero además tenemos el personal, los equipos y los cuadros que puede asumir eso.

Esa es la fuerza que está subiendo hacia esta posibilidad de poder estar en segunda vuelta pero la guerra contra nosotros es total.

DR: ¿Qué cree que las fuerzas de izquierda actuales que están compitiendo ahora en la campaña presidencial puedan aprender del ejemplo de Chile, de esta unidad de izquierda?

CR: A nosotros nos gustaría y la hemos solicitado en toda las oportunidades posibles, la pedimos de todo corazón. Nos hemos dirigido varias veces directamente al Partido Comunista, a los líderes incluso más significativos del Partido Socialista, hemos hecho todo lo posible por alianzas con los verdes, pensamos que es una posibilidad todavía y que ojalá y que se logre sumar lo máximo que podamos.

Hay muchas personalidades, más que la etiqueta de los partidos, muchas personas, muchos movimientos que han ido llamando estos últimos quince días a decir aquí hay un solo voto urgente y es el voto contra este fascismo en la cabeza, estos proyectos de sociedad tan excluyentes como son la derecha dura y la extrema derecha. Entonces tenemos todavía dos semanas, una campaña dinámica, acaba de salir un juego video, miles de caravanas por el país, hay reuniones todos los días, reuniones públicas, 200, 300, 400 personas, acabo de llegar de Marsella, 35 mil, 40 mil personas, Lyon 15 mil, después Lille y una campaña simultánea con el hologan, porque ha sido una campaña muy dinámica en las redes sociales y esto va a ser una sorpresa del hologan en 11 ciudades simultáneas este martes y hoy día recién aparecen los spots publicitarios, de campaña, entonces bueno esperamos seguir creciendo y esperamos que mucha gente de esta fuerza de izquierda sean bienvenidos.

Mélenchon es un hombre profundamente futurista y tecnológico, él usa mucho las redes, somos los primeros en usar TikTok, Instagram, y no es solamente por un tema político es un convencimiento, de hecho los jóvenes de 18 a 24 años son los primeros que cuando tu preguntas por quién votan, Jean-Luc aparece como el favorito. Entonces, tenemos dos desafíos, los jóvenes que vayan a votar, hay dos millones y medio nuevos inscritos en la listas electorales, por lo tanto, eso puede cambiar, nosotros tuvimos siete millones de votos la vez pasada, nos faltaron 600 mil votos para pasar a segunda vuelta y ahora se han inscrito los jóvenes masivamente, pero también los barrios populares, y yo creo que tú has seguido lo que ha pasado en Honduras, en Chile, el tsunami de AMLO, cuando gana AMLO es porque hay un tsunami de los barrios que van a votar por él y nuestra clave está ahí.

En estos momentos, cuando yo te estoy hablando hay caravanas populares, que son caravanas que van en camionetas, conversan con la gente, lo inscriben, lo ayudan al tema de la inscripción electoral, pero estos últimos días nos hemos dedicado al tema en los campos y en las ciudades a motivar a la gente a ir a que decida de una vez por todas su voto.

Europa en este momento tu prendes la televisión y lo único que hay es Ucrania y Rusia, y a muchos les interesa, sobre todo creo que a Macron, le interesa mucho que el tema fundamental no sea el balance de los cinco años, porque su programa de gobierno ¿cuál es? Es a profundizar lo que ha hecho en cinco años, no hay otro, son cinco años, no hay ningún programa, no tenemos ninguna medida nueva, salvo la jubilación a los 65, entonces si usted vota por Macron usted sabe que va a trabajar más, va a ganar menos y va a salir jubilado más tarde. No es ninguna novedad.

Entonces la guerra llega feliz para olvidar todo lo que está pasando.

DR: Me gustaría finalizar la entrevista sobre el tema de las relaciones internacionales porque hay propuestas muy interesantes de Mélenchon. ¿Cómo será la relación exterior?

CR: Primero por una Francia independiente, soberana y no alienada. En esto, aquí está el programa de la parte internacional con 18 páginas, que está al alcance de todo el mundo, porque es extraído del programa.

Yo voy a ser concreto, los pilares en que se funda la diplomacia de Mélenchon tendrían estas características. Primero, independencia diplomática de Francia, rechazo al libre intercambio y la guerra económica generalizada, la instauración de un proteccionismo solidario y de solidaridad con los pueblos, eso para nosotros es una base fundamental y que responde al tema de, por ejemplo, por qué migran los migrantes, nadie emigra porque quiere si no porque hay necesidad, pobreza, extrema pobreza, hay países sin futuro, hay continentes sin futuro, entonces la ida del proteccionismo solidario y de la solidaridad con los pueblos tiene que ver con ayudarlos en la raíz, o sea, ayudar a los pueblos en el tema del desarrollo también y eso es financiero, económico y político.

Ahora, damos mucho peso al tema centrado en la ONU, o sea, la geopolítica de los tiempos de incertidumbre ecológica como la que estamos viviendo y el tema del Covid, por ejemplo, tú te diste cuenta cómo no hubo prácticamente respuesta mundial sino sálvese quien pueda, y respuesta país por país, nosotros no hemos olvidado cuando no teníamos ni máscaras, oxígeno, medicamentos, no tuvimos nunca vacunas, dependencia en absoluto con países, pensamos que ese escenario tiene que cambiar y centrarse en la urgencia de una seguridad colectiva para el conjunto del planeta y eso la ONU es el ejemplo. La ONU versus la mal llamada comunidad internacional y aquí voy a los Grupos de Lima, a la comunidad internacional contra Cuba que no respeta la resolución de la ONU que llama a parar el bloqueo, en fin.

Ahora en esta perspectiva decimos salida de la OTAN, la OTAN es un instrumento bélico, nosotros no tenemos nada que hacer ahí, por lo tanto, es muy importante la fase uno, salir del comando militar de la OTAN, porque la OTAN está dirigida desde EE. UU. y no es solamente porque está dirigida desde EE. UU. es que nosotros no necesitamos ese instrumento bélico que ha servido solamente para poner en guerra uno y otro, y contra otros, y el otro elemento importante es decir que Francia está presente en los cinco continentes y en todos los océanos del mundo, por lo tanto, una diplomacia alter mundialista, una con un fuerte componente ecológico donde somos segundo territorio marítimo del mundo.

Nosotros tenemos que tener un horizonte de integrar la defensa de los bienes comunes universal en la agenda de las acciones de soberanía de cada relación que nosotros vamos a ir estableciendo con países, reforzar el no alineamiento, que no significa que no tener una opinión sino respetarla y hacerla valer.

Esta Francia no puede seguir dependiendo de… Tú sabes que todo el comando militar, los equipos de la armada de tierra funcionan con los GPS americanos, no tenemos ninguna soberanía en torno al tema central, en la armada de tierra, por lo tanto, los grandes bienes de la humanidad, aire, agua, oxígeno, el clima, el espacio, tiene que rodearlo una política de diplomacia de nuevo equipo y eso es lo que pensamos y en Europa hacer valer el derecho a veto, y una Europa completamente diferente a la que se nos ha presentado.

África, la francofonía muy fuerte para nosotros, una nueva relación con África y reforzar por supuesto sur a sur con América Latina que tu conoces la vieja tradición, y la amistad que tiene Jean-Luc con todos los pueblos de América Latina y con sus líderes.

AMLO ha sido una maravilla, lo que le hace al Parlamento europeo es magistral, cuando le responde sobre ese voto y acaba de saludarnos el candidato por Colombia, Gustavo Petro, donde dice algo muy lindo «si Francia cambia, cambia el mundo», y eso es lo que nosotros deseamos, si podemos aportar ahí y si Francia puede comenzar el ciclo y después va Gustavo Petro, y Lula creo que tenemos otro escenario que podemos contribuir a la paz, profundamente a la paz y detener esta guerra que es muy grave este conflicto, ojalá no se transforme en la tercera guerra mundial.

Todos los hijos de franceses que escuchen esta emisión en los países que llega que se levanten a votar ese 10 de abril para poder ganar.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬